PJ bonaerense: Martín Insaurralde acelera el desembarco de Máximo Kirchner y se tensa la interna con Fernando Gray

El intendente de Lomas de Zamora estuvo en el interior para apuntalar la candidatura del diputado nacional en la presidencia partidaria. Además, mueve su estructura mientras también busca ordenar en los distritos opositores

Martín Insaurralde durante su recorrida en Lobos
Martín Insaurralde durante su recorrida en Lobos

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, empezó a ponerle el cuerpo a la estrategia que diseñó en los últimos meses del año pasado para que el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, sea el próximo presidente del Partido Justicialista bonaerense en espejo con la idea de que el Alberto Fernández asuma la conducción del PJ, pero en el orden nacional.

El lomense es uno de los garantes para el desembarco de Kirchner en el partido que hasta la fecha conducen el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, en tándem con su par de Esteban Etchevarría, Fernando Gray. Insaurralde fue quien boceteó el plan desde el seno de los intendentes, empezó a contactar jefes comunales y juntar voluntades en el diverso territorio bonaerense para apurar la llegada del diputado nacional. Ahora decidió también salir al territorio con triple misión.

Al filo de la semana pasada, Insaurralde pasó por el municipio de Lobos. El distrito anclado en los márgenes de la tercera sección electoral es gobernado desde diciembre de 2015 por el radical Jorge Etcheverry. El intendente de Lomas llegó escoltado por su mano derecha, el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, y el senador provincial –también de su entorno- Adrián Santarelli.

Allí, el intendente de Lomas se reunió con militantes del PJ local en busca de una cara visible para recuperar ese distrito en 2023: anfitrionados por el ex intendente Rubén “Tacho” Sobrero, empezará a trabajar junto al presidente del Partido Justicialista de la ciudad, Javier Indelicato y el presidente del bloque de concejales del Frente de Todos, Martín Ariel Carriquiry, para acomodar el espacio con vistas a la competencia electoral.

Máximo Kirchner con el actual presidente del PJ, Fernando Gray
Máximo Kirchner con el actual presidente del PJ, Fernando Gray

La estrategia es algo similar a la adoptada en las elecciones del 2019, cuando Insaurralde junto a Otermín pusieron el foco en tres distritos que gobernaba Cambiemos pero que entendían que el peronismo podía recuperar una vez ordenada la interna: San Vicente, Pilar y Quilmes. Hubo un total acompañamiento a Nicolás Mantegazza en el distrito de San Vicente, lo mismo en Pilar con Federico Achával y una articulación constante con Mayra Mendoza y La Cámpora en la campaña de Quilmes. Hoy los tres distritos están gobernados por el peronismo.

En Lobos, Insaurralde y los suyos plantaron tres temas: el proyecto que impulsa el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para modificar el piso del pago en Impuesto a las Ganancias y que se eleve a 150 mil pesos, el desembarco de Máximo Kirchner en el PJ bonaerense y el respaldo a la campaña de vacunación nacional y provincial. Fue la primera de futuras paradas que hará el lomense. Por pedido de Kicillof, Otermín ya venía recorriendo. Generalmente lo hace junto al presidente del bloque del FdT en la Cámara de Diputados, el camporista Facundo Tignanelli. Este fin de semana, por ejemplo, estuvieron en Monte Hermoso.

Antes de su recorrida por Lobos, el jefe comunal de Lomas también mantuvo un encuentro con Massa, por el proyecto de ganancias. Acordaron la militancia a la iniciativa. Un día después a esa foto pasó por La Plata y se reunió a solas con el gobernador bonaerense Axel Kicillof

Hasta el momento, el plan de un PJ bonaerense con Máximo Kirchner a la cabeza avanza aunque a una velocidad no deseada. Sucede que Gray resiste y la relación con el mandamás de Esteban Echevarría es por demás esquiva. Cerca de Kirchner imaginaban para esta fecha que el diputado nacional ya estuviera en funciones al frente del PJ.

Ante el último movimiento del sector que pugna por Kirchner (una reunión por zoom a fines de febrero del Consejo del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires donde se recolectaron algunas voluntades más para la designación del líder de La Cámpora), Gray fue al tribunal electoral para suspender las elecciones internas, pero el flamante juez federal electoral de la provincia de Buenos Aires, Alejo Ramos Padilla, rechazó la medida cautelar. Ahora, Gray -como lo explicó ante Infobae- irá por más y recurrirá ante la Cámara Nacional Electoral para sostener su mandato hasta diciembre del 2021.

SEGUIR LEYENDO