Al aire libre y en escuelas: cómo será el operativo que prepara el gobierno bonaerense para cuando comience la vacunación masiva contra el COVID-19

Las autoridades de la provincia de Buenos Aires tienen previsto realizar esta semana los simulacros con el objetivo de prepararse para cuando lleguen más dosis de la vacuna

(REUTERS/Agustín Marcarián)
(REUTERS/Agustín Marcarián)

Si bien recién este sábado llegó a la Argentina la segunda dosis de la Sputnik V, que será destinada a los trabajadores de la salud, que como estaba previsto fue el primer grupo de la sociedad en ser vacunado contra el coronavirus en el país, en la provincia de Buenos Aires ya se preparan para lo que será la segunda etapa de esta campaña, cuando se tenga que inmunizar a los mayores de 60 años, a las personas con alguna enfermedad de riesgo, y a los empleados de seguridad y de la educación.

Se tratará de un operativo mucho más complejo al que se está llevando adelante actualmente, debido a la cantidad de gente involucrada que, a su vez, en algunos casos, son pacientes más vulnerables y con mayor índice de mortalidad si se contagian.

De acuerdo con lo que tienen previsto las autoridades bonaerenses, “antes de fin de mes va a estar llegando la Sputnik V en cantidades más masivas”, por lo lo que “a partir de esta semana ya empiezan los simulacros” para que, cuando llegue el momento de avanzar a la siguiente fase de la vacunación, se haya “reducido al máximo las posibles eventualidades que podrían llegar a suceder”.

Así lo detalló el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, quien precisó que, en este marco, se están “preparando unas 350 escuelas de todos los distritos” que serán los lugares donde se llevarán adelante los operativos “en la escala que viene a continuación”.

Nicolás Kreplak explicó cómo será la campaña masiva de vacunación en la Provincia


“Armamos unos equipos especiales para esto, hicimos un curso y capacitamos a más de 30 mil nuevos vacunadores para esta ocasión. No queremos juntar a la gente en los centros de salud, porque pensemos que estaremos llevando a los mayores de 60 años o que tienen factores de riesgo, que son a los que les pedimos desde un principio que se quedaran en sus casas”, explicó el funcionario.

En diálogo con C5N, Kreplak adelantó que “todo el proceso administrativo” se va a hacer “en la vía pública” para que las personas estén “más aireadas”, y aseguró que en esos sitios “va a haber gazebos y sombrillas para que (quienes están esperando a ser atendidos) no tengan el sol de frente”.

“Allí se comprobará también que la persona no esté enfermo y, después, solo se ingresará a la escuela para estar al lado del freezer (donde se guardan las dosis). Ahí se hará la vacunación y después saldrán afuera, donde se les entregarán los papeles para el próximo turno”, agregó.

Además, el viceministro destacó que “en cada uno de esos 350 lugares hay congeladores, grupos electrógenos, sistemas de seguridad, termómetros digitales y equipo de logística para controlar el frío” de las vacunas.

“Mientras antes vacunemos a estas personas, mejor. Queremos que sea antes de que empiece el invierno esto, de manera tal que entre febrero, marzo y abril podamos tener a esta población cubierta, si todo se da como lo estamos previendo, para que en el caso de que haya una segunda ola (de contagios), como ha sucedido en muchos países del mundo, no nos agarre con estas personas descubiertas”, resaltó.

El viceministro bonaerense también habló sobre el posible retorno de los alumnos a las escuelas


Por otra parte, el funcionario también se refirió al comienzo del próximo ciclo lectivo y al posible retorno de los alumnos a las escuelas, luego de un año de educación a distancia producto del COVID-19. En este sentido, advirtió que ”por lo menos en un principio, no vamos a tener clases normales, como siempre las conocimos”.

“Va a ser como vimos en muchos países del mundo, con alguna cosa dual para ir gradualmente recuperando las actividades y, a medida que se pueda ir desarrollando el esquema de vacunación y se pueda controlar la pandemia, se irá mejorando la presencialidad”, sostuvo.

En esta línea, Kreplak cuestionó la decisión que tomó el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de comenzar con las clases el 17 de febrero, al considerar que “es muy importante que uno trabaje con una realidad que pueda manejar”, por lo que opinó que “tomar definiciones a un mes y pico de distancia, es muy difícil”.

No obstante, aclaró que “todos” los mandatarios quieren “con muchas ganas que se recuperen las actividades presenciales en las escuelas” y garantizó que la administración bonaerense también tiene “muy buenas ideas, interesantes e innovadoras, que ojalá se puedan comunicar como algo efectivo que está sucediendo en un futuro”.

Por último, Kreplak aclaró que la Sputnik V no se trata de “dos dosis de la misma vacuna, sino que son dos distintas y complementarias”, y remarcó que “lo que es muy importante” es que la segunda aplicación debe darse “a partir del día 21 (posterior a la primera) porque antes de eso no es bueno porque la capacidad de generar respuesta inmunológica no es tan buena”.

“Ahora, también puede ser luego de ese tiempo. Si a uno le toca el turno unos días después, no tiene que angustiarse, no va a perder inmunidad, la eficacia es la misma, hay que quedarse tranquilo con eso”, cerró.

Seguí leyendo: