Alberto Fernández envió a tres ministros a la Cámara de Diputados para dar señales de unidad y un fuerte respaldo a la votación del impuesto a la riqueza

Guzmán, Kulfas y Arroyo se reunieron con Sergio Massa y Máximo Kirchner y después siguieron la sesión desde el recinto. Se sumaron intendentes, funcionarias y Cabandié

aargento@infobae.com
Sergio Massa recibió a los ministros Guzmán, Kulfas y Arroyo
Sergio Massa recibió a los ministros Guzmán, Kulfas y Arroyo

A las 20.20 el ministro de Economía, Martín Guzmán, ingresó al Salón de Honor en la Cámara de Diputados. Media hora después se tomaron una foto simbólica con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; con el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner; con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; con Malena Galmarini, presidenta de AYSA y varios intendentes como Mayra Mendoza (Quilmes), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Nicolas Mantegaza (San Vicente), el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense Federico Otermin; la titular de Anses, Fernanda Raverta, y la del PAMI, Luana Volnovich. La orden en el Gobierno fue respaldar el aporte solidario extraordinario antes de la votación de la media sanción y coordinaron todo directamente el presidente Alberto Fernández con Máximo Kirchner. Todos los que se tomaron la foto están participando de la sesión.

Guzmán y Massa estuvieron unos días aislados después de reunirse con los representantes del FMI cuyo jefe de misión tuvo un resultado positivo del test de COVID, test que vuelto a realizar dos veces dio dos veces negativo. De todos modos más allá de esa situación que puso nervioso al presidente de la Cámara de Diputados, la foto fue una decisión política: desalentar versiones sobre diferencias entre ellos respecto al Presupuesto 2021 y sobre el apoyo unánime del Frente de Todos a un impuesto que idearon Máximo Kirchner, jefe del bloque del Frente de Todos y Carlos Heller. El tratamiento se postergó durante varios meses para priorizar algunas iniciativas de consenso.

La semana pasada Guzmán estuvo en un palco de la cámara de Senadores. El jueves último no se sancionó la ley porque unos días antes un asesor del Frente de Todos descubrió el faltante de 22 planillas con las obras acordadas entre la Cámara de Diputados y gobernadores para sumar votos al Presupuesto. La única manera de enmendar el error fue volver a enviar la ley a Diputados y ratificarla, completa. Eso ocurrió hoy. Pero el trámite demandó antes casi dos horas de chicanas y mociones de orden y apartamientos del reglamento como el que solicitó Fernando Iglesias, del PRO, que propuso expresar el beneplácito del cuerpo con la votación de Argentina en la ONU a favor del informe de Michelle Bachelet sobre la violación de derechos humanos en Venezuela. El oficialismo rechazó el proyecto de resolución pero Iglesias obligó a una votación nominal que dilató el inicio del orden del día.

A esa hora Massa estaba aún en Tigre, a la espera del resultado del nuevo hisopado de Luis Cubeddu, jefe de la misión del FMI. Liberado de la obligación de guardar aislamiento se fue después de las cuatro de la tarde al Congreso donde se reunió a solas con Álvaro González, del PRO, que como vicepresidente Primero del cuerpo presidió el inicio de la sesión.

A las 20:40 González intentaba calmar los ánimos en el recinto agitado por un acalorado discurso de Leopoldo Moreau cuando frente al despacho de Massa se tomaron la foto ministros, Massa, Kirchner, intendentes y funcionarias con origen en La Cámpora. Varios de los participantes de esa postal inédita coincidieron en señalar que el objetivo fue mostrar unidad, apoyo y el consenso de todos los sectores integrantes de la coalición de Gobierno respecto al impuesto tan fuertemente cuestionado por Juntos por el Cambio y por algunos sectores empresarios y financieros.

“Es un excelente gesto de la unidad del Gobierno” señaló un vocero que aseguró que el oficialismo busca mostrar una agenda de salida postpandemia. Por eso los ministros y funcionarias convocados son el reflejo de los sectores que se beneficiarán con los $ 300.000 millones que se esperan recaudar con la ley. Es decir: subsidios y créditos a pymes, relanzamiento del plan PROGRESAR para jóvenes estudiantes, urbanización de barrios populares con obras, además de la inversión en gas. Y está Guzmán, de quien decía resistía el aporte solidario. Y los responsables de áreas sociales (PAMI, ANSES y Desarrollo) como una imagen ‘antiajuste’.

Después de la reunión en el Salón de Honor y de la foto, todos ingresaron juntos al recinto, donde Massa retomó la sesión, agradeció a Alvaro González y a los ministros e intendentes a quienes nombró uno por uno.

Los ministros se sentaron a la derecha del estrado, cerca de Massa, y los intendentes en los palcos. Un rato después se les sumó un cuarto ministro, Juan Cabandié, de Ambiente y Desarrollo Humano, a quien cuando ingresó el presidente del cuerpo agradeció y saludó.

Como dato color, no faltó quien notara que Raverta llevaba camisa verde, justo en el día en que el presidente Alberto Fernández envió al Congreso el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo y el de los 1000 días. Mayra Mendoza llegó con remera blanca con una imagen del ‘Nestornauta’ una imagen de Néstor Kirchner con escafandra como el personaje de la historieta El Eternauta. Sólo Kulfas y Massa se mostraron de traje y corbata. Incluso así se vistió el presidente del cuerpo para sumarse a la primera parte de la sesión desde el living de su casa cuando aún no tenía los resultados de los hisopados del jefe de la misión del Fondo Monetario.



MAS NOTICIAS