El Gobierno no descarta tratar este año la ley de aborto

La Ministra de las Mujeres y Géneros dijo que “el proyecto está listo desde el mes de marzo” y que no se avanzó aún por la pandemia

smercado@infobae.com
Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad.
Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

“El proyecto de ley (de despenalización del aborto) está listo desde el mes de marzo, lo anunció el Presidente en la apertura de sesiones ordinarias, de acuerdo a la promesa de campaña y las razones por las que no se trató todavía es por las dificultades que planteó la pandemia”, dijo la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad en Casa Rosada en declaraciones ante los periodistas acreditados.

Elizabeth Gómez Alcorta también expresó: “Recordemos que primero el Congreso estuvo sin funcionar y luego lo hizo con una agenda limitada y necesitamos que el Ministerio de Salud sea cabeza de este debate porque se trata de un problema de salud pública”. “Con la pandemia se hace difícil suponer que podamos poner al Ministerio de Salud a discutirlo”, explicó

“Sin embargo, no está descartado (que se pueda tratar), porque no podemos saber cómo seguirá la situación de la pandemia, creíamos que íbamos a estar a esta altura en mejores condiciones, y estamos todavía con un alza de los casos. No está descartado y el lunes, en el Día del derecho al aborto, seguro y gratuito, por las redes sociales el Presidente fue contundente al respecto y todo el Gabinete nacional lo acompañó, porque es un compromiso que está más fuerte que nunca”, agregó. Ante una consulta de si consideraba que el debate fuera presencial, declaró que “no, no es necesario”.

La funcionaria habló antes de la reunión de Gabinete económico que, antes de empezar a deliberar, la escuchó explicar el programa Nacional para la Igualdad de Géneros en el Trabajo, el Empleo y la Producción, Igualar, desarrollado por la Subsecretaría de Políticas de Igualdad de ese Ministerio, que tiene como objetivo reducir las brechas de género en el mundo del trabajo, que impacta negativamente entre las mujeres y personas LGBT.

Bajo la coordinación de Santiago Cafiero, el Gabinete económico está reunido en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada desde las 10 de la mañana. Participan la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, el ministro de Economía Martín Guzmán, el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, el ministro de Trabajo Claudio Moroni, el presidente del Banco Central Miguel Pesce y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

El programa Igualar se publicó hoy en el Boletín Oficial y apunta a las pequeñas, medianas y grandes empresas, también al sector público, el sindical, y el de la economía social o de la economía popular, que deberán incrementar la participación de las mujeres y las personas LGBT. Entre los fundamentos del programa se toman los indicadores laborales básicos que publicó el INDEC en su Encuesta Permanente de Hogares, que reconoce la existencia de una tasa de actividad con una diferencia de más de 20 puntos entre varones y mujeres (70.2% contra 40.2% respectivamente). Si se tiene en cuenta la tasa de empleo, se observa que los varones están empleados en una proporción mayor que las mujeres (64% y 43.9%, respectivamente).

“Si se tiene en cuenta la relación entre la edad y el género, se observa que la tasa de desocupación de las mujeres de 18 a 29 años se incrementa en 4,7 puntos porcentuales respecto a la de los varones de la misma edad”, sostiene el programa. Por otro lado, se afirma que “este diagnóstico implica reconocer que la desigualdad de géneros es un factor nodal de la feminización de la pobreza en la Argentina”.

Por eso, “nuestro punto de partida es reconocer que la desigualdad en el mundo del trabajo hoy está compuesta por un conjunto de brechas y problemáticas que atraviesan a la población argentina, y que se intensifican cuando se analizan estos indicadores desde la perspectiva de género”.

Seguí leyendo:

Se realizó un “pañuelazo virtual” en el Día Internacional por la Legalización del aborto

Martha Rosenberg: “En situación de pandemia, legalizar el aborto es más urgente que nunca”