El ingreso ilegal de ciudadanos chinos, en los archivos que los hackers robaron a Migraciones

Una carpeta reúne un pedido de investigación sobre presuntos procedimientos irregulares para obtener la residencia permanente y solicitudes de informes de varias embajadas y consulados

infobae-image

El hackeo de información que sufrió la Dirección Nacional de Migraciones sigue entregando material reservado desde que los ciberdelincuentes que intentaron extorsionar al Gobierno de Alberto Fernández para no revelarlos los publicaron en una plataforma rusa llamada DropMeFiles el jueves de esta semana.

Una de las carpetas que abarca 30 ítems y que figura bajo el nombre de “Escaneos” reúne un pedido de investigación sobre presuntos procedimientos irregulares para obtener la residencia permanente en la provincia de Corrientes de 78 ciudadanos chinos y, entre otros documentos, los pedidos de informes de varias embajadas y consulados para obtener datos sobre ciudadanos que se hayan radicado en nuestro país y sobre el movimiento de ellos, más que nada durante 2015.

El 16 de julio de 2014, la Dirección Nacional de Migraciones inició un expediente para investigar una denuncia por probable cohecho en la delegación correntina que estaba a cargo de Carlos María Ódena. Allí se especifica que además de Ódena estarían involucrados otros 5 empleados administrativos de esa dependencia. Al “modus operandi” de la maniobra se lo describe con el ingreso de ciudadanos chinos desde ciudades fronterizas a nuestro país (Pilar y zona de influencia en Paraguay) para trasladarlos luego a localidades de la provincia de Chaco como La Leonesa, Las Palmas y Puerto Bermejo. De allí se los derivaba a la capital chaqueña Resistencia donde se los alojaba en supermercados chinos.

infobae-image

Para obtener la ciudadanía argentina estas personas se presentaban en la delegación Corrientes con alguien de su misma nacionalidad que oficiaba de traductor y con un certificado de casamiento con una ciudadana argentina. Según se detallaba, a esas mujeres, jóvenes en su gran mayoría, se les ofrecía 7 mil pesos y mercadería de supermercados con la promesa de que una vez aprobada la residencia podían solicitar inmediatamente el divorcio.

El Departamento de Análisis de Información (DAI) investigó 20 expedientes de radicación efectuados en esa dependencia correntina y concluyó en que había unas cuantas irregularidades. Por ejemplo, siete pedidos eran por esposo/a en un período de apenas tres meses y cuyos matrimonios se habían producido muy poco tiempo antes. Además, cinco de esos extranjeros no poseían ingreso legal al país. Todos habían llegado desde Paraguay. Asimismo se destacan inconsistencias en la toma y en la carga de algunos expedientes. Hay, en las 36 páginas del archivo PDF bajo el nombre “Chinos CTES”, varias planillas de Excel, intercambio de mails internos entre funcionarios de Migraciones, gráficos y estadísticas sobre radicaciones en el país durante el período 2004-2014.

Un mes antes en el paso fronterizo de Paso de los Libres que conecta con Uruguayana, Brasil, Gendarmería Nacional había realizado un control en la Ruta Nacional 14 donde se descubrió que 11 chinos intentaban ingresar al país sin su documentación en regla y por eso fueron deportados.

Finalmente el 8 de noviembre de 2014 el Gobierno de Cristina Kirchner decidió la intervención en las oficinas de Migraciones de la provincia mesopotámica y desplazó a los funcionarios que allí trabajaban. El entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de quien dependía la Dirección de Migraciones, envió personal desde Buenos Aires en medio de un cerrado hermetismo oficial, en el marco de una auditoría interna que había solicitado la cartera política, tras una presentación penal que se concretó en el juzgado federal de Paso de los Libres por otra denuncia presentada por un empleado del organismo, Milton Guillermo Tolosa, contra Carlos Ódena, quien venía desempeñándose como delegado de Migraciones en Corrientes y Chaco. El diputado Gustavo Valdés de la UCR, en ese momento, hizo un pedido de informes a Randazzo porque según las denuncias esta situación entraría dentro del “tráfico de personas”.

infobae-image

Ódena volvió a la función pública en la Municipalidad de Corrientes. Y en mayo de 2017, según consignó la web Identidad Correntina, intervino en el secuestro de un colectivo que hacía campaña para la fórmula de ECO-Cambiemos que entonces integraban Tassano-Lanari.

Entre las estadísticas que se publican sobre las radicaciones permanentes resueltas entre 2004 y 2014 se observa que el listado lo encabezan ciudadanos paraguayos (2.131) y luego los siguen brasileños (366), bolivianos (239), colombianos (219), peruanos (89), uruguayos (71) y los chinos figuran en el séptimo lugar con 55.

En esa misma carpeta también hay pedidos de informes de las embajadas de Estados Unidos, México, Rumania, Brasil y Filipinas para conocer el movimiento de ciudadanos de esas nacionalidades dentro de Argentina durante 2015.

Seguí leyendo:

Coronavirus en Argentina: ¿hubo más muertes durante la pandemia que en años anteriores?

El atentado a la AMIA, la masacre de Avellaneda y un largo listado de casos que comprometieron a la Policía Bonaerense

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos