Reforma judicial: los cambios de último momento provocaron un cruce tenso entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau y la reacción de la oposición

El senador de Juntos por el Cambio cuestionó al oficialismo por los agregados para crear mayor cantidad de juzgados, que fueron informados minutos antes de la votación

El cruce de Martín Lousteau con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Al finalizar el debate, cuando el Senado se aprestaba a votar la reforma judicial, el kirchnerismo introdujo decenas de modificaciones en el proyecto judicial sin anticipar la jugada a la oposición. Era un hecho que se iba a votar la media sanción, pero los agregados provocaron un profundo malestar en la bancada de Juntos por el Cambio. Uno de los protagonistas fue el senador radical y portavoz de la bancada opositora, Martín Lousteau, quien presentó una moción de privilegio y mantuvo un cruce con la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, a raíz del imprevisto.

El descargo del ex candidato a jefe de Gobierno porteño arrancó luego de que la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, María de los Ángeles Sacnun, se puso a “leer unas modificaciones” en la reforma judicial, que implicaba en su mayoría la creación de nuevos cargos judiciales en todo el país. La lectura llevó más de diez minutos.

En ese momento, Lousteau pidió una cuestión de privilegio para “preservar el funcionamiento de la Cámara” y dijo: “Todos los senadores de la oposición nos estamos enterando de un montón de cambios. Hay casi 10 minutos de cambios del dictamen, entre los cuales hay un montón de creaciones de cargos cuando antes discutimos si el costo fiscal de la reforma era 1.900 o 6 mil millones de pesos”, apuntó el legislador por la Ciudad de Buenos Aires.

“Senador, van a votar en contra...”, contestó la vicepresidenta, notoriamente molesta por un reparo que no iba a trastocar el resultado final del proceso legislativo.

No importa eso, Presidenta. Estoy haciendo una cuestión de privilegio del funcionamiento de la Cámara. Se supone que estuvimos discutiendo 30 horas en una comisión, se llegó a un dictamen que no conocimos hasta que se presentó y no podíamos saber si estábamos a favor o en contra. Y ahora nos enteramos de esto. Es muy difícil trabajar así”, completó Lousteau.

La extensa lista de cambios y creaciones de cargos en el proyecto de la reforma judicial que provocó la queja de la oposición

Otros senadores de la oposición, como Laura Rodríguez Machado y Esteban Bullrich, aseguraron que el fin que persigue el oficialismo es la creación de juzgados federales para “licuar” el poder de los tribunales de Comodoro Py, a cargo de causas contra la vicepresidenta.

“Al cierre de la Sesión el oficialismo informó decenas de cambios incluyendo la creación de juzgados. La reforma de la reforma, una vergüenza. Un paso más en este oscuro proceso para destruir la justicia argentina”, sostuvo a su turno el senador Esteban Bullrich, en su cuenta personal de Twitter. La acusación de Juntos por el Cambio apunta a que el Frente de Todos negoció cargos en las provincias para que el avance sobre la Justicia se concrete en Diputados.

Las addendas fueron parte de una serie de modificaciones de última hora para obtener mayor consenso al interior del peronismo. Quien arrancó con las sorpresas fue el senador Oscar Parrilli, que finalmente quitó su enmienda que apuntaba a condicionar la libertad de prensa.

Otro de los parlamentarios opositores, Humberto Schiavoni, calificó las introducciones legislativas como una cosa “muy rara y anómala”, ya que los agregados no se debatieron en el plenario de comisiones. No obstante, precisó que se trata de una maniobra “legal” de parte del oficialismo.

Los agregados evidentemente lo hicieron en un toma y daca con las provincias. Estuvieron más de diez minutos leyendo las modificaciones, que consistían en la enumeración de cargos a crear”, apuntó el senador de Juntos por el Cambio. “En el debate nadie mencionó que había modificaciones, como es habitual; se pueden agregar modificaciones, pero se las considera en el marco del debate”, concluyó.

La senadora Laura Rodríguez Machado también se pronunció sobre el cambio: “El presidente Alberto Fernández creaba con su proyecto de reforma judicial 279 cargos. El oficialismo lo modificó y pasaron a ser 908, tras la negociación para conseguir los votos que necesitan en Diputados. Y minutos antes de la votación de hoy llegaron a más de 1000 cargos. Es un escándalo”.

Con 40 votos a favor y 26 en contra, el Frente de Todos logró el primer paso para lograr la sanción de la reforma judicial. El proyecto fue girado a la Cámara de Diputados, donde se prevé un escenario más difícil para el oficialismo. Se esperan largas jornadas de debate y negociación, aunque desde Juntos por el Cambio intuyen que los cargos incluidos a último momento fueron la moneda de cambio.

Entre los principales cambios incorporados a último momento en la reforma judicial se pueden contabilizar: mantener el examen escrito en los concursos de selección, además de las audiencias públicas; los sorteos de causas deben ser grabados bajo apercibimiento de nulidad; no unificación del fuero Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; creación de un tribunal de resolución de los conflictos de competencia de los fueros Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo Federal; mantener la exclusividad de las secretarías con competencia en derechos humanos así como a su personal para garantizar “Memoria, Verdad y Justicia”.

Un nuevo capítulo entre CFK y Martín Lousteau

El anterior desecuentro entre Cristina Kirchner y el senador Martín Lousteau.

No es la primera vez que el senador Martín Lousteau y la vicepresidenta de la Nación son protagonistas de un abierto malestar. El último incidente ocurrió en julio pasado, donde cuestiones reglamentarias y el uso de palabras descalificadoras entre los senadores fue el disparador de la discusión. “No me tutee porque yo no la tuteo”, le llegó a decir Lousteau fuera de las cámaras.

En ese entonces, el momento de tensión se había originado porque el interbloque Juntos por el Cambio planteó que para ser aprobadas las modificaciones a los decretos 11/20 y 12/20 se debía contar con el apoyo de dos tercios de los presentes y no de la mitad más uno, como había planteado el oficialismo. Tras las insistencias de Lousteau por ese tema, el senador mantuvo una acalorada discusión con su par José Mayans sobre lo “que se puede hablar o no” en el recinto.

Fue ahí cuando intervino Cristina Kirchner, quien interrumpió la sesión y le señaló al líder de Evolución que “no puede dirigirse en términos ofensivos a ningún senador”. “Lo acaba de comparar con un cómico”, le recriminó. Lousteau se defendió: “De la misma manera que él nos dice a nosotros ’desubicados’, de la misma manera”.

La vicepresidenta continuó su descargo: “Yo he sido minoría en este recinto. He sido minoría de uno, incluso. He soportado cualquier cosa de ustedes, desde insultos, autorizar allanamientos, etcétera, etcétera. Es increíble que no puedan aceptar que son minoría y que aquí, como en cualquier parlamento del mundo, se maneja con los votos”. Y finalizó: “Les pido que nos tratemos institucionalmente y aceptemos el juego libre de las mayorías y minorías”.

Seguí leyendo:

Reforma judicial: con decenas de cambios a último momento y sin la enmienda contra los medios, el kirchnerismo consiguió la media sanción en el Senado

Tras lograr media sanción, el kirchnerismo se enfrenta ahora a una negociación ajustada en Diputados

“No me tutee”: fuerte cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau en el Senado

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos