La historia secreta detrás del enfrentamiento entre Sergio Berni y Sabina Frederic

Los nuevos reclamos del Ministro de Seguridad por gendarmes en la provincia de Buenos Aires cayeron muy mal en la Casa Rosada. Alberto Fernández tomó con disgusto las palabras del ministro bonaerense. El viernes hubo reuniones políticas en La Plata y el sábado, Berni volvió a cuestionar a Frederic

Sergio Berni negoció con los vecinos de Villa Madero para que desistan del corte e instaló una garita de seguridad en el barrio. (Gustavo Gavotti)
Sergio Berni negoció con los vecinos de Villa Madero para que desistan del corte e instaló una garita de seguridad en el barrio. (Gustavo Gavotti)

Sergio Berni fue cumpliendo, al menos hasta ahora, cada uno de los objetivos que se propuso en política. Como si fuese rangos militares -él es coronel médico del Ejército Argentino- primero fue senador provincial, después viceministro de seguridad de la Nación, ahora ministro en la misma área, pero de la provincia de Buenos Aires. Sus próximas metas son gobernar el territorio bonaerense; y que su mujer, la senadora provincial por el Frente de Todos, Agustina Propato, se corone como intendente de Zárate, la localidad dónde viven. El funcionario de Axel Kicillof, mantiene una disputa personal con el actual alcalde del distrito, Osvaldo Cáffaro, la punta de lanza es la inseguridad en el municipio. El último hecho fue el asesinato de un comandante de Gendarmería para robarle una bicicleta.

No lo reconocerá en público, pero el funcionario aspira a encabezar en 2021 la lista de diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires. Para él esa sería la plataforma hacia el Poder Ejecutivo bonaerense.

“Berni-Montero”, dicen algunas pintadas e improvisados pasacalles desplegados sobre la traza de la Autopista Buenos Aires-La Plata.

“Algunos compañeros salen a pintar sin que uno les diga nada”, responde, risueño, el coronel, cuando Infobae lo consultó sobre el tema en el pasillo de un estudio de televisión.

Marcelo Montero es un dirigente radical fiel al kirchnerismo que tuvo un breve paso el ministerio de Planificación Federal que conducía Julio de Vido, y actual Director Provincial para la Gestión de la Seguridad privada y Registro de Control del Ministerio de Seguridad.

En el entorno de Berni califican a Montero como su “armador político”. El funcionario lo desmiente cuando se le pregunta.

Sus apariciones públicas criticando con dureza a Sabina Frederic, la ministra de Seguridad de la nación, en los programas de mayor impacto político, como Animales Sueltos en América, conducido por el periodista y abogado Luis Novaresio, están finamente estudiadas, y cuentan con el guiño de quién él llama su “jefa política”, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Cuando el conductor del programa le preguntó si contaba con el apoyo del Ministerio de Seguridad de la Nación, el funcionario bonaerense fue tajante: “No”.

Berni dijo que no sabe siquiera si están desplegados en el territorio los 8.000 gendarmes que deberían colaborar con la policía bonaerense. "No sabemos cuántos mandaron, ni qué hacen, quienes son o dónde están. Las que mandaron están ahí, como patrullas perdidas en la provincia”, gráfica, y ante las expresiones de asombro del periodista, Berni redobla la apuesta: “En materia de seguridad estamos solos”.

El mensaje de Berni tiene un claro mensaje, la Casa Rosada comandada por Alberto Fernández: “Buenos Aires históricamente necesitó de la ayuda del gobierno nacional en materia de seguridad y hoy no puede ser la excepción”, remata.

Fernández, por su parte, tomó con cierto disgusto las palabras del ministro bonaerense. Por un lado apoyó en el frente interna a su funcionaria. Por el otro aconsejó seguir con la mente puesta en otra lucha, la del COVID-19. La curva comenzó su ascenso.

Kicillof, con quien Berni mantiene una excelente relación, no alienta su decisión de cascotear los techos de Balcarce 50. Tampoco lo disuade. Sería peor. “Sergio tiene carácter fuerte y si le prohíben algo, es peor”, sostienen desde el entorno del gobernador que en las próximas horas mantendrá una reunión privada con él.

Berni es el mandamás en la seguridad bonaerense no porque pidiese el cargo. Sino por proposición de la ex jefa de Estado. La gestión se realizó a través de la actual ministra de Gobierno provincial, Teresa García, cuando esta era senadora provincial.

Fue ella quien lo convenció a aceptar el nombramiento en el gabinete bonaerense. La vicepresidenta ya lo había acordado con Kicillof pero aún no tenía la venia del coronel médico.

Berni hubiese preferido ser ministro de la Nación. Pero no con el ex jefe de Gabinete como presidente. Se distanció de él cuando Fernández comenzó a criticar a la dos veces mandataria, y aún no recompuso su relación. Tampoco lo buscó. “No hablo con el presidente”, de dijo a Novaresio, tajante.

Desde el Instituto Patria aseguran que Fernández de Kirchner se “sorprendió” por la virulencia de Berni contra la ministra de la Nación. Pero no se disgustó, todo lo contrario, sabía que el funcionario arremetería contra ella, como ya lo había hecho dos meses atrás y no consiguió nada. Solo una reunión privada que terminó en una foto vacía de contenido para la prensa.

El propio entorno más cercado del militar se puso en alerta cuando escuchaban a su jefe disparar los certeros dardos contra el Ejecutivo Nacional.

Tanto es así que entre ellos se enviaban mensajes por Telegram y WhatsApp preguntándose si ya debían comenzar a buscar trabajo.

Otros funcionarios del ministerio de Seguridad bonaerense, incluidos al menos dos ministros del gabinete, llegaron a especular en que Berni iba a renuncia en vivo para hacer más dramática aún la disputa con Frederic.

“Esos no lo conocen. Jamás le daría ese gusto a Frederic. Sergio solo dejaría el cargo si Cristina se lo pide, y eso no sucedió", aclaran sus acólitos.

Exel Kicillof apoya a su funcionario en su disputa con la ministra de Seguridad Sabina Frederic. Pero no puede pelearse con la Casa Rosada. Después de la pandemia necesitará oxígeno financiero.
Exel Kicillof apoya a su funcionario en su disputa con la ministra de Seguridad Sabina Frederic. Pero no puede pelearse con la Casa Rosada. Después de la pandemia necesitará oxígeno financiero.

Para algunos conspicuos funcionarios de la Casa Rosada, no les pasa desapercibido que el jefe de Gabinete de Berni no es ni más ni menos que Mario Baudry, un hombre que de comunicación y política conoce, y mucho.

“(Mario) es lo opuesto a lo que yo venía... Yo venía del mundo de Maradona en el que siempre hay problemas y discordia. Pendiente a que te ataquen de un lado y del otro”, opinó Ojeda cuando le preguntaron por su romance con el actual funcionario bonaerense.

Por si alguien cree que Baudry estuvo detrás de los frases que pronunció Berni el jueves en América, la respuesta es no. Estaba tan sorprendido como el propio Kicillof.

Veinticuatro horas después, el viernes por la tarde, hubo varias reuniones en la casa de Gobierno de La Plata. El ministro de Seguridad estuvo presente durante un lapso, después se fue a recorrer las zonas más caliente del Conurbano. Lo mismo hizo el sábado montado en su moto.

“Se tocaron temas políticos, donde el enfrentamiento de ‘El loco’ con Frederic estuvo presente. Todos se alinearon con Sergio, pero saben que en algún momento va a estallar. A Berni lo banca Cristina, y a la ministra Alberto. El futuro es sombrío porque Berni no va a dar marcha atrás, pero Axel necesita mantener una buena relación con la Casa Rosada porque después del coronavirus, la cuestión económica va a ser la madre de todas las batallas y la provincia va a necesitar el oxígeno de Nación”, razonan y esperan, con tensa calma, lo que pueda suceder el martes, después del feriado.

La razón, por ahora, es un misterio aunque si algo faltaba para convencer a los hombres de Kicillof que el militar no retrocederá en su cruzada anti Frederic, lo dieron los dos textos que el sábado subió a la red del pajarito.

A las 19.45, escribió: “Si a Belgrano le hubiesen dado los ponchos, los alimentos y las armas que necesitaba para su tropa, otro hubiera sido el resultado de la batalla de Vilcapugio. Casi el 40% de los argentinos habitan la Pcia. de Bs. As. Esa es la responsabilidad que gestiono”.

El segundo continuaba con la idea: “Si, como Belgrano, tengo que vestir cardones simulando ser policías, lo voy a hacer. No sin antes, decirles la verdad a los bonaerenses”.

Por el momento, los bonaerenses parecen estar alineados a Sergio Berni. Una reciente encuesta de Julio Aurelio, Aresco demuestra que al 12 de junio, el ministro de Kicillof tiene una imagen positiva del 65%, un 0,4% más que la medición anterior del 24 de abril.

El presidente Alberto Fernández respalda a su funcionaria en la diputa que Sergio Berni mantiene con Sabina Federic.
El presidente Alberto Fernández respalda a su funcionaria en la diputa que Sergio Berni mantiene con Sabina Federic.

El enojo de Sabina

La ministra de Seguridad de la Nación no solo había visto en directo a “Súper Berni” con Novaresio el jueves por la noche. También había leídos las interpretaciones del funcionario de Kicillof que reclamaba seguridad y presencia del estado en un territorio donde, la primera línea del ataque contra la inseguridad debía darla el mismo que lo reclamaba.

Cuando Infobae llamó a uno de sus colaboradores para conocer el parecer de la funcionaria de Fernández, que está en las antípodas ideológicas de Berni, fue tajante: “La política de seguridad no es pasearse con un arma en Zárate durante un allanamiento en el cual la policía, bajo la supervisión de un fiscal, detiene al supuesto asesino de un comandante de Gendarmería. Gestionar no es hablar con los medios de comunicación. Berni se pelea solo porque la ministra no le va a contestar".

Operativo de seguridad en Moreno


Cuando se le preguntó sobre los dichos del funcionario en Animales Sueltos respondió: “Mientras Berni decía que no sabía dónde estaban los efectivos de las Fuerzas Federales desplegados en su provincia, y que la ministra se niega a enviar a la Gendarmería al Conurbano, nosotros, en ese mismo momento, estábamos montando un operativo de seguridad en Moreno, una de las zonas más picantes de la provincia, dónde la policía bonaerense está desbordada. Hasta un helicóptero de la Policía Federal patrullaba desde el aire para darle seguridad a los vecinos”.

Fue la intendenta Mariel Fernández quien acordó directamente con Frederic un refuerzo del patrullaje de ese distrito con unidades de la Policía Federal para sumarse a los gendarmes que ya operan en la zona desde hace meses.

Se coordinaron servicios de prevención y patrullaje en jurisdicción de Cuartel V (Moreno); sobre la Ruta 24 y adyacencias.

Del despliegue forman parte móviles, helicóptero y personal para recorrida y controles vehiculares y poblacionales.

Fernández es la primera mujer surgida de los movimientos sociales en ocupar ese cargo. Es una referente del Movimiento Evita –que lidera Emilio Pérsico- y su compañero de ruta es Esteban “Gringo” Castro, el líder, junto a Juan Grabois, de la CTEP.

El matrimonio tiene excelente relación con la organización La Cámpora, entre ellos con el diputado Máximo Kirchner y Andrés “Cuervo” Larroque, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires.

Sergio Berni también se lleva muy bien con el hijo de la ex presidenta y con el ex diputado de la nación, pero no con la alcaldesa de Moreno y con el dirigente social, eso quedó plasmado con la jugada de la Casa Rosada de las últimas horas.

Para Berni, fue un alerta en su radar y no lo dejará pasar.

De hecho, el ministro, además de su estructura de ministerio y política -que niega pero que existe- tiene su base de consulta en una especial mesa que se denomina “de pensamiento y debate”, en la cual se reúnen políticos, sociólogos y abogados, y ahí ya se debatió el tema.

¿Dónde están los gendarmes?

“Él se pelea solo. La ministra no va entrar en sus provocaciones. Berni dice que no sabe dónde están los 8.000 Gendarmes, que son ‘una patrulla perdida’, si quiere saberlo por qué no mira los organigramas de la ‘Mesa Operativa Conjunta’ que en febrero pusimos en marcha con el gobierno bonaerense para la interacción en ese distrito de las fuerzas federales y la Policía Bonaerense”, dijeron, de manera socarrona desde la cartera de seguridad nacional y recordaron: “La mesa está conducida por el secretario de Seguridad y Política Criminal de la Nación, Eduardo Villalba, y el propio Berni, en coordinación con los jefes jurisdiccionales de las fuerzas federales y la policía bonaerense”.

Según los documentos oficiales enviados a Infobae el “Operativo Dinámico de Seguridad Ciudadana” está desplegado en este momento en 30 distritos.

Gendarmería patrulla y realiza actividades de seguridad en los municipios de San Martin, San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Pilar, 3 de Febrero, Morón, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, Moreno, General Rodríguez, Lanús, Lomas Zamora, Almirante Brown, Quilmes, Esteban Echeverría, Florencio Varela, Presidente Perón, Berazategui y La Matanza.

Prefectura está desplegada en: Quilmes, Avellaneda, Zarate, Campana, Escobar, Tigre, Vicente López, San Isidro y San Fernando.

Componemos la mesa conjunta de trabajo y la Mesa Operativa Municipal con el nuevo Jefe de Estación Policial de la Pcia de bs as y coordinador regional del Ministerio de Seguridad de la Pcia de bs as (Moreno – Quilmes – Avellaneda – La Matanza.

Los vecinos de los barrios más populares solicitan que Gendarmería Nacional patrulle las calles. Su imagen positiva es más alta que la Policía Bonaerense.
Los vecinos de los barrios más populares solicitan que Gendarmería Nacional patrulle las calles. Su imagen positiva es más alta que la Policía Bonaerense.


Garitas de seguridad

El reclamo de los vecinos de Villa Madero, en el partido bonaerense de La Matanza, el más populoso de todos, reclamándole a Berni ante las cámara mayor seguridad, cuando el funcionario fue a desalojar en persona un corte de en la Autopista Ricchieri y General Paz por mayor presencia de efectivos policiales en el barrio.

La noche anterior un fumigador había sido baleado mientras realizaba tareas en el marco de la pandemia de coronavirus.

Rápido de reflejos, el teniente coronel médico negoció con los dirigentes sociales que estaban al frente de la protesta. Recorrió con ellos calles y pasillos. Finalmente acordaron el lugar dónde instalar la garita policial.

Entre otras tantas razones, el enojo en el programa de Novaresio por la falta de fuerzas federales en territorio bonaerense tuvo que ver con algo que sucedió en Villa Madero y que no se contó.

Los vecinos del territorio gobernado por Fernando Espinoza, le pidieron que el puesto de seguridad estuviese a cargo de Gendarmería, no de la Policía provincial.

Berni no pudo complacerlos.

Entre los bonaerenses su policía tiene un 92% de rechazo. Todo lo contrario sucede con Gendarmería.

“Berni sabe que tiene que trabajar sobre la imagen de la policía, él ya consiguió ganarse el respeto de la fuerza y de los mandos superiores, que eso es muy difícil. Ahora el tema del coronavirus frenó todo”, explica uno de los funcionarios que trabaja codo a codo con el médico militar y agrega: “Es indudable que si Sergio quiere seguir por la buena senda política tiene que salir bien parado de esta confrontación con Nación. Y él lo sabe”.

Seguí leyendo:

Sergio Berni: “No tengo nada de apoyo del gobierno nacional"

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos