En La Matanza el Ejercito distribuirá alimentos calientes en los barrios más carenciados.
En La Matanza el Ejercito distribuirá alimentos calientes en los barrios más carenciados.

Los 21 camiones del Ejército Argentino, con sus más de cien efectivos y su parafernalia, cocinas, “morochas”, trailers, vehículos livianos, rompieron la geografía y el silencio del lugar. Eran las 10 de la mañana. La cuarentena obligatoria por el coronavirus, impuesta hace 12 días, transformó los alrededores de la Plaza San Martín. La llegada del comboye cambio de un minuto al otro la monotonía dominguera aunque es martes.

Las unidades del Ejército se desplegarán en el día de hoy y mañana miércoles en tres puntos estratégicos pero que se irán ampliando durante la semana y que involucra a barrios muy sensibles por el grado de vulnerabilidad de sus habitantes y donde la inseguridad es un reclamo frecuente entre los vecinos, como por ejemplo, Puerta de Hierro, en San Alberto.

Por esa razón, la seguridad del operativo militar estará a cargo de la Policía Bonaerense. Los 111 efectivos del Ejército que estarán desplegados -desarmados- en ese municipio pertenecen a los regimientos de Granaderos a Caballo General San Martín; Regimiento de Infantería 1 Patricios y Regimiento de Infantería 1 Iriarte.

Escasos autos y colectivos semi vacíos circulaban por el centro de San Justo cuando los vehículos y camiones con lona verde apagaron sus motores y aparcaron en una zona por lo general congestionada por el tránsito y vecinos realizando trámites y compras en el centro comercial.

Por el “distanciamiento social” restaurantes y confiterías permanecen cerrados, al igual que tiendas y el resto de los locales. Solo se atiende a través de la modalidad delivery.

Los bancos y cajeros automáticos son los únicos que presentan movimiento de clientes que se vuelca a ellos sin respetar el distanciamiento social para cobrar jubilaciones, asignaciones y planes sociales.

Ubicada en el centro de la ciudad de San Justo, la Plaza San Martín, desde hace décadas, marca el pulso de la política y la sociedad matancera.

A su derecha la municipalidad, a cargo de Fernando Espinoza, su antecesora fue Verónica Magario, la vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires; antes que ella, el alcalde fue el mismo Espinoza.

El peronismo gobernó siempre el distrito más populoso, y uno de los más vulnerables del Conurbano Bonaerense.

Allí viven al menos dos millones de habitantes. Más del 40% con problemas alimentarios, laborales y de vivienda.

En ese municipio hay 121 barrios populares o asentamientos de emergencia, en los que viven más de entre 150 mil personas.

A la izquierda de la plaza se ubica la Parroquia Catedral Santos Justo y Pastor. En su explanada, y secundado por Magario y la vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, Espinoza juró cumplir con su tercer mandato.

Pocos autos y colectivos vacío fueron testigos de la llegada de los militares. Por un acuerdo entre el gobierno comunal, de la provincia, a cargo de Axel Kicillof, y la Nación, en poder de Alberto Fernández, los hombres y mujeres con uniforme camuflado, fueron desplegados para prestar apoyo comunitario a través de la elaboración de comida caliente para distribuir entre la población más urgida y que se repartirán, en barrios ubicados en Gregorio de Laferrere, Isidro Casanova, Rafael Castillo, Oro Verde, San Alberto, González Catán, Tapiales, Villa Luzuriaga, Villa Madero Virrey del Pino, Aldo Bonzi, La Tablada, Lomas del Mirador.

Durante una hora y media los camiones del Ejército se estacionaron sobre las avenidas Almafuerte y Arieta. Los vecinos, varios de los cuales rompieron la cuarentena, se acercaron para sacar fotos y hasta posar junto a los efectivos que están al mando del general de brigada Martín Deimundo Escobal.

El militar es el comandante operacional de la Fuerza Armadas. Fue uno de los que coordinó de manera conjunta con el ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a cargo de Daniel Arroyo, y del propio municipio, la ayuda alimentaria que comenzará a distribuirse a partir de mañana. Es decir desde el primer día hábil de abril.

El intendente Fernando Espinoza dialogó con los jefes del operativo que el Ejercito desplegará en su territoria para ayudar a los más humildes.
El intendente Fernando Espinoza dialogó con los jefes del operativo que el Ejercito desplegará en su territoria para ayudar a los más humildes.

Fue después de la reunión que en el palacio municipal mantuvieron todos los involucrados en el operativo el pasado 25 de marzo tal como informó Infobae.

Ese día se estableció que “la ayuda alimentaria”, adquirida por el municipio a través de un fondo especial y rotatorio de 10 millones de pesos que le hace llegar el ministerio de Desarrollo Social, se repartiría bajo la modalidad de raciones de comida caliente elaborada en “cocinas centralizadas” desplegadas en predios, clubes y escuelas, y que elaborarán unas 24.000 raciones de alimentos por día, según estimaron desde la municipalidad.

En el menú figura por ejemplo, polenta con tuco, cazuela de lentejas, cazuela de arroz, guiso de fídeos, guiso de mondongo, entre otros alimentos elaborados.

Por esa razón, “la unidad de respuesta”, del Ejército, provistos de vehículos livianos, camiones cocinas y módulos de apoyo sanitario, ya comenzaron a trabajar desde en tres puntos, “los cuales se irán incrementando -hasta llegar a siete- en el transcurso de la semana”, según le dijeron a Infobae fuentes del ministerio de Defensa.

La primer tarea que desarrollaron los militares fue la de instalar las carpas, cocinas y puestos sanitarios a través de los que se desarrollarán las principales actividades.

Según se estableció en la reunión que mantuvo el intendente Espinoza con la coordinación del Ejército y el ministerio de Defensa, los puestos donde comenzarán a desarrollar las tareas comunitarias serán distribuidas de las siguiente manera:

El puesto de distribución 1 estará a cargo 16 efectivos del Regimiento de Granaderos a Caballo. Estará ubicado en el Polideportivo “Eva Perón”, en Rafael Castillo y elaborarán 1.500 raciones de comida por día.

En ese lugar se desplegará una camioneta Ranger, una ambulancia, cuatro camiones y una cocina Karcher.

En ese puesto el encargado serán el capitán Francisco Moulía.

El puesto de distribución 2, estará integrado por 16 integrantes del Regimiento de Infantería 1 Patricios. Estarán elaborando las 1500 raciones de alimentos calientes diarios en la Escuela Nro 69 “Madres de Plaza de Mayo”, en Rafael Castillo. Los elementos desplegados son similares al anterior y el oficial a cargo es el mayor Torres.

El tercer lugar de reparto de comida es el denominado “Puesto Distribución 7”. Son 21 hombres que pertenecen al Regimiento de Artillería 1. El lugar de despliegue es el Centro de Formación “San José” en el barrio Puerta de Hierro ubicado en San Alberto, en la ciudad de Isidro Casanova.

La capacidad de distribución también es de 1500 raciones de alimentos diarios y el material ubicado en el predio es de una camioneta Ranger, cuatro camiones y dos cocinas rodantes. A cargo del lugar está el mayor Néstor Nuñez.

Rafael Castillo, Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere son los tres primertos puntos seleccionados para comenzar a distribuir la ayuda alimentaria en La Matanza.
Rafael Castillo, Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere son los tres primertos puntos seleccionados para comenzar a distribuir la ayuda alimentaria en La Matanza.

A partir del primero de abril, fecha en que suele comenzar la vigilia por la Guerra de Malvinas, suspendida en este caso por la cuarentena obligatoria, los restantes hombres y mujeres del Ejército terminarán de dividirse en los otros cuatro puntos de distribución que restan para completar los siete acordados en la coordinación y que están destinados a brindar ayuda humanitaria.

Las operaciones en desarrollo consisten en la preparación, instalación, distribución y apoyo logístico de siete puntos sensibles, para la entrega de unas veinticuatro mil raciones diarias de viandas calientes a los ciudadanos que más lo necesitan, en el Municipio de La Matanza.

Hasta ahora, y de manera oficial no se anunció por cuantos días o semanas se quedarán allí las unidades militares. Evidentemente dependerá de los alimentos con los cuales sean provistas.

La compra de Esos insumos están a cargos del municipio, que a su vez los adquiere con el fondo especial de mil millones de pesos que el ministro Arroyo dispuso para que las intendencias del Conurbano adquieran un “refuerzo alimentario” le dijo el propio ministro a este medio.

Una de las primeras cocinas montadas por el Ejército en La Matanza.
Una de las primeras cocinas montadas por el Ejército en La Matanza.

En diálogo con Infobae el intendente Espinoza aclaró que en el territorio de La Matanza, la ayuda humanitaria del Ejército estará a cargo del general de brigada Néstor Alfredo D´Ambra -el comandante de la Guarnición Militar Buenos Aires- y que “de esta manera, el Ejército Argentino se suma a las tareas que realiza el Municipio para la prevención del coronavirus y la asistencia a los más de 2 millones 400 mil vecinos, que lo necesiten”.

La prueba piloto de La Matanza fue Quilmes, el empobrecido distrito que gobierna Mayra Mendoza. Como el resultado fue exitoso, se paso al territorio más extenso y vulnerable del Conurbano Bonaerense.

De la experiencia que se obtenga es muy posible que la iniciativa se repique en otras localidades de la provincia de Buenos Aires, como Moreno, José C Paz o Florencio Varela, localidades calientes por el trabajo informal que desarrolla buena parte de sus habitantes y los altos índices de pobreza e indigencia.

Un coctel muy inestable en tiempos del Covid-19, donde el aislamiento obligatorio hace que a muchas familias se le dificulte la changa diaria que es el único ingreso para mantener la magra economía hogareña.