Alberto Ciucci, el turista italiano de 69 años que no cumplió la cuarentena por el coronavirus y fue expulsado del país
Alberto Ciucci, el turista italiano de 69 años que no cumplió la cuarentena por el coronavirus y fue expulsado del país

Alberto Ciucci, el turista italiano de 69 años expulsado del país por no cumplir con la cuarentena por el coronavirus después de ingresar a la Argentina, abordó finalmente el vuelo de Gol Nº G37681 a las 11:30 con destino a la ciudad de San Pablo, Brasil, donde realizará conexión para regresar a Italia.

El hombre, que había alquilado un departamento en la calle Ciudad de La Paz al 500, en el barrio porteño de Colegiales, había arribado al Aeropuerto Internacional de Ezeiza el sábado 14 de marzo. Las autoridades sanitarias y de migraciones le habían ordenado permanecer en cuarentena en su domicilio por 14 días ya que provenía de un país de alta concentración viral (hoy se trasformó en el lugar del planeta con mayor cantidad de muertes registradas).

Los vecinos, enterados de la situación, observaron que en varias oportunidades había salido y entrado del domicilio rompiendo el aislamiento. Por esa razón, llamaron a la línea gratuita 134. De inmediato se activó el protocolo.

Tras el aviso se estableció una consigna de la Policía de la Ciudad en la puerta del departamento de Ciudad de La Paz, y se dio aviso a los funcionarios de la Dirección Nacional de Migraciones, a cargo de Florencia Carignano, que llegó junto a los profesionales de Sanidad de Fronteras y efectivos de la Policía Federal.

Corroborada la falta de síntomas se le labró un acta donde se hacían constar las violaciones reiteradas del protocolo de aislamiento y se le imponía la expulsión del país a pesar de sus protestas.

Él dice que no rompió la cuarentena, pero los testigos lo vieron entrar al edificio. Por orden del presidente Alberto Fernández estamos siendo muy estrictos, no vamos a soportar que nadie ponga en riesgo las medidas que estamos tomando”, había explicado la directora de Migraciones.

El turista italiano poco antes de subir al avión
El turista italiano poco antes de subir al avión

La funcionaria nacional dijo que el hombre contó que “él está solo en el edificio y que vino a Buenos Aires porque tiene relación con una mujer pero que la novia no está acá”.

Según la directora de Migraciones, al comunicarse con las autoridades del consulado italiano le respondieron que era lógico que Ciucci fuese expulsado del país. “Me comuniqué con el cónsul y dijo que lo expulsemos, en Italia esto es muy grave y acá también es muy grave, en todo el mundo, por eso estamos pidiendo respuesta al juzgado que está interviniendo”, sentenció.

Anoche fue trasladado en cápsula sanitaria a Ezeiza. Finalmente, y después de algunas reprogramaciones de las aerolíneas, oficiales de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), fuerza a cargo de José Glinski, embarcaron a Ciucci en el vuelo de la línea brasileña Gol que lo trasladó al aeropuerto internacional de San Pablo, donde realizará conexión para regresar a Europa.

Los efectivos de la PSA los custodiaron hasta que subió al avión, e incluso dentro de la aeronave.

Se trató de un trabajo coordinado desde el Comando Unificado de las fuerzas de seguridad que está a cago de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, junto a Migraciones, una repartición que depende del Ministerio del Interior.

En diálogo con Infobae, la ministra de Seguridad señaló: “Durante el día de ayer la línea a disposición para denuncias sobre quienes no cumplan el aislamiento obligatorio tuvo alrededor de dos mil doscientos llamados para las cinco de la tarde. Nosotros tenemos información sobre quienes regresaron al país en los últimos quince días; contrastamos esa información con las denuncias y a partir de ese momento se moviliza el dispositivo de seguridad”. Frederic destacó que “el cierre de fronteras habilita el transporte de mercancías de primera necesidad pero hay un desaliento al turismo, con una indicación del Presidente respecto de quedarse en la casa y no movilizarse a menos que sea necesario”.

PSA
PSA

En los tres últimos días, entre los números 134, y el 147 que puso a disposición el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ya se registraron unas 7.700 denuncias por posibles violaciones al aislamiento por coronavirus.

De las 2.800 denuncias a la línea 134, 180 –según informó la ministra de Seguridad de la Nación– fueron derivadas para su análisis al Comando Unificado integrado por las cuatro fuerzas federales de seguridad –Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria– en todo el país.

De esos 180 casos, en 21 se dio intervención a las fuerzas de seguridad que pusieron a disposición de la Justicia a los responsables de haber violado la cuarentena.