El Gobierno evalúa el cierre de todas las fronteras terrestres para frenar el avance del coronavirus

El presidente Alberto Fernández analizó la eventual aplicación de esta drástica medida; de adoptarse, sólo afectaría la circulación de personas pero no de mercaderías

mdinatale@infobae.com
Los ministros De Pedro y Frederic, en una recorrida en el paso de Iguazú (Crédito: Fotografía Ministerio del Interior)
Los ministros De Pedro y Frederic, en una recorrida en el paso de Iguazú (Crédito: Fotografía Ministerio del Interior)

El presidente Alberto Fernández evalúa en estas horas la posibilidad concreta de cerrar todas las fronteras terrestres de la Argentina en el caso de que se acelere el avance de casos de contagio de coronavirus, en una medida similar a la que tomó con la cancelación de vuelos internacionales provenientes de las zonas afectadas por la pandemia.

Según explicaron hoy a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, el jefe de Estado se encuentra monitoreando a cada momento la evolución de los casos de coronavirus confirmados en el país -que de momento son 34- y cree que es viable un cierre total de fronteras como medida preventiva, tal como lo hicieron varios países del mundo, entre ellos, Israel e Italia.

“Varios países de la región están estudiando también el cierre de sus fronteras en el caso de que la situación empeore”, confirmó un allegado a Alberto Fernández. El Presidente analizó el tema con los ministros de Salud, Ginés González García; de Seguridad, Sabina Frederic, y de Interior, Wado de Pedro, entre otros.

Desde la Casa Rosada explicaron que el cierre de los 160 pasos fronterizos terrestres de la Argentina sólo se implantaría para las personas aunque no así para las mercaderías. La idea es que no se vea afectada la economía más de lo que ya la está afectando esta pandemia.

El decreto presidencial que se emitió esta semana para enfrentar el avance del coronavirus suspendió temporalmente los vuelos internacionales de pasajeros provenientes de las “zonas afectadas”, durante el plazo de 30 días, así como facultó a la autoridad de aplicación para “disponer excepciones a fin de facilitar el regreso de las personas residentes en el país, aplicando todas las medidas preventivas correspondientes y para atender otras circunstancias de necesidad”.

Ese decreto no decía nada del cierre de fronteras terrestres por lo que se debería fijar una nueva norma en caso de que se concrete la decisión presidencial.

Esto es lo que evaluaron con el presidente Alberto Fernández los ministros del Interior y de Seguridad en la reunión en la que se analizó el tema con mayor rigurosidad y evaluación de impacto.

Por ejemplo, el paso fronterizo de Iguazú, en la provincia de Misiones, sería el que más dificultades presentaría ya que después del aeropuerto de Ezeiza es el que mayor tránsito de personas recibe. Allí circulan más de 11 millones de personas al año.

Este viernes, los ministros De Pedro y Frederic se trasladaron justamente al paso de Iguazú junto al gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, para una visita de inspección. Los funcionarios nacionales aseguraron que desde el Estado se están tomando las medidas necesarias para contener la propagación de virus y que, además, en el país se está actuando según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El cierre de fronteras sólo sería para casos de personas no para mercaderías
El cierre de fronteras sólo sería para casos de personas no para mercaderías

En ese marco, el ministro De Pedro aseguró que “se está fortaleciendo, junto al Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Salud, el monitoreo de los movimientos de personas en nuestra frontera”.

“El Presidente nos encomendó, junto a la ministra de Seguridad, fortalecer los controles, monitorear, recorrer y estar cerca de las necesidades de la gente, como así también verificar que se cumplan los protocolos”, añadió el funcionario durante la visita.

A su vez, la ministra Frederic supervisó el trabajo de la Gendarmería Nacional, que es la fuerza federal que tiene jurisdicción en los pasos fronterizos y se analizó el refuerzo de dotación de efectivos para garantizar una mayor agilidad en los trámites sanitarios de control de ingreso de personas.

Seguí leyendo:

El Gobierno oficializó el protocolo ante casos sospechosos de coronavirus en establecimientos educativos

Crece la preocupación en los sindicatos por la seguridad de los trabajadores ante el avance del coronavirus

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos