Juntos por el Cambio comienza a diseñar una estrategia para enfrentar al Gobierno
Juntos por el Cambio comienza a diseñar una estrategia para enfrentar al Gobierno

Muy preocupados por lo que consideran “un avance sobre los espacios institucionales y un manejo cada vez más discrecional del Ejecutivo sobre las provincias”, la mesa nacional de Juntos por el Cambio se reunirá hoy por la tarde en el despacho de la presidencia de la Coalición Cívica, en la Cámara de Diputados, que esta vez oficiará como partido anfitrión de la coalición.

Para las 17, está confirmada la presencia del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, los gobernadores Rodolfo Suárez (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes, además de los presidentes de los tres principales partidos, Alfredo Cornejo (UCR), Patricia Bullrich (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC), al que también se sumará Miguel Angel Pichetto, que está planificando conformar la “cuarta pata”, de origen peronista. También forman parte de la mesa nacional los diputados Mario Negri y Cristian Ritondo, el senador Luis Naidenoff y un miembro más por la CC, que podría ser Maricel Etchecoin o Juan Manuel López.

El punto número uno a discutir es el proyecto de ley para reformar las jubilaciones de jueces y diplomáticos, pero JxC considera que hay una maquinaria que se puso en marcha para debilitar a las instituciones de la justicia, por un lado, y a las provincias que no están gobernadas por el peronismo.

“Con los gobernadores peronistas, aún los que no están alineados en forma automática, negocian, pero a los gobernadores de la oposición buscan condicionarlos en su gestión y deslegitimarlos, con la solapada intención de ir por todo", explicó un dirigente radical de una provincia donde ganó Juntos por el Cambio por amplia diferencia, a pesar de la crítica situación económica. Y parece que los ejemplos abundan.

La primera reunión del año de Juntos por el Cambio se hizo a fines de enero, en el despacho de Mario Negri, presidente del interbloque
La primera reunión del año de Juntos por el Cambio se hizo a fines de enero, en el despacho de Mario Negri, presidente del interbloque

En el caso de Jujuy, está claro. El objetivo es intervenir el poder judicial de la provincia, con la excusa de que actúa alineada al ejecutivo provincial pero con la intención de obtener la libertad de Milagro Sala y que las causas donde ya tuvo condena vuelvan hacia atrás y no avancen las que están en marcha. “Es un tema que está en agenda, sin dudarlo”, dijo Cornejo en diálogo con Infobae. “Aunque lo más preocupante es el contexto en el que se está dando, donde se ve un claro atropello a la justicia en su conjunto, atacando a jueces y diplomáticos como si fueran enemigos e instalando falazmente el concepto de lawfare”, agregó.

Se sabe lo que pasa con la Ciudad de Buenos Aires, donde la Nación busca recortarle presupuesto y dificultar la gestión de Rodríguez Larreta en decenas de emprendimientos que ya estaban marcha, aunque el Jefe de Gobierno no quiere hablar al respecto, quizás porque todavía no encontró una estrategia segura con la que moverse.

Lo que sucede en Mendoza es menos conocido. Allí, el gobernador Suárez se quedó sin la autorización legislativa para tomar deuda por 300 millones de dólares. El peronismo unido (PJ y Frente de Todos), el Partido Intransigente y el FIT votaron para impedir que Cambia Mendoza y Protectora lograran los dos tercios de los presentes que necesitaban, donde se vio la intervención de la ex candidata a gobernadora, la senadora Anabel Fernández Sagasti, alineada con Cristina Fernández de Kirchner. Todavía tienen la chance de darle media sanción en el Senado y volver a intentarlo en Diputados, pero lo que se prometía como una actitud de colaboración, cada vez se muestra más como un freno a las políticas del gobernador.

Pichetto, Bullrich y Ritondo, al salir la semana pasada de una reunión con Mauricio Macri
Pichetto, Bullrich y Ritondo, al salir la semana pasada de una reunión con Mauricio Macri

Como sea, y a pesar de las diferencias en la caracterización del pasado reciente (por qué se perdieron las elecciones nacionales), en JxC existe la convicción de que la estrategia de trabajar unidos es lo único que puede evitar que la vocación hegemónica del peronismo cada vez que accede al Gobierno arrase con las instituciones.

Así lo explicó Ferraro, quien hoy a las 17 recibirá a la mesa nacional de JxC: Los atropellos son cotidianos, cada día aparece una noticia nueva en la misma línea, una prisión preventiva menos o la destrucción del programa de testigos protegidos, un proyecto contra la libertad de expresión o para intervenir el Poder Judicial en Jujuy. Lo que está pasando preocupa demasiado y tenemos que salir con fuerza a ponerle freno”.

Seguí leyendo: