Chiche Duhalde aceptará la convocatoria del ministro Arroyo para formar parte del Consejo de Lucha contra el Hambre
Chiche Duhalde aceptará la convocatoria del ministro Arroyo para formar parte del Consejo de Lucha contra el Hambre

“El Estado no puede entregar más dinero de ayuda social sin controles porque eso es una ilegalidad”. Tajante y sin vueltas, Hilda “Chiche” Duhalde expresó que esa fue una de las condiciones sustanciales que le planteó al flamante ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que la convocó a formar parte del Consejo de Lucha contra el Hambre.

La ex ministra de Desarrollo Social durante la presidencia interina de su esposo Eduardo Duhalde se reunirá hoy con Arroyo para empezar a diagramar sus funciones en el Consejo contra el Hambre y cree que para llevar adelante un programa de emergencia alimentaria se necesitará de “una red importante, al estilo de las Manzaneras, para que haya un reparto equitativo de la ayuda social y se logre una capacitación a quienes reciben alimentos”. Explica que, más allá del nombre que lleven, lo importante será reflotar aquel esquema que impuso desde la gobernación bonaerense primero y luego a nivel nacional para monitorear en los barrios la llegada de ayuda social.

Chiche Duhalde acaba de ser convocada al gobierno de Fernández y se sumará desde mañana al Consejo del Hambre. “Es imprescindible armar una red de contención como el que armamos en el 2002 con las Manzaneras, quizás con otro nombre. Pero lo importante es que haya referentes en cada barrio para que los alimentos lleguen bien a quienes lo necesitan y que se capacite a la gente para que sus hijos estén alimentados con nutrientes para evitar la situación de malnutrición que hoy se vislumbra”, explicó a Infobae la esposa del ex presidente.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo (Nicolás Stulberg)
El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo (Nicolás Stulberg)

La ex ministra de Desarrollo Social valora el trabajo de los movimientos sociales en el armado de ayuda a los sectores vulnerables, pero pone un reparo: “Debemos evitar el despilfarro de fondos ya que no se puede seguir entregando recursos del Estado sin control alguno”, dijo. De esta manera, la esposa de Duhalde se inclinó por un sistema que incluya controles más fuertes a la hora de distribuir fondos.

En este sentido, Chiche Duhalde cree que se debe “optimizar al máximo la ayuda social” y llegar con la tarjeta alimentaria a todos los sectores que más lo necesiten. Para ello, la ex ministra de Desarrollo Social que se sumará al Consejo contra el Hambre cree que se debe armar una red de mujeres y hombres en los barrios para controlar que la compra de alimentos sea transparente y que haya una capacitación sobre los valores nutricionales de los alimentos para evitar problemas de malnutrición, que, asegura, hoy se ven en muchos barrios del conurbano bonaerense.

“No quiero cargos políticos ni nada parecido. Sólo vengo a ayudar en lo que pueda”, aclaró la esposa del ex presidente ante la convocatoria de Arroyo al Consejo del Hambre. No está claro aún qué lugar ocupará en la estructura contra el hambre y desde el Ministerio de Desarrollo Social no dieron precisiones al respecto. Pero Arroyo la quiere tener cerca porque cree que su trabajo en la provincia de Buenos Aires y en la Nación en 2002 fue clave para sortear las crisis sociales.

Por otra parte, Chiche Duhalde sostuvo que “debe existir un compromiso de los sectores de la Argentina que más tienen para ayudar en esta etapa donde hay índices de pobreza tan altos”. Si bien no quiso mencionar qué sectores son los que deberían comprometer su ayuda, remarcó que “hay que equilibrar la balanza en la Argentina, que está bastante desequilibrada, y estos procesos de inequidad se están viendo en toda América Latina”, dijo.

En plena crisis de 2002, cuando ocupó el Ministerio de Desarrollo Social, junto con Duhalde impulsaron un esquema de retenciones del campo que ayudó a sustentar programas sociales y de trabajo para evitar una profundización de la crisis.

Seguí leyendo: