Fuera de los grandes protagonistas de la jornada, Estanislao Fernández y Fabiola Yáñez se ganaron la atención de los flashes y de las cámaras. No sólo porque se trata del hijo y la pareja del Presidente, sino porque no disimularon su intensa emoción por la asunción de Alberto Fernández.

Ya desde temprano, Estanislao se salió el libreto más acartonado cuando confesó sus nervios porque no estaba acostumbrado a algo así. “Los zapatos me resbalan y tengo miedo de caerme y romperme algo”, admitió a la Radio Cadena 3 de Córdoba. Poco después se lo vio eufórico al seguir cada momento de la jura en el Congreso y, ya con su papá convertido en Presidente, no ocultó el llanto.

“Estoy muy feliz. Lo daremos todo”, dijo el hijo del Presidente, de 24 años.

Alberto Fernández recuerda a sus padres y su hijo Estanislao se emociona por la mención en el discurso presidencial

La emoción de Estanislao fue causada por la referencia que hizo Alberto Fernández respecto a su madre al final del discurso presidencial. En ese tramo de su alocución, el jefe del Estado también se refirió a su maestro, “El Bebe” Righi, y a Néstor Kirchner.

“Permítanme también recordar en esta hora a tres personas que me signaron en la vida. Quiero recordar a mi madre que me marcó con su ejemplo. Quiero recordar a Esteban Righi, quien me inculcó como nadie los mejores valores del Estado de derecho. Y quiero recordar a Néstor Kirchner, quien en el año 2003 me permitió participar de la maravillosa aventura de sacar a la Argentina de la postración”, sostuvo Alberto Fernández.


Fabiola Yáñez combinó la elegancia discreta con una emoción que arrancó contenida y que, con el correr de los minutos, se convirtió en un sendero de lágrimas irrefrenables.

Con su vestido rosa pálido, diseño de Evangelina Bomparola, Yáñez estrenó su papel de primera dama con un look más despojado que el de su antecesora Juliana Awada en los años del macrismo.

Fabiola Yáñez, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner llegan al Congreso para la Asamblea Legislativa
Fabiola Yáñez, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner llegan al Congreso para la Asamblea Legislativa

El hijo de Fernández y la primera dama recién se distendieron un poco cuando, tras los besos y los abrazos con el nuevo mandatario, posaron con él en el despacho presidencial para las fotos y los videos que saltaron a las redes sociales. El más sonriente, de todas formas, fue el Presidente.