El secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer, se refirió la posibilidad de que el gobierno de Alberto Fernández implemente un control de precios: “Si hay vivos que especulan y remarcan, habrá que castigarlos”, sentenció el sindicalista cercano al presidente electo.

“Este gobierno nos llevó a la primarización absoluta de la economía, un achicamiento fenomenal del país”, cargó contra la gestión de Mauricio Macri a la que definió como “el camino al infierno”. “Hay que pegar la vuelta, ir en rumbo contrario y alejarse del infierno", expresó en diálogo con TN.

En ese sentido criticó que “se armó un relato de que la apertura económica era el paraíso”.

Daer expresó que con el cambio de gobierno, “el proceso va a ser positivo”. “Hay que estabilizar la macroeconomía y pensar en un programa de salida”, manifestó. En ese sentido cuestionó “la versión de que Alberto Fernández va a dar un aumento del 35% de forma universal, es una invitación a la remarcación de precios". “Es una estimación de lo que puede ser el proceso inflacionario para el año próximo, esperemos que no llegue a 60% este año, sería una locura”, agregó.

“Hay que comprometer a todos los sectores: productivos, de servicios y comercios, en una salida para la Argentina. Si hay vivos que especulan y remarcan precios, habrá que castigarlos”, manifestó al respecto de un posible acuerdo de precios y agregó: "El conjunto de la sociedad debe dejar de lado la grieta que solos servía para que el Gobierno gane elecciones”.

“Un aumento del 35% en precios y 35% en salarios nos lleva al mismo lugar, la economía se reactiva generando un aumento de ingresos que puede ser vía expansión monetaria”, dijo. En ese sentido aclaró que Fernández “es un presidente que no va a hacer locuras”. Sobre los últimos días del gobierno de Cambiemos, sostuvo que “tiene que imprimir para poder saldar noviembre y diciembre, seguramente se endeude con el Banco Central”.

El sindicalista cercano al presidente electo declaró que “la idea es parar la caída de la actividad económica, generar ingresos para que la economía empiece a rebotar y a partir de ahí poder mejorar la calidad de vida de la sociedad”.

Al respecto dijo que las primeras medidas deben “gestarse rápido para tener resultados”. Sin embargo aclaró que “no se pueden plantear modificaciones de variables económicas un mes y medio antes. Hay que generar los consensos necesarios que tengan una perspectiva de país”.

Sobre el posicionamiento que a priori tendrá el sindicalismo con el nuevo gobierno, el secretario general de la CGT expresó: “Somos actores sociales comprometidos con un rumbo que industrialice y desarrolle el país, que permita salir de la crisis y se tome un determinado crecimiento y desarrollo que no permita caer sistemáticamente”.

En tanto, sostuvo que si movimientos sociales u otros actores se manifestarán contra Fernández, “si quieren estar en las calles, estarán en las calles, pero el pueblo eligió un camino en las elecciones y hay que respetarlo”.

Consultado por las crisis sociales de los países vecinos y la posibilidad de que se genere un efecto contagio a nivel local, negó que pueda suceder porque “la Argentina es diferente a toda la región, tiene instituciones muy sólidas con interlocución social”. Puntualizando con la situación de Bolivia, declaró: “Repudio que un general haya dicho que el Presidente se tiene que ir, es contrario a todo desarrollo democrático”, concluyó.

Seguí leyendo: