Máximo Kirchner y Agustín Rossi (Adrián Escandar)
Máximo Kirchner y Agustín Rossi (Adrián Escandar)

El Frente de Todos y el peronismo que mantiene distancia de armado de Alberto Fernández se unirán en la Cámara de Diputados el próximo miércoles para repudiar los hechos que generaron la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia. Lo harán para llevar a cabo una sesión especial, que formalmente se pedirá este martes, en la que reclamarán el restablecimiento del orden institucional en el país limítrofe.

Además, contarían con la presencia de legisladores que forman parte de Cambiemos y que adelantaron su postura en las redes sociales. Es el caso del presidente del interbloque oficialista Mario Negri y el legislador del PRO Daniel Lipovetzky.

La sesión se llevará a cabo el miércoles por la tarde después de la asamblea en la que se proclamará la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, un paso institucional que no necesita de la presencia del presidente y la vicepresidenta electos.

El diputado kirchnerista Agustín Rossi (Adrián Escandar)
El diputado kirchnerista Agustín Rossi (Adrián Escandar)

La convocatoria fue hecha desde diferentes sectores del Frente de Todos. En las primeras horas de la mañana el presidente del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, convocó a una sesión especial para repudiar “el golpe de Estado en Bolivia” y exigir el “resguardo físico” para Evo Morales y su gobierno.

La misma intención tuvieron en el bloque Red por Argentina que conduce Felipe Solá y del que forman parte los legisladores Leonardo Grosso, Victoria Donda, Facundo Moyano y Daniel Arroyo. “Es lamentable que Macri decidió no decir nada del golpe de Estado que sufrió Evo Morales y es muy grave que parte de su gobierno niegue que haya sucedido”, sostuvo Grosso.

El bloque justicialista, que conduce el salteño Pablo Kosiner, y que está integrado por legisladores que responden a los gobernadores del PJ, también se sumará a la sesión. En la tarde del lunes emitieron un comunicado en el que dejaron en claro que coinciden con la postura del kirchnerismo sobre lo ocurrido en Bolivia.

Felipe Solá, otro de los impulsores de la sesión especial (Nicolás Stulberg)
Felipe Solá, otro de los impulsores de la sesión especial (Nicolás Stulberg)

Repudiaron “el golpe de Estado a un presidente constitucional” y advirtieron que “la política interna de los países debe resolverse mediante las elecciones libres, transparentes y soberanas de sus pueblos”. En esa línea, afirmaron: “Las Fuerzas Armadas no deben interferir con las instituciones democráticas ni ‘sugerir’ la renuncia a ningún presidente”.

Un grupo de diputados del peronismo y el kirchnerismo advirtieron que es “imprescindible que se dé inicio en forma urgente a los mecanismos contenidos en el Protocolo de Ushuaia sobre compromiso democrático, con la finalidad de que nuestro país hermano vuelva cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones". Además, instaron a Mauricio Macri para que, a través de la cancillería argentina, realice todas las gestiones necesarias en ese sentido.

La intención del Frente de Todos es juntar los 129 diputados que hacen falta para lograr el quórum y aprobar una declaración conjunta durante la sesión en la que se destaquen tres puntos determinantes para la oposición: el repudio al golpe de Estado, la integridad física de Evo Morales y los miembros de su gobierno, y el restablecimiento de la paz y el orden institucional en Bolivia.

En el oficialismo están divididos con respecto a la postura que tomaron sobre lo sucedido en Bolivia. Mientras que el sector del PRO entiende que no hubo un golpe de Estado, los de la UCR y la pata peronista de Cambiemos advierten lo contrario. No hay una posición conjunta definida sobre el tema. Por eso aún no está resuelto si habrá una posición orgánica o actuarán en forma dividida.

El diputado nacional Mario Negri (Télam)
El diputado nacional Mario Negri (Télam)

Alberto Fernández le hizo un guiño a la Unión Cívica Radical al destacar la posición oficial del partido sobre la situación en Bolivia. “Sacar a un presidente con acciones que no están dentro del marco de las reglas de la democracia no puede llamarse de otra forma que golpe de Estado. Celebro que la UCR, con sus años de tradición republicana, así lo entienda”, expresó el presidente electo.

En la UCR consideran que lo sucedido es un golpe de Estado y apelan a que se recupere la normalidad institucional. “Las tensiones deben resolverse en su marco legal sin injerencias ajenas al poder civil”, expresaron desde el partido.

Este martes a las 11 de la mañana Mario Negri y Emilio Monzó se reunirán en el Congreso junto a otros diputados de Cambiemos para evaluar cuál es el documento que impulsa el peronismo K y fijar una posición. El diputado y ex candidato a gobernador por Córdoba ya hizo pública su postura. Repudió la “intromisión militar” y aseguró que “la crisis actual se resuelve con el regreso a la institucionalidad, convocando a elecciones limpias y transparentes, tal cual lo ha señalado la OEA”.

En las últimas horas Felipe Solá contactó a Negri para pedirle que se sume al repudio y que logren, junto a otros legisladores oficialistas, aprobar la declaración. La pelota quedará del lado de Cambiemos una vez que el peronismo K termine de cerrar el documento que pretenden tratar en la sesión especial.

Seguí leyendo