Elisa Carrió en TN

Luego del debate en el que participaron los seis candidatos a la presidencia, Elisa Carrió respaldó a Mauricio Macri y cargó contra Alberto Fernández: “Vi a un presidente preocupado por su pueblo frente a un chanta”.

La diputada de la Coalición Cívica volvió a mostrarse optimista de cara al 27 de octubre pese al resultado adverso de las Primarias: “Nunca registré el 11 de agosto, creo que la elección va a ser muy pareja y que vamos a ganar”. En ese sentido se refirió a reforzar la campaña en el conurbano de la provincia de Buenos Aires y apuntó a los jefes comunales de Cambiemos que pregonan el corte de boleta: “Nuestros intendentes y la gente que milita con nosotros tiene que tener fe en ganar, lo que veo en todas las provincias no lo veo en el conurbano, se gana por la república y por los valores”, enfatizó en diálogo con TN.

Además de criticar la estrategia de los dirigentes bonaerenses, Carrió sostuvo que “en el conurbano la gente tiene mucho miedo a la venganza del PJ (Partido Justicialista); el votante común ya no se quiere mostrar en Cambiemos". En ese sentido diferenció a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Córdoba donde Juntos por el Cambio mantiene altos niveles de intención de voto, pero para la legisladora “el conurbano es la sombra de Aníbal (Fernández), de La Cámpora, de (Alberto) Fernández, la sombra de la persecución y la venganza que se vio muy bien en el debate, ese miedo silencioso de decir ‘de nuevo se viene la patota’”, enfatizó.

Al respecto del debate presidencial criticó a Alberto Fernández por tener “una actitud soberbia y grosera”. “Era un Presidente preocupado por su pueblo frente a un chanta”, apuntó contra el candidato del Frente de Todos.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

En otro fragmento de la entrevista se refirió al informe de la Comisión de la Memoria de la Provincia de Buenos Aires donde se intentó vincular a periodistas con la realización de tareas de “inteligencia ilegal”. “Se viene la venganza, lo anticipan diciendo 'esto les va a pasar por haber investigado la corrupción”, declaró Carrió y se preguntó: “¿Quién se cree que es la Comisión de la Memoria para evaluar al periodismo?”. “Yo voy presa chocha, pero no me van a callar, voy a seguir diciéndoles delincuentes desde la cárcel”, enfatizó.

“Yo voy presa y puedo estar libre en la cárcel -estoy cada día más linda, no tengo problema- pero la que está presa en la venganza propia es ella", ironizó contra Cristina Kirchner.

Al respecto de un posible triunfo del Frente de Todos, la referente de la Coalición Cívica alertó: “¿Creen que el mundo nos va a ayudar con Alberto Fernández?, ¿creen que la gente que teme por su vida se va a quedar a vivir?”. “Les hablo a los pobres, no se va para adelante yendo para atrás. Lo que hace el pueblo argentino es un ilusionismo barato, ¿voy a ir para adelante con los mismos delincuentes que robaron el país, cómo cierra esto?", declaró y apuntó al electorado: “A lo mejor hay 50% de argentinos que tenemos que pagar con el exilio o la cárcel por culpa de un 30%”.

“Lo que ha hecho parte del PJ es convertir algo en abuso social, bajo la excusa de la protección, la usan para tener poder. ¿Cuál es el poder de alguno si no hubiera pobres? Ninguno. Fundan el poder en el hambre de otro”, cuestionó la diputada y resaltó que en el Gobierno de Macri “el 70% del presupuesto nacional está en cuestiones sociales”.

(Twitter: @elisacarrio)
(Twitter: @elisacarrio)

“Van a reformar la Constitución y aniquilar la república”, insistió alertando por el posible retorno del kirchnerismo. En ese sentido resaltó que “Macri reconstruyó la república y la infraestructura, falta la logística y la moneda, ¿hace cuánto nos falta la moneda? Desde el Rodrigazo, año 1975, período periodista”, analizó y expresó: “Veo mucha gente que está fundida pero estamos haciendo el esfuerzo de tener una moneda estable”.

Carrió cuestionó el “oportunismo inmoral de la Argentina" apuntando a empresarios y sindicalistas que mantienen reuniones con Alberto Fernández. “Detesto a los oportunistas, si yo tuviera que decir todo lo que siento lo perjudicaría a mi presidente”, sostuvo y avisó: “Se los voy a decir en la cara después de las elecciones, no ahora porque tengo que ser moderada”.

La referente de Juntos por el Cambio concluyó refiriéndose al Encuentro Nacional de Mujeres que se llevó a cabo el último fin de semana en la ciudad de La Plata. “Yo soy feminista, presenté la mayor cantidad de leyes de igualdad de oportunidades”, resaltó pero criticó: “Ser feminista no significa dejar de ser mujer”. En ese sentido, señaló que “la prepotencia de mujeres haciendo un ‘tetazo’ frente a la Catedral es grotesco”. “Yo quiero ser mujer, no el machismo inverso, no queremos machos crueles vestidos de mujeres, no queremos que se toque lo sagrado. Así como tenemos que aceptar y querer la diversidad, hay que respetar el derecho de la relación de hombres y mujeres con Dios”, declaró.

Seguí leyendo: