Sin aludir a Macri, el radicalismo calienta la campaña en Mendoza con críticas a Alberto Fernández

El candidato Rodolfo Suárez hoy estuvo en San Rafael, al sur de la provincia

Ayer estuvo Alberto Fernández para respaldar a Anabel Fernández Sagasti con nueve gobernadores peronistas y varios candidatos (Axel Kicillof, entre ellos) en Luján de Cuyo. Pero ayer estuvo Cambia Mendoza en la misma ciudad de bodegas con prestigio internacional, que está gobernada por un intendente que compitió en las PASO contra Rodolfo Suárez, el candidato del oficialismo.

“Nos quieren traer a los gobernadores de todo el país, como si a los mendocinos nos gustara que nos vengan a decir lo que tenemos que hacer”, dijo Suárez en la localidad de 30 mil habitantes, donde Omar De Marchi tiene una gestión altamente valorada, al punto que pudo hacer elegir a su delfín como candidato a intendente en las primarias, Sebastián Bragagnolo. Ambos acompañaron a Suárez, hoy intendente de Mendoza, y al gobernador Alfredo Cornejo, cuatro dirigentes bien valorados en imagen y en gestión en el distrito.

Cambia Mendoza no podía dejar pasar el inédito y fenomenal aterrizaje de figuras peronistas nacionales que llegaron desde Buenos Aires y todos los puntos cardinales del país para ayudar a Fernández Sagasti, que ninguna encuesta local da como ganadora, y aprovecharon para criticar al peronismo local.

Suárez realizó una reunión general de campaña para encarar el último tramo de proselitismo y convocó a vecinos de Luján de Cuyo donde aseguró que el peronismo “no puede mostrar ni un solo funcionario hacia atrás, los esconden en la campaña". "No pueden mostrar a los gobernadores y mañana (por hoy) nos quieren traer a los gobernadores de todo el país como si a los mendocinos nos gustara que nos vengan a decir lo que tenemos que hacer. Hasta los slogans nos copian ahora, porque ellos no tienen nada que mostrar”, dijo Suárez en una reunión general de campaña donde convocó a vecinos de Luján de Cuyo.

La senadora Anabel Fernandez Sagasti (Foto NA)
La senadora Anabel Fernandez Sagasti (Foto NA)

La senadora kirchnerista hizo campaña en las primarias con la foto de su madrina política, Cristina Kirchner, y el mensaje central de campaña era “Hay otro camino”. Al ganar las PASO fue invisibilizando la imagen de la ex Presidente y, en cambio, buscó aparecer con el candidato a presidente de su espacio para captar el voto conservador o moderado, que es mayoritario en Mendoza.

El gobernador Alfredo Cornejo fue todavía más duro: “Nos quieren dar cátedra de cómo se administra, pero no podían recoger la basura de Luján, una tarea básica”, dijo. Y contó que los vecinos salían a aplaudir cada vez que recogían la basura, al tiempo que se lamentó cierta “amnesia colectiva”: “No falta quien olvida que no se podían pagar los sueldos hace cuatro años”.

“No es agresión lo que estoy diciendo, es decir la verdad”, insistió el Gobernador. Y le pidió a los vecinos que se recuerde que “son los de La Cámpora los que decían que las leyes que planteaba Cornejo en la Legislatura eran represivas, que hacer trabajar y estudiar a los presos era violar los derechos humanos. Resulta que ahora que necesitan los votos de la gente de bien, dicen que son mano firme en seguridad”.

En efecto, “mano firme” es un concepto que usó reiteradamente Cornejo para explicar su política en seguridad y tomar distancia de las críticas que le hacían por impulsar la “mano dura”. Fernández Sagasti, ahora, suele usar en sus presentaciones esas dos palabras, mano firme, emulando el discurso del Gobernador.

Cornejo no eludió referirse a la crítica situación macroeconómica al señalar en su discurso que “ellos hablan de pobreza, pero hace ochos años que estamos en recesión económica, hablan de todo lo que falta, pero de la única forma de salir de la pobreza es con trabajo y no cortando las calles como los piqueteros”. En fuerte tono, reclamó: “Basta de cortar las calles, vamos a trabajar”.

Y volvió a referirse a un asunto que fue tema de debate en esta campaña en Mendoza, acerca de cómo generar más trabajo: “Para crear riquezas hay que abrir empresas, y nuestro equipo está creando las condiciones para que esto ocurra y así podamos distruibuir”.

Luján de Cuyo es una localidad considerada del Gran Mendoza. Suárez hoy se fue a San Rafael, casi en la otra punta de la provincia, para estar lejos del acto peronista que lideró Fernández en respaldo a la candidata de Elegí (como se llama el Frente de Todos en Mendoza), Fernández Sagasti.