Rodríguez Larreta y José Luis Espert (Twitter: @jlespert)
Rodríguez Larreta y José Luis Espert (Twitter: @jlespert)

Ganar en primera vuelta. Evitar un balotaje con Matías Lammens. Con ese objetivo, Horacio Rodríguez Larreta se movió rápido en la primera semana de campaña formal de cara a las elecciones generales de octubre, y anunció un acuerdo con José Luis Espert, uno de los candidatos presidenciales que más cuestionó la política económica del presidente Mauricio Macri.

Se abre así una nueva etapa en la negociación política de Juntos por el Cambio luego de la dura derrota en las PASO, sobre todo a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires, y ante la amenaza que podría representar en territorio porteño el candidato del Frente de Todos, Matías Lammens, en un eventual balotaje.

"Como no tenemos candidato a Jefe de Gobierno, como creemos que la Ciudad debe seguir con sus transformaciones y como nuestra contribución electoral es decisiva para evitar que CABA vuelva al pasado, decidimos apoyar la candidatura de Horacio Rodríguez Larreta a Jefe de Gobierno", señaló Espert en sus redes sociales.

El anuncio se realizó hoy, un día particular para la rutina de la jefatura de Gobierno porteño, porque la reunión de gabinete de este martes contó con la presencia del jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, sobre todo ante el contexto de diferencias entre Larreta y Macri por la estrategia electoral en las PASO. Desde el gobierno porteño, y ante la consulta de Infobae, señalaron que la participación del funcionario nacional "no estaba agendada".

Si se trasladaran los votos porteños que Espert cosechó en agosto como candidato presidencial (68.828, un 3,56% del total),  y si Rodríguez Larreta mantiene el 46,48% que obtuvo en las PASO, le alcanzaría al actual Jefe de Gobierno para evitar un incómodo balotaje contra Lammens, que llegaría a los comicios fortalecido por el triunfo de Alberto Fernánez a nivel nacional.

Marcos Peña en la reunión de Gabinete del gobierno porteño, junto a Rodríguez Larreta y Diego Santilli (Prensa GCBA)
Marcos Peña en la reunión de Gabinete del gobierno porteño, junto a Rodríguez Larreta y Diego Santilli (Prensa GCBA)

El jefe de Gobierno de la Ciudad y Espert abrieron el diálogo hace dos semanas, a través de Diego Santilli y Bruno Screnci Silva, ministro de Gobierno porteño, y Luis Rosales, candidato a vicepresidente del frente Despertar y jefe de campaña, y Gonzalo Díaz Córdoba, apoderado del espacio de Espert y candidato a legislador en Capital.

"A Espert sus propios votantes le vienen reclamando que se baje por miedo a que gane el kirchnerismo, y él no se quiere bajar porque está convencido de que el oficialismo (a nivel nacional) no tiene chance de ganar. Entonces, como no se quiere bajar pero quiere tener un gesto con sus votantes y está preocupado por el destino de la Ciudad, empezaron las conversaciones con Horacio", reconoció a Infobae un importante funcionario porteño.

Previo a las PASO, el economista fue muy crítico de Juntos por el Cambio y denunció en reiteradas oportunidades que el Gobierno buscó bajar su candidatura.

"Medio punto nos suma", agregó la misma fuente con relación a la tracción de votos que podría representar este acercamiento con el economista del frente Despertar. En paralelo con las conversaciones políticas desde Uspallata, la mesa chica de Larreta comenzó la carrera proselitista para convocar a más gente para que vaya a votar.

Con esta movida, Rodríguez Larreta ratificó su autonomía política con relación a la estrategia nacional, que entró en una profunda revisión luego  de la derrota en agosto. Consultados por este medio, desde el entorno del jefe de Gobierno confían en lograr un triunfo ante Lammens en primera vuelta.

Seguí leyendo: