Durante la tarde de este jueves se dio a conocer el escrutinio definitivo de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas el 11 de agosto en todo el país. En los resultados finales, Alberto Fernández superó el número alcanzado en las elecciones y amplió su ventaja sobre el actual presidente Mauricio Macri.

Fuentes electorales le confirmaron a este medio que el candidato del Frente de Todos pasó de 11.622.020 a 12.205.938 votos, mientras que el mandatario nacional incrementó sus 7.824.996 votos a 8.121.689 en el conteo definitivo. Esto representa una superioridad exacta de 4.084.249 sufragios, superior a los 3.797.024 que había arrojado el escrutinio provisorio.

En términos porcentuales, Fernández subió mínimamente su piso de 47,65% a 47,78%. Macri, por su parte, disminuyó ese número de 32,08% a 31,79 por ciento.

El punto a revisar es que entre las elecciones internas pasadas y en las generales de octubre hay una diferencia: la forma en que se cuentan los votos en blanco y los nulos. En las PASO se dividen pero en las de octubre no. Allí solo se cuentan los votos afirmativos, es decir, los de los ciudadanos que eligen a un partido.

Si en octubre se mantuvieran los mismos votos, Alberto Fernández llegaría a 49,49% y Mauricio Macri a 32,93%. De esta manera, si se repitiera la elección, con o sin votos en blanco en la suma, el ex jefe de Gabinete se impondría en las elecciones generales y no habría segunda vuelta.

Alberto Fernández celebrando el triunfo el 11 de agosto
Alberto Fernández celebrando el triunfo el 11 de agosto

En cuanto a los votos válidos (afirmativos y en blanco), el número también se engrosó: el escrutinio provisorio de las PASO indicó que fueron 24.387.452 las personas que votaron en todo el país, mientras que el recuento final lo elevó a 25.543.041.

En la ciudad de Buenos Aires, tal como publicó Infobae el 20 de agosto, concluyó que la formula de Juntos por el Cambio –Horacio Rodríguez Larreta-Diego Santilli– obtuvo 904.165 votos, el 45,92%, mientras que Matías Lammens, del Frente de Todos, sacó 617.654 votos, el 31,36 por ciento.

En la provincia de Buenos Aires, el Frente de Todos, tanto en la categoría presidente y vice con la fórmula Fernández-Fernández como en el rubro gobernador y vice con Axel Kicillof y Verónica Magario, también ensanchó la ventaja sobre Juntos por el Cambio en el escrutinio definitivo.

Según la planilla del tribunal electoral, la dupla opositora logró 4.970.252 votos en territorio bonaerense, mientras que la oficialista obtuvo 907.050. La diferencia entre ambas fórmulas es de 2.063.202. En el escrutinio provisorio, la diferencia fue de 1.911.462 votos.

El Gobierno augura una remontada histórica para llegar al balotaje (Gustavo Gavotti)
El Gobierno augura una remontada histórica para llegar al balotaje (Gustavo Gavotti)

En el caso de la categoría gobernador, Kicillof llegó a 4.615.052 votos en el escrutinio provisorio, frente a los 3.045.945 votos que recolectó Vidal. En este caso, la diferencia fue de 1.569.107 votos. En el recuento definitivo realizado por la Justicia, esa diferencia se amplió: el Frente de Todos llegó a 4.812.684 votos, mientras que el oficialismo solo alcanzó 3.176.010, una diferencia de 1.636.674 votos.

Roberto Lavagna, candidato a presidente por Consenso Federal, pasó de 2.006.977 votos en el provisorio a 2.081.315 en el final. El Frente de Izquierda, con Nicolás del Caño, de 697.748 a 723.147 y el Frente NOS, liderado por Juan José Gómez Centurión, de 642.636 a 670.162.

SEGUÍ LEYENDO: