Mauricio Macri, su candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, almorzaron en la residencia de Olivos con los senadores del interbloque Juntos por el Cambio. Según pudo reconstruir Infobae, el Presidente les aseguró a los legisladores que lo más importante es mantener la estabilidad económica para proteger a la población.

La reunión fue pautada al comienzo de la semana para planificar este nuevo tramo de la campaña, mientras se atienden los asuntos más urgentes de la gestión que tiene intranquilos a los mercados. Si bien anticiparon que son inminentes nuevos anuncios económicos, ni el Presidente ni el Jefe de Gabinete adelantaron cuáles serán, ni siquiera en qué áreas.

Por otro lado, hay asuntos que tienen que pasar por el Congreso, empezando por la llegada inminente a la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo del decreto de necesidad y urgencia que congeló el precio de los combustibles. Los tiempos del DNU vencen el viernes, por lo tanto, el lunes debería estar ingresando a la Mesa de Entradas del Senado para su giro a la Bicameral. Al respecto hay confianza de que no haya rechazo con una medida que beneficia a la población.

Los senadores del Interbloque esperaban conocer de primera mano las posibilidades que tiene el Gobierno de volver a generar confianza en medio de la crítica situación cambiaria mientras se ponen en marcha las nuevas medidas paliativas que se estaban preparando en otras oficinas. A las 18, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, brindará una conferencia de prensa. 

Al almuerzo también se sumaron los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, de Seguridad, Patricia Bullrich y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, además  del secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, quienes sumarán su análisis de la situación social y la distribución de los alimentos en medio de la emergencia, tal como ayer se comprometió el Presidente en el encuentro que mantuvo con la comisión ejecutiva de la  Conferencia Episcopal Argentina.

Trascendió que el Presidente fue especialmente motivador y "quedó claro en la manifestación del sábado que representamos a un montón de gente que piden que los representemos", contó uno de los senadores presentes a Infobae. Macri les dijo que "tenemos que tener el estado de ánimo para representar a nuestro electorado, hacerlo con convicción, con firmeza, y eso es lo que vamos a hacer. Si lo hacemos así puede haber ballotage, vamos a pelear por eso".

"Macri dijo que dio la directiva a su Gabinete económico de mantener la estabilidad para cuidar a la gente lo mejor que se pueda en este difícil presente, y no hay ninguna duda de que así será", aseguró una de las senadoras presentes.

Por otro lado, varios senadores evaluaron la situación en sus distritos y se enfocó en la próximas elecciones distritales, por ejemplo, en Mendoza, donde hay confianza de un resultado positivo para Juntos por el Cambio, que postula a Rodolfo Suárez.

Estuvieron presentes el presidente del Interbloque, Luis Naidenoff, y el presidente del bloque PRO, Humberto Schiavoni, además del presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. También estuvieron los senadores Julio Cobos y Fernanda Verasay, de Mendoza, la senadora Silvia Elías de Pérez, de Tucumán, el senador Angel Rozas, de Chaco, la senadora Lucila Crexell, de Neuquén y el senador Roberto Basualdo, de San Juan, entre otros.

Para el próximo martes, a las 18, ya está agendada una reunión similar con el interbloque de Diputados, ya que se espera el involucramiento de las espadas legislativas del oficialismo en estos días inestables, donde el Gobierno no cuenta con otro respaldo que su propia dirigencia.

Mañana hay reunión de Gabinete en la Casa Rosada y, además de los ministros, se espera la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, el presidente del interbloque, Mario Negri, además de los ya mencionados Pinedo y Naidenoff, que hoy estuvieron en Olivos.