María Eugenia Vidal en un acto en Mar del Plata (Foto: Télam)
María Eugenia Vidal en un acto en Mar del Plata (Foto: Télam)

María Eugenia Vidal desplegará este fin de semana una fuerte artillería electoral para pedir el voto de los bonaerenses y romper un récord histórico de participación ciudadana en las urnas con la instalación de 1.000 mesas de acción militante de Juntos por el Cambio en unos 40 municipios clave del territorio bonaerense.

Las 1.000 mesas estarán apostadas en esquinas de los municipios. No se tratara de un timbreo, participará todo el gabinete de Vidal y se tratará de buscar "acciones de militancia con mesas de cercanía para estar con la gente, escucharlos, poner la cara, pedir el voto y repartir boletas", según dijeron los organizadores.

Los ministros, secretarios y subsecretarios van a bajar al territorio y Vidal va a acompañar en busca del voto en municipios clave como son los de la primera y tercera sección electoral concentrados en el Conurbano. Pero también se pondrá énfasis en los grandes centros urbanos como Mar del Plata, Bahía Blanca, Tandil, Azul o Chascomús.

"Vamos a poner toda la carne en el asador porque hay que convencer a nuestros votantes y romper el récord de participación ciudadana", explicó a Infobae un destacado funcionario de la gobernación bonaerense. En las últimas elecciones el récord histórico de votantes fue del 80% y Vidal apunta a perforar ese número.

Los objetivos perseguidos por esta movida electoral apuntan a pedirle a la gente que vaya a votar el 11 en las PASO ya que "el espacio necesita que así sea"; escuchar y estar cerca de los votantes (poner la cara e intercambiar conceptos de la gestión. Allí coincide el eslogan que bajó Marcos Peña para la campaña nacional, que es "puteame, pero votame"); y entregar las boletas y dar detalles de los lugares de votación.

Todas estas mesas se organizaran desde lo territorial a través de la Subsecretaría de Asuntos Municipales a cargo de Alex Campbell. Todos los ministros bonaerenses estarán el sábado por la mañana en la calle acompañando a los candidatos. Esto se dará en toda la provincia, pero se hará foco en los 40 municipios clave para el oficialismo y allí donde las encuestas muestran una paridad con Axel Kicillof.

Este mediodía, la gobernadora bonaerense, acompañada por el senador y precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, fue recibida por dirigentes gremiales de sindicatos energéticos en la sede de la Federación del Supeh, el gremio petrolero con mayoría de afiliados de YPF y que conduce Antonio "Coco" Cassia.

Seguí leyendo: