Cristina Kirchner, durante la entrevista con Luis Novaresio en Infobae, en septiembre de 2017
Cristina Kirchner, durante la entrevista con Luis Novaresio en Infobae, en septiembre de 2017

Dos días después de haber calificado una entrevista en Infobae como una suerte de "interrogatorio", la ex presidenta Cristina Kirchner apeló a las redes sociales para pedirle disculpas públicas al periodista Luis Novaresio.

La ex mandataria publicó cuatro mensajes en la red social Twitter en los que se refirió a un malentendido y donde aseguró que sus palabras respondieron a un "sentido obviamente metafórico".

"Acabo de leer el tweet de Luis Novaresio en el que considera que le hice una imputación de cuasi torturador al referirme a la entrevista que me efectuara en la campaña electoral 2017", inició su exposición la ex mandataria en la red social Twitter.

Y continuó: "Quiero decirle que, como surge claramente de la exposición y el contexto en que lo dije, lo hice en un sentido obviamente metafórico y para que pudiera entenderse claramente la diferencia en la forma de entrevistar a los candidatos del gobierno y a los candidatos de la oposición. Sin ir más lejos y a título de ejemplo, lo que Alberto Fernández debió soportar en Córdoba de parte de un periodista claramente vinculado al oficialismo y que es una prueba cabal de lo que quise poner de relieve".

"Por lo que le pido disculpas si se sintió ofendido, porque estuvo muy lejos mi intención de hacerle ningún tipo de imputación y menos de esa naturaleza de tan triste memoria para los argentinos y las argentinas", completó.

El último viernes, durante la presentación de su libro, Sinceramente, en Mar del Plata, Cristina Kirchner había afirmado: "Por ejemplo, a mí, cuando me hicieron un reportaje, Novaresio… me interrogaron, prácticamente. Es un interrogatorio. Falta la luz, así, acá, y alguien que de atrás me esté haciendo alguna cosa para que… para que responda".

Las palabras de la ex presidente tuvieron una repercusión pública inmediata, lo que llevó al periodista de Infobae a responderle mediante un texto en primera persona.

"El día que 'interrogué' a Cristina Kirchner", fue el título del artículo de opinión escrito por Novaresio, cuyo cierre fue: "Es cierto que a los funcionarios, en general, les perturba esa idea de andar teniendo que responderles a los periodistas. A todas y todos. Hay que ver a algunos que ejercen ahora el poder chillando por las repreguntas y los temas tratados. Es cierto que hay quienes lo disimulan con cierta elegancia. Otros, con más rencor que memoria, prefieren decir, sinceramente, que la menor pregunta que los incomoda los ubica en el lugar de la víctima ilegítimamente cuestionada".

Vale aclarar que, temprano por la mañana, Alberto Fernández fue el primero en reaccionar a la columna de Luis Novaresio en Infobae, mediante un llamado al periodista para aclarar que de ningún modo consideraba que un reportaje pudiera ser asimilado a un acto de tortura.

Seguí leyendo: