La reunión se realiza en Santa Fe (Cancillería)
La reunión se realiza en Santa Fe (Cancillería)

SANTA FE  (enviado especial) – Los presidentes del Mercosur definirán un esquema común para acelerar el proceso de instrumentación del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea por medio del denominado mecanismo de "implementación provisional", que se pondrá en marcha una vez que haya una aprobación del pacto de libre comercio de parte del Parlamento europeo y de uno de los congresos de los países del bloque regional.

Así lo dejó reflejado esta mañana el canciller Jorge Faurie cuando inauguró el plenario de sesiones de la cumbre de presidentes del Mercosur y sostuvo que el acuerdo del bloque regional con la Unión Europea fue un "punto de inflexión en la agenda de crecimiento", y adelantó que en la reunión de jefes de Estado que se realiza en esta ciudad buscarán definir "una adecuación inmediata a las necesidades del Mercosur".

En tanto, el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería Horacio Reyzer adelantó que el mecanismo de "implementación provisional" que se acordará en esta cumbre de Santa Fe permitirá a cada país instrumentar automáticamente el acuerdo con la Unión Europea una vez que lo apruebe el Parlamento de ese bloque y el Congreso de cada país. Es decir, los estados miembros del Mercosur no deberán esperar a que los parlamentos de Paraguay, Uruguay, Brasil o Argentina avalen el acuerdo sellado en Bruselas hace 20 días.

La necesidad de darle mayor celeridad a la puesta en marcha del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea está relacionada con condimentos políticos. Es que los más optimistas creen que la aprobación de los parlamentos puede llevar dos años pero todo puede complicarse si algunos de los Congresos traba el acuerdo.

El canciller Jorge Faurie y el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería Horacio Reyzer (Cancillería Argentina)
El canciller Jorge Faurie y el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería Horacio Reyzer (Cancillería Argentina)

"Hay que aprovechar lo antes posible los beneficios que tiene este acuerdo con un mecanismo de vigor provisional que sea vigente en cada país", planteó Reyzer. De esta manera, los productos que se importen o se exporten del bloque a Europa tendrán la posibilidad de liberar sus aranceles al cien por ciento.

Además, la negociadora de Uruguay, Valeria Csukasi, expresó que "hoy necesitamos instrumentos efectivos que den una rápida respuesta a lo que están pidiendo nuestros sectores exportadores y productivos de nuestros países", y, así, alentó aquel mecanismo de "aprobaciones bilaterales" del acuerdo que ven en la misma línea de lo que plantearon Reyzer y Faurie. "Es una clara demostración de que en el Mercosur han cambiado los tiempos", acotó la representante de Uruguay en esta cumbre de la entidad supranacional.

En la apertura de sesiones de cancilleres del Mercosur que se desarrolla en la reciclada Estación Belgrano de Santa Fe, Faurie fue categórico: "A partir de ahora somos una figura creíble a nivel internacional".

A partir de allí, el canciller argentino dejó en claro que "ahora hay que tomar coraje para adecuar el Mercosur a las necesidades que nos enfrentamos" y mencionó la idea de "alcanzar una verdadera unión aduanera".

Como adelanto de lo que será el documento que mañana firmarán los jefes de Estado aquí en Santa Fe, el canciller destacó un acuerdo para avanzar hacia una baja en los aranceles extra Mercosur de determinados productos, la instrumentación de un esquema para liberar el roaming en las comunicaciones de la región y en un presupuesto único para el manejo administrativo interno del bloque.

Esta previsto que mañana arriben temprano los presidentes Mauricio Macri, su par de Brasil Jair Bolsonaro, el paraguayo Abdo Benítez y el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez.

Seguí leyendo: