Nicolás del Caño y Romina Del Plá anunciaron la histórica unidad el pasado 12 de junio. Mientras Miguel Ángel Pichetto confirmaba su acompañamiento en la fórmula con Mauricio Macri y Sergio Massa se acercaba cada vez más al kirchnerismo, la izquierda daba a conocer su alianza presidencial mediante el FIT-Unidad.

La fusión del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) significó mucho más que una foto electoral. La izquierda apeló a la alianza de ambos dirigentes para romper con la polarización que tiene a dos frentes liderando las encuestas y en la que buscarán mejorar su participación en relación a las elecciones presidenciales de 2015.

La energía está puesta en no pasar inadvertidos. "Ser de izquierda es querer una igualdad real en la sociedad que hoy no existe. En donde a partir de esas igualdades, cada persona pueda desarrollar su individualidad en todos los aspectos de la vida. Me refiero a la igualdad en todos los terrenos", expresó Del Caño, precandidado a presidente por el FIT-Unidad.

Nicolás del Caño y Romina Del Plá son precandidatos a presidente y vice por el FIT-Unidad
Nicolás del Caño y Romina Del Plá son precandidatos a presidente y vice por el FIT-Unidad

"Yo hace más de 30 años que milito en el Partido Obrero. No soy la misma por la experiencia acumulada y por las responsabilidades que me ha tocado asumir. Hemos visto cómo se han ido agotando, y en algún punto, es la ratificación de que la única salida posible a este presente es terminar con estas condiciones de sometimiento. En ese punto, es la ratificación de que efectivamente hay que pelear por una salida a la crisis para que no seamos los trabajadores los que la paguemos", sostuvo Del Plá, quien será precandidata a vice y visitó, junto a Del Caño, la redacción de Infobae.

—¿Le prestan atención a lo que sucede en las redes sociales?

—Nicolás del Caño: En la medida de lo que podemos, nos ayudan nuestros compañeros y compañeras, cada vez que puedo leo lo que llega y la gente escribe. Hay diálogos que son interesantes y que a uno le permiten mejorar el mensaje o llegar a un sector que coincide con nosotros pero no le llega nuestro mensaje de la mejor manera.

—Romina Del Plá: Es inevitable mirar las redes sociales, interactuar, de la circulación de la información y de las fake news. De los ataques falsos. A mí leer cosas que son mentiras, en relación a lo que hacemos o no, me molesta. Pero uno aprende a convivir con los trolls y con operadores de derecha. A mí me atacan mucho por el derecho al aborto. Forma parte de las batallas políticas que decidí emprender.

—¿Cómo ven al país?

—DC: Vemos una situación muy dura, muy difícil para las mayorías populares. Esta situación de la pobreza, de los niños, las niñas, adolescentes. Lo mismo con jubilados y jubiladas. En cada provincia que vamos encontramos empresas cerrando. Los trabajadores golpean puertas y los gobiernos no responden y los empresarios los chantajean. Ha habido muchos cierres y despidos. Permanentemente nos encontramos con esa situación.

—RP: Vemos cómo la crisis se profundiza y agudiza y las condiciones que se intentan imponer a las masas populares son cada vez peores. Tengo el peso de esta experiencia y una ratificación de que este es el camino de la lucha.

Nicolás del Caño, precandidato a presidente
Nicolás del Caño, precandidato a presidente

—¿Qué logró la izquierda con el FIT-Unidad?

—DC: Toda la izquierda que está agrupada en el FIT-Unidad fortalece la izquierda. En este momento crítico se hace más necesario brindar una alternativa a la clase trabajadora. Conquistamos más de 40 bancas en todos estos años  y estamos preocupados por presentar una alternativa. Queremos un gobierno dirigido por los trabajadores. Todo lo que sea el voto al FIT va a ser un claro mensaje a todos los poderosos, al FMI, a los grandes grupos económicos, de que acá no se resigna el pueblo trabajador a ser quien pague esta crisis.

—DP: Ha sido un impacto muy positivo. Esta unidad fue muy bien recibida. No es que simplemente ahora sumamos un partido más. Cuando el FIT se constituyó en el 2011, se hizo sobre una base de una caracterización de una etapa, de la necesidad de reforzar un planteo de independencia política, por eso los tres partidos que inauguramos el frente lo hicimos desde una base de un planteo estratégico. En este punto, efectivamente esa experiencia de los ocho años del FIT ha sido importante en primer lugar porque se ha mantenido ese programa.

—Manuela Castañeira expresó que el FIT no quiso abrir una interna para competir en las PASO. Luis Zamora también los criticó y comunicó que sólo competirá en CABA. ¿Por qué no se sumaron al FIT-Unidad?

—DC:  Tenemos una confluencia entre diferentes fuerzas y nos hemos puesto de acuerdo. Hicimos dos o tres reuniones con Zamora y nos terminó planteando que no había coincidencias o había diferencias. Tenemos acuerdos muy sólidos, una forma democrática, rotación en las bancas proporcional a lo que se había obtenido en la elección anterior. No comprendemos por qué, en vez de unificar, prefiere mantenerse por fuera. Las bancas las consideramos un punto de lucha.

—DP: Hicimos un planteo a todos los que no integraban el FIT. Zamora participó de una reunión y dijo que no. El Nuevo MAS no quiso siquiera sentarse a discutir. Luego tiran cosas por las redes sociales pero no han querido reforzar este polo de trabajadores. Queríamos abrir el debate.

Romina Del Plá, precandidata a vicepresidente
Romina Del Plá, precandidata a vicepresidente

—¿Cómo recibieron las declaraciones de Zamora dentro de la unidad?

—DP:  Las hizo conscientemente y actuó para ser un bloqueo al reforzamiento de la izquierda. Habría que preguntarle a Zamora que hicieron sus legisladores, que no le duraron ni dos semanas. La ausencia de una organización hizo que se fueran captados por otras fuerzas políticas patronales. Nosotros defendemos nuestra trayectoria.

—¿Qué opinión tienen sobre los bloques con los que competirán en las PASO?

—DC: La coherencia de la izquierda se resalta ante este festival de pases. Hablando en términos futbolísticos… Massa definió su candidatura en el denominado Frente de Todos. Pichetto será vice de Macri. Están diciendo que acá a vos te afanaron estos años y bueno, aguantatelá. El FIT-Unidad tiene la responsabilidad de desenmascarar aquello que dicen que se puede acordar con el FMI y al mismo tiempo que eso signifique una mejoría para el pueblo trabajador. Es un engaño al pueblo. Vamos a colocar con fuerza, también en la campaña, esta denuncia y un programa alternativo que verdaderamente. Nosotros queremos que los trabajadores tengan un salario como corresponde.

—DP: Se quiere imponer la polarización diciendo que entre Macri y Fernández hay un enfrentamiento de programas. Y no, se están peleando por el aparato del Estado. Cada uno representa a un sector que quiere quedarse con el Estado para los negocios de su sector. En las candidaturas no hay ningún enfrentamiento de programas. Estratégicamente son lo mismo. Ambos comparten en que acá hay que desenvolver nuevos planes de ajuste. Tenemos que colocar la necesaria advertencia de que acá nos están intentando imponer que la salida es votar un nuevo plan de ajuste. Y esto es lo que nosotros no podemos permitir. El FIT-Unidad plantea desenvolver un programa propio.

Nicolás del Caño y Romina Del Plá (Santiago Saferstein)
Nicolás del Caño y Romina Del Plá (Santiago Saferstein)

—¿Esperaban todas estas maniobras y jugadas políticas?

—DC: Que Alternativa Federal se disuelva entre otros bloques políticos era probable. No tenían objetivos comunes o claros. Se vendieron al mejor postor. Pichetto, ¿qué tiene de incoherente si votó todas las leyes de Macri? Si vos ves a Massa, en el último tiempo, algunas de las leyes de Macri no las votó, pero después sí. Las votó todas. Massa se quejaba del apagón que ocurrió hace dos semanas, pero votó todos los presupuestos. Son una caradurez total, se presentan como la oposición. A nosotros no nos sorprende este "panquequeado" que un día dice una cosa y otro día hace otra.

—DP: Massa ha cogobernado con (María Eugenia) Vidal. Ha sido un puntal en el ajuste en la provincia de Buenos Aires. Ahora que se hagan los ultra opositores es gracioso, porque traen debajo del poncho la defensa del mismo programa. Que Macri tenga que apelar a Pichetto indica un cuadro de crisis.

— ¿Podrían enumerar tres cosas buenas que hayan hecho el gobierno nacional en estos cuatro años?

No —respondieron ambos—.

—¿Cómo creen que van a votar los jóvenes en estas elecciones?

—DC: Hay una aspiración de la juventud de poder modificar su situación. El problema de la precaraización del empleo: si tenés 18 o 19 años y no podés estudiar porque tenés que laburar, los salarios no alcanzan o tenés que mantener a tus hermanos, ¿cuál es el futuro que ven? Eso es lo que creo que cala en la juventud. Bueno hay que modificarlo. La izquierda es la que plantea que no hay que resignarse y plantear otra perspectiva. En eso muchos jóvenes quizá se sientan identificados.

—DP: Soy docente de escuela secundaria. Qué le ofrece Cambiemos a la juventud, trabajo precarizado, educación vaciada, mercantilizacion de estudios superiores, falta de acceso a la vivienda. No es un horizonte seductor para la juventud. Por eso creo que la rebelión innata se manifesta en las ideas políticas. Es falso que la juventud no quiere trabajar. En la última Expo Empleo hubo miles de jóvenes postulándose para trabajar. Lo que es real es que también es que la juventud y los trabajadores nos rebelamos a las condiciones de trabajar en un call center y terminar enfermo. O manejar una bicicleta para llevar un pedido y que te pise un auto.

Romina Del Plá y Nicolás del Caño, la fórmula del FIT-Unidad
Romina Del Plá y Nicolás del Caño, la fórmula del FIT-Unidad

—En un eventual balotaje, ¿van a volver a pedirle a su electorado que vote en blanco?

—DC: En caso de que se llegue a un balotaje, debatiremos en entre las fuerzas del FIT-Unidad en función del programa que estamos esgrimiendo. En función de eso hay distintos escenarios, así como no apoyamos a Macri ni Scioli en 2015. El voto en blanco significa no apoyar a ningún candidato. Es eso, no hay una sumatoria para el ganador ni ninguna de esas cosas. No existe eso. El mensaje es claro: rechazar a candidatos tenían un claro planteo de defender los intereses de los capitalistas.

— DP: Nosotros sí resistimos archivos. En la reforma constitucional de 1994 denunciamos que la introducción del balotaje tenía que ver con el horizonte que preveían acerca de cómo iba a afectar la crisis al aparato político. Es crear una mayoría y un apoyo popular para una candidatura para un eventual gobierno que no la tuvo. Presionando a la población por gente que no la votó, y por algo no la votó. Porque no comparte su programa. Te fuerza a optar por un candidato que en primera vuelta no habías elegido.

Seguí leyendo: