Alejandro Slokar (Télam)
Alejandro Slokar (Télam)

A la espera de que se defina si un pedido de recusación de la diputada Elisa Carrió lo aparta de la causa D'Alessio, el juez Alejandro Slokar votó este miércoles junto a sus pares de la Cámara Federal de Casación Penal el rechazo a la excarcelación de un ex espía y advirtió que la actividad que llevaba adelante la banda descubierta en Dolores "compromete la vigencia del Estado de Derecho y socava el futuro de las instituciones democráticas".

Las palabras de Slokar -leídas con atención y suspicacia en Comodoro Py luego de la jugada de Carrió– tuvo lugar en el marco de un fallo firmado hoy por unanimidad junto a sus colegas, Guillermo Yacobucci y Angela Ledesma, en donde se ratificó la prisión de Rolando Barreiro, un ex espía procesado por integrar la banda del falso abogado Marcelo D'Alessio.

Precisamente, serán Yacobucci y Ledesma los que por estas horas deben resolver si Slokar puede seguir interviniendo en el expediente. Ellos deben responder si tiene éxito la presentación de la diputada Elisa Carrió asumiéndose imputada en el caso D'Alessio y pidió la recusación de Slokar. Se basó en una una denuncia que ella hizo contra el camarista en el Consejo de la Magistratura y que –después de casi tres años- se trataría mañana en ese organismo.

La diputada nacional, Elisa Carrió y la legisladora porteña, Paula Oliveto
La diputada nacional, Elisa Carrió y la legisladora porteña, Paula Oliveto

Ante esa presentación, Slokar ya rechazó los argumentos de la diputada, al sostener que la sola existencia de una denuncia en su contra no es suficiente para apartarlo porque no motivó un juicio político. Y también porque hizo la denuncia como legisladora y no implicó una afectación a su persona.

Pero ahora Yacobucci y Ledesma tienen que resolver si le dan la razón a Carrió o a Slokar. Si aceptan el planteo de Carrió, Slokar quedará apartado y, en caso de disidencia, tendrán que convocar a un juez de otra sala.

La cuestión llega en momentos clave en donde el tribunal debe definir si el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla sigue al frente de la causa D'Alessio o si el caso pasa a los tribunales de Comodoro Py 2002, como lo pidió la fiscalía, D'Alessio y el propio Carlos Stornelli-. En Comodoro Py se especulaba con que Slokar respaldara a Ramos Padilla, aunque la decisión depende también de Ledesma y Yacobucci.

Precisamente, la Sala II ya había intervenido rechazando una recusación de Stornelli contra Ramos Padilla, cuando se lo convocó a indagatoria. Y confirmó las detenciones de los ex policías Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi. Ahora, llegó el caso de analizar el caso de Barreiro, que estuvo en la entonces SIDE desde abril de 2002 hasta mayo de 2016.Se trata del ex espía que no pudo arrepentirse porque la fiscalía planteó que sobre él pesaba la ley de inteligencia.

Ante Ramos Padilla, Barreiro contó las operaciones que realizaba a las órdenes de D'Alessio y reveló nombres y maniobras. Está preso desde el 29 de marzo. Ahora, su defensa llegó con un recurso en Casación pidiendo la excarcelación –denegada por Ramos Padilla y por la Cámara de Mar del Plata-. O al menos un arresto do domiciliario con pulsera electrónica.

La defensa explicó que como la esposa de Barreiro trabaja en un jardín de infantes y cursa su cuarto embarazo, es él el que se encuentra a cargo del cuidado de sus hijas. Sostuvo además que no tiene antecedentes y que ya ha demostrado que no buscará fugarse y su intención de colaborar con la justicia. La defensa también dijo que "no se valoran de igual forma" la libertad "con otros miembros [de] mayor actividad (en el caso) que la de [su] defendido".

"Han ponderado como una circunstancia de especial atención, su paso por la Agencia Federal de Inteligencia, siendo que él renunció a la misma hace tres años", y que: "…existe un sesgo por parte de la magistratura que lo hace incurrir en un doble estándar, [ya que] se decidió la situación del Fiscal (Juan Ignacio) Bidone procesándolo sin prisión preventiva, pese a que la acusación revestía igual o mayor gravedad que la del sr. Barreiro", dijo la defensa.

A la hora de analizar la cuestión por la Sala II, Slokar tuvo el primer voto y aprovechó para hablar de la investigación de Dolores y todas sus maniobras. Aseguró que fue Barreiro quien "introdujo a Marcelo Sebastián D'Alessio en dicha investigación a sabiendas de que el nombrado no formaba parte de ninguna agencia de inteligencia nacional ni ejercía funciones públicas por nombramiento de autoridad competente". Y pasó revista a las tareas "utilizados por la organización de la que formaba parte para realizar tareas de espionaje ilegal, coacciones, extorsiones e intimidaciones a esas mismas personas" junto a D'Alessio y los ex policías Ricardo Bogoliuk y Anibal Degastaldi, entre otros.

Marcelo D’Alessio
Marcelo D’Alessio

"En la resolución impugnada se valoraron las concretas circunstancias de los hechos pesquisados en relación con las características y la modalidad de los mismos —referidos a distintas actividades y operaciones de investigación criminal, inteligencia y espionaje ilegales, maniobras coactivas, intimidaciones y extorsiones para obtener réditos económicos y otra clase de prestaciones o beneficios indebidos—, con más la cantidad de particulares y funcionarios públicos involucrados en la organización investigada que, a todo evento, compromete la vigencia del Estado de Derecho y socava el futuro de las instituciones democráticas", sostuvo Slokar en la resolución a la que accedió Infobae.

Por su parte, Ledesma afirmó que si bien la defensa "ha indicado que el nombrado ya no forma parte de la AFI, se presentó voluntariamente dos días después de no ser habido y aportó información relevante para colaborar con la investigación", la Cámara Federal de Mar del Plata consideró los riesgos de entorpecimiento por "los vínculos que aún podrían existir sobre el encausado atento a los cargos que ocupó en la Agencia Federal de Inteligencia". "Máxime cuando se ha puesto de manifiesto que gran parte de las actividades imputadas se llevaron a cabo después de su renuncia a dicho organismo", se señaló.

En su voto, el juez Yacobucci afirmó que la presentación "carece de la fundamentación necesaria, pues no se hace cargo el recurrente de rebatir todos y cada uno de los fundamentos de la decisión que impugna" sobre los riesgos procesales de liberarlo.