Pasada la 1 de la madrugada, Gustavo Melella se proclamó ganador. Una hora después, Rosana Bertone reconoció su derrota.
Pasada la 1 de la madrugada, Gustavo Melella se proclamó ganador. Una hora después, Rosana Bertone reconoció su derrota.

Por primera vez un oficialismo en Tierra del Fuego es derrotado en primera vuelta. La gobernadora Rosana Bertone sufrió un durísimo revés este domingo ante el radical k Gustavo Melella, intendente de Río Grande, que ganó la elección a gobernador por el 50,2% de los votos, cuando la Justicia Electoral llevaba escrutadas oficialmente el 40% de las 460 de votación.

"Hoy el pueblo de Tierra del Fuego se expresó y reconozco la voluntad de los fueguinos", escribió la gobernadora saliente por Twitter. "Estoy a disposición de @gustavomelella para iniciar la transición".

Inmediantamente, en otro tuit, la mandataria sostuvo: "A partir de ahora nos espera el desafío de trabajar unidos por la victoria del peronismo junto a @Alferdez y @CFKARgentina en las próximas elecciones de octubre", cerró.

Una hora antes Melella había salido a festejar su victoria. Aunque no dijo si su triunfo lo entronizaba como el nuevo gobernador o si debía esperar al balotaje.

Esa indefinición se debió a que la Justicia Electoral, en un escrutinio sumamente lento, no había proclamado al vencedor.

"Algunos no van a reconocer que ganamos", dijo el ex cura salesiano y dos veces intendente de la principal ciudad fueguina. "Pero la elección se jugó en Tierra del Fuego y no en Buenos Aires", señaló en relación a nacionalización de los comicios y al apoyo explícito que Alberto Fernández le había brindado a Bertone en los comicios provinciales.

Noticia en desarrollo

SEGUÍ LEYENDO: