Omar Perotti junto a su compañera de fórmula Alejandra Rodenas
Omar Perotti junto a su compañera de fórmula Alejandra Rodenas

El peronismo volverá a gobernar Santa Fe después de 12 años. Omar Perotti ganó las elecciones y será el próximo gobernador. El socialismo, que tuvo a Antonio Bonfatti como candidato, perdió la provincia . Atrás, en un tercer lugar lejano, se ubicó José Corral, el candidato de Cambiemos.

Con el 99,32% de las mesas escrutadas, Perotti se impuso con 40,52% de los votos frente a Bonfatti, que llega al 36,34%. En el tercer escalón se ubicó José Corral 18,96%. 

El candidato socialista Antonio Bonfatti (Télam)
El candidato socialista Antonio Bonfatti (Télam)

"De confirmarse la tendencia, felicitamos a quien ha sido el ganador de las elecciones", dijo Bonfatti unos minutos antes de las 22. El reconocimiento de la derrota fue claro más allá de la especulación sobre el resultado final. El socialismo asume que perdió la provincia. 

El candidato socialista dijo que son "respetuosos de la voluntad popular" y dijo que estará "a disposición para trabajar por los santafecinos". Además, resaltó la importancia de haber obtenido intendencias importantes como la de la ciudad capital.

Cinco minutos después de las 22, el actual gobernador socialista Miguel Lifschitz llamó por teléfono a Omar Perotti para felicitarlo por el triunfo. El saludo cerró la elección. Fue el símbolo de la victoria antes del final del escrutinio.

Antonio Bonfatti junto al actual gobernador Miguel Lifschitz  (@AntonioBonfatti)
Antonio Bonfatti junto al actual gobernador Miguel Lifschitz  (@AntonioBonfatti)

El socialismo gestionó la provincia de Santa Fe desde hace 12 años. Hermes Binner (2007-2011), Antonio Bonfatti (2011-2015) y Miguel Lifschitz (2015-2019) gobernaron bajo el paraguas del Frente Progresista, espacio en el que el socialismo se fusionó con la Coalición Civica y un sector del radicalismo. En esta oportunidad se jugaba el capital político obtenido frente al peronismo unido. Una batalla que no puede ganar.

La candidata natural del socialismo era la actual intendenta de Rosario, Mónica Fein, pero desistió de afrontar el desafío y este domingo compitió por un lugar en el Senado de la provincia. Perdió ante el peronista Marcelo Lewandowski que fue elegido por el departamento Rosario.

Ese lugar que estaba destinado para Fein fue ocupado el ex gobernador Bonfatti, que durante su gestión enfrentó la peor etapa de la inseguridad generada por la pelea entre grupos criminales y bandas narcos. Un problema que atormentó al socialismo en los últimos años y que estuvo muy presente en la campaña del peronismo. Fue el punto débil donde pegar.

En abril de este años Omar Perotti  venció en las PASO a María Eugenia Bielsa y luego logró su respaldo para afrontar las elecciones generales. La hermana del entrenador de fútbol despejó con rapidez las dudas sobre su accionar después de la derrota. A los días de haber perdido se sacó una foto con Perotti y le prometió darle todo su apoyo. Cumplió. La rosarina compartió actos y recorridas de campaña. Fue una señal a sus votantes para que mantuvieran su respaldo a la fórmula peronista. 

Perotti junto a su socia y ex contrincante en las PASO, María Eugenia Bielsa
Perotti junto a su socia y ex contrincante en las PASO, María Eugenia Bielsa

El ex intendente de Rafaela y actual senador nacional compitió con el apoyo de todo el peronismo, luego de acordar con los representantes del kirchnerismo y el Frente Renvador en la provincia. Su lista de legisladores provinciales fue armada como un rompecabezas. Hubo representación de los diferentes sectores del amplio mundo peronista La unidad dio sus frutos en otra provincia. 

El peronismo dio un golpe en un distrito electoral clave como es Santa Fe y vuelve a gobernar de la mano de Perotti y su compañera de fórmula, la ex jueza Alejandra Rodenas. El último gobierno del PJ fue entre el 2003 y el 2007, y lo llevó adelante la dupla integrada por Jorge Obeid y María Eugenia Bielsa. Doce años después la provincia volverá a ser conducida por un peronista.

Por otra parte, el candidato del gobierno nacional quedó atrapado en la polarización. José Corral salió tercero en las PASO y volverá a ocupar el mismo lugar. La derrota es una nueva cacheta a la gestión de Mauricio Macri, que desde que comenzó el año solo ganó en Jujuy con el actual gobernador Gerardo Morales.

El candidato de Cambiemos José Corral
El candidato de Cambiemos José Corral

"Fue un escenario muy difícil. Hubo una fuerte polarización. Hemos crecido en la cantidad de apoyo y eso lo tomamos como una muestra de confianza", explicó Corral, que fue el primero de los candidatos en salir a hablar. Razagado, en un tercer puesto, reconoció la derrota con rapidez.

Luego, pensando cuatro años para adelante, dijo: "Tenemos la responsabilidad de representar el cambio en el futuro. Es la primera vez que soy candidato en una provincia donde no es fácil que te conozcan".  Corral fue un digno competidor en una elección polarizada desde el principio por el socialismo y el peronismo. Ambos espacios se eligieron como contrincantes a lo largo de los meses.

En Rosario, la principal ciudad de la provincia,  el socialismo se alzó con una victoria a medias. Con lo justo y por muy pocos votos se consagró Pablo Javkin, el radical que venció a Verónica Irizar, candidata del socialismo, en la interna del Frente Progresista.

El flamanete intendente de Rosario, Pablo Javkin
El flamanete intendente de Rosario, Pablo Javkin

Javkin se impuso ante el peronismo Roberto Sukerman, quien logró mejorar su desempeño después de las PASO y se alineó a Perotti en la provincia. Sin embargo, la elección fue muy reñida y el dirigente radical se quedó con la intendencia.

La elección santafecina impacta de lleno en el escenario nacional, donde el peronismo obtiene un nuevo triunfo sostenido por la unidad de todos los sectores, un reflejo de lo que la dupla de Alberto Fernández y Cristina Kirchner busca concretar en las elecciones nacionales.

La derrota del socialismo termina siendo un nuevo golpe a la vía del medio, representada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, debido a la importancia que el partido, que a nivel nacional conduce Lifschitz, tiene dentro de la coalición que respalda la candidatura del ex ministro de Economía. Pero los comicios nacionales aún están abiertos. Todavía queda tiempo para negociaciones, especulaciones y múltiples hipótesis.

 

Seguí leyendo