En un almuerzo "muy ameno", según sus asistentes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, dejaron de lado los temas más complejos de la relación entre el Gobierno y la Justicia, y hablaron sobre las principales preocupaciones de los jueces: los pliegos de candidatos pendientes de aprobación, las necesidades presupuestarias, y el inicio de la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal.

Los magistrados aprovecharon el encuentro para expresar también su inquietud porque "la mala imagen de la Justicia" reflejada en algunos casos de repercusión mediática, "no deja ver el trabajo que hacen más de 800 jueces en todo el país".

El encuentro – que no duró más de una hora por la apretada agenda de los funcionarios- tuvo lugar en la sala de reuniones de la sede de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN), que representa a la mayoría de los jueces de la Argentina.

La idea  del almuerzo cobró fuerza luego del fuerte comunicado que sacó la entidad, en rechazo a la "expresiones impropias" vertidas por el actual candidato a presidente del kirchnerismo, Alberto Fernández, en relación a diversos jueces, y también por las de Peña sobre la decisión de la Corte Suprema de pedirle al Tribunal Oral Nº 2 el expediente de la obra pública en el que está siendo juzgada Cristian Kirchner.

Sin embargo, según le aseguraron a Infobae varios de los participantes, esas expresiones vertidas por el jefe de Gabinete no se comentaron durante el almuerzo. El encuentro transcurrió amablemente en medio del lomo con papas, acompañado de un rico vino Malbec. "El malestar por esas expresiones ya se había somatizado con el comunicado", explicó uno de los asistentes.

Además de Peña y Garavano, estuvieron el subsecretario de Asuntos Penitenciarios y representante del Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahiques, y la flamante secretaria de Justicia, Fernanda Rodríguez, que sucedió a Santigo Otamendi, designado para cubrir una vacante en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad.

"Fue un almuerzo institucional muy bueno. Peña fue más que nada a escucharlos y a respaldar la independencia del Poder Judicial", afirmó  Garavano en diálogo con Infobae.

El presidente de la Asociación, Marcelo Gallo Tagle, coincidió en que "fue muy productivo", y permitió el intercambio de "opiniones con fines constructivos". "Nos sorprendió gratamente que estuviera al tanto de las preocupaciones que le planteamos", sostuvo Gallo Tagle sobre el diálogo con Peña.

También estuvieron presentes los tres representantes de los jueces en el Consejo de la Magistratura, Ricardo Recondo, Alberto Lugones y Juan Manuel Culotta, elegidos cada uno por una de las tres listas de la Asociacion: la Bordó -a cargo actualmente de la conducción-; la Celeste -más identificada con el kirchnerismo en los últimos años-; y Compromiso Judicial, una escisión de la Bordó en las últimas elecciones.

"Se rompió la grieta en el almuerzo", le dijo risueño uno de los funcionarios del Ejecutivo a Infobae, al confirmar que no hubo planteos especialmente críticos hacia el Gobierno.

Lugones -un juez que no siempre acompaña los deseos del oficialismo en el Consejo- incluso hasta bromeó con Mahiques, su compañero en ese organismo. "Si los integrantes jueces nos ponemos de acuerdo, el oficialismo ya no tiene la mayoría garantizada en el Consejo. Eso le da tranquilidad a nuestos colegas para investigar", lo chicaneó.

Los pliegos pendientes de aprobación

La principal preocupación de los jueces y funcionarios presentes fue la cantidad de pliegos de jueces que están pendientes de acuerdo en el Senado: 128 en total. Muchos de ellos  son socios de la Asociación. El temor de los magistrados es que la campaña electoral congele su aprobación, ante la cantidad de vacantes en la Justicia nacional.

Hubo sin embargo consenso en que el Consejo de la Magistratura "debe continuar con su dinámica de realización de concursos y aprobación de ternas".

Lugones, no obstante, buscó restarle dramatismo a la demora en cubrirlas ya que – según explicó- "ahora los jueces que pueden actuar como subrogantes tienen acuerdo del Senado, y las Cámaras sortean los candidatos a cubrir las vacantes de ese listado". Antes de la sanción de la ley 27.439 aprobada durante este gobierno, los subrogantes eran designados por el Consejo de la Magistratura.

El reclamo por más fondos

El otro gran tema fue el presupuestario. "El 96% del presupuesto que maneja el Consejo de la Magistratura se va en sueldos de jueces, funcionarios y empleados de todos el país. Y con solo el 4% debemos afrontar las necesidades edilicias, de infraestructura y recursos materiales. Por eso hay una Justicia, en muchos lugares, colapsada", sostuvo Recondo ante Infobae.

El actual presidente del Consejo de la Magistratura advirtió que se trata de un tema de "distribución" de las partidas, ya que "la Corte recibe un porcentaje de dinero proporcionalmente importante y solo debe afrontar los sueldos de su personal. Esto le permite manejar un fondo anticíclico de 17.000 millones de pesos".

En ese sentido sostuvo: "Los jueces tenemos que ser independientes del poder político, pero esa independencia también está dada por un manejo autónomo de los recursos sin necesidad de estar mendigando dinero".

El nuevo Código Procesal Penal

El otro tema abordado fue el comienzo de la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal el próximo 10 de junio en las provincias de Jujuy y Salta. Esta provincia es uno distrito donde hay varias vacantes de la Justicia nacional que aún no fueron cubiertas.

"Estamos totalmente de acuerdo con la implementación del nuevo sistema acusatorio previsto en la ley. Pero la buena implementación exige dotarlo de los recursos necesarios", señaló Gallo Tagle. "Nuestras observaciones son constructivas para un mejor funcionamiento del sistema", agregó. El presidente de la Asociación le reconoció a Infobae que  quedó "conforme" con el informe de los funcionarios sobre las gestiones que se hicieron para el arranque del nuevo Códigoen su primera etapa.

"Muy solvente"

En opinión de varios de los magistrados que participaron, Peña estuvo "muy solvente". El jefe de Gabinete se lució hablando de uno de los temas que más maneja: los cambios en la comunicación con la sociedad a través de las redes, en particular con los menores de 40 años, un déficit que admiten los propios magistrados en su tarea.

De hecho plantearon que veían con preocupación  que "la mala imagen" de la Justicia que "se irradia a todos" a partir de algunos casos aislados de repercusión mediática, y admitieron déficit en su forma de comunicar. "Nos juzgan por un par de jueces y somos casi 900 en todo el país", se quejó uno de los presentes.

Fue la primera vez que un jefe de Gabinete visita la entidad que agrupa a jueces y funcionarios de la Justicia Nacional. "La última vez que un alto funcionario del Ejecutivo vino a la Asociación fue cuando el entonces presidente Carlos Menem concurrió a una cena anual", recordó Recondo.