El fiscal Carlos Stornelli
El fiscal Carlos Stornelli

El fiscal Carlos Stornelli pidió este lunes, en su rol de querellante, al juez Claudio Bonadio que llame a declaración indagatoria a los ex funcionarios Roberto Baratta y Juan Pablo Schiavi, el ex embajador ante el Vaticano Eduardo Valdés y a Carlos Zelkovicz, quienes aparecen en las escuchas que se dieron a conocer en las últimas horas en dos programas de televisión.

La presentación se formalizó ayer ante el juez Bonadio, que tiene en sus manos la denuncia que hizo la diputada Elisa Carrió en febrero pasado cuando estalló el escándalo de D'Alessio en Dolores. El escrito lleva la firma del abogado Roberto Ribas, que representa a Stornelli en la causa de Dolores en donde el fiscal del caso de los cuadernos fue declarado en rebeldía y tiene su quinta cita a indagatoria fijada para el próximo viernes.

"Teníamos razón cuando decíamos que no queríamos concurrir a la jurisdicción del Juez Ramos Padilla –escribió hoy Ribas en el escrito presentado ante Bonadio-. Por un lado por cuanto no es de su competencia los hechos que se pretenden imputar a mi asistido en la causa N° 88/2019 de su tribunal. Además de ello notábamos una suerte de indudable tinte persecutorio a la persona de mi pupilo procesal buscando algún elemento de cualquier tipo para rimbombantemente ponerlo en inmediato conocimiento de la opinión pública. Nuestro pensamiento ha sido confirmado por una reciente información periodística en los programas de los Sres Jorge Lanata y Luis Majul, sobre lo que nos referiremos en párrafos futuros".

El abogado explicó así que buscaba con estos nuevos elementos ampliar "la querella instaurada por esta parte el 3 de mayo de 2019 en la que ya nombrábamos a Valdez y a Cristina Fernández" y en donde "se menciona colateralmente un interés en relacionarlo con el tema denominado 'de los cuadernos'". Fue así que repasó lo sucedido anoche en el programa de Majul y en el de Lanata en los que "se difundieron escuchas de detenidos, tales como Roberto Baratta y Juan Pablo Schiavi" y en donde "los interlocutores de los mismos eran Eduardo Valdés y quien respondería al nombre de Carlos Zelkovicz".

El abogado Roberto Ribas
El abogado Roberto Ribas

Para Ribas, "el contexto de las conversaciones era el 'armado' de una serie de actos que iban a ocurrir para mejorar la situación de los imputados, pues no solo se refería a los dos mencionados, sino a todos los que pudiera favorecer lo que se intentaba". "El contexto que podemos llamar insólito, impensado y tal vez jamás pergeñado era prever con la supuesta complacencia del Juez federal de Dolores el armado de una estrategia para perjudicar la figura de mi asistido", afirmó el abogado de Stornelli.

"Lo más llamativo y que realmente espanta y asusta es que esta actividad era DIEZ DIAS ANTERIORES a la iniciación del proceso que ocurrió el 28 de enero de 2019. Repetimos, DIEZ DIAS ANTES DE LA INICIACIÓN DEL PROCESO ya estaba armada una estrategia para perjudicar a mi asistido y con el indudable fin de orientarse a menoscabar la causa denominada 'de los cuadernos'", dijo.

Para el abogado de Stornelli, "espanta la escucha de los audios en los cuales además del insulto y la destinación a lugar a relacionados con la familia de mi asistido Stornelli. Lo cierto es que se programó una operación denominada 'Puf' o 'Puf Puf' con un pretendido y/o gracioso, que más que ello es vergonzoso. Lo cierto es que diez días antes de la iniciación del proceso se prometió una serie de actividades tendientes a mejorar la situación. Es más se mencionó una lectura de la iniciación por parte de Ramos Padilla que se habría llevado a cabo antes de la citación y es más antes del conocimiento público del caso y con la causa en secreto de sumario".

"No sabemos si esto es cierto, pero es muy fácil o muy probable cotejarlo con el entrecruzamiento de las llamadas telefónicas de los dos 'creativos', nos referimos a Zelkovicz, Valdés y Ramos Padilla. Lo cierto es que hubo actividad previa y con el ya conocimiento que iba a ir a Ramos Padilla cuando en realidad esto debería haber tramitado ante la justicia capitalina pues el propio (Pedro) Etchebest señaló que era mejor ir a Dolores y no a Comodoro Py. De ahí en más y con el empuje ya señalado se inició una investigación de cualquier cosa, de cualquier época y de cualquier persona".

Ribas afirmó en su escrito: "La verdad siempre triunfa. La aparición de las escuchas legales demuestran la operación que se pretendió llevar a cabo y en realidad tuvo algún éxito, pero finalmente se acabó el 'puf puf'. En definitiva, pedimos al tribunal se incorpore esta presentación complementaria de la ya efectuada y prometemos mayores datos y ampliaciones. Solicitamos es escuche en declaración indagatoria a Roberto Baratta, Eduardo Valdez, Zelkovicz y Juan Pablo Schiavi".

Seguí leyendo: