La convención radical en La Plata, en 2017, cuando nadie discutía Cambiemos. (NA)
La convención radical en La Plata, en 2017, cuando nadie discutía Cambiemos. (NA)

Anoche, de la reunión en el comité nacional, salió humo blanco. Se consensuó un texto de dos páginas titulado "Hacia una coalición de gobierno para  construir una coalición sana y previsible", a la que tuvo acceso Infobae.

Se trata de una resolución que ratifica Cambiemos y procura su "reformulación, ampliación, fortalecimiento, mejora e institucionalización a través de un programa común que responda a los preceptos doctrinarios de la UCR".

Y constituye una comisión de Acción Política integrada por Alfredo Cornejo, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y tres miembros nominados por la Mesa Directiva del Comité Nacional para trabajar en la ampliación de la coalición, "su fortalecimiento e institucionalización", se insiste en el texto.

Un detalle es que no se prevé la presencia de Enrique "Coti" Nosiglia en la CAP, quien habría delegado su representación en Emiliano Yacobitti, quien ayer estuvo a cargo de las negociaciones en su nombre. El mítico dirigente no estará hoy en la convención, ya que se fue de viaje con su familia. "Coti solo quedará para hablar directo con el uno (por Mauricio Macri)", se explicó.

En la resolución no se habla de imponer candidatos para las PASO presidenciales que compitan como en el 2015 (cuando Ernesto Sanz fue el candidato radical que compitió con Mauricio Macri por el PRO y Elisa Carrió por la CC), que es lo que más le preocupaba al Gobierno. Más bien se otorgan amplias facultades a los miembros de CAP para encarar las negociaciones.

Durante la mañana de hoy no pudieron evitarse ciertos tironeos, presiones para un lado y el otro, amenazas de desmadrar el debate y dejar mal parados a los radicales ante los medios (algo que preocupa especialmente a Cornejo, quien fue el que insistió con hacer la convención en CABA). En fin, lo habitual a pocas horas de un encuentro que definirá cómo jugará electoralmente el principal partido de una alianza que todavía no se terminó de constituir del todo. Para colmo, con una marca que está desgastada y un candidato con altos niveles de rechazo.

¿Se cuestionará el liderazgo de Macri?, quiso saber Infobae ante un dirigente clave en el armado del acuerdo al que llegaron las dos grandes líneas en que están divididos los radicales hoy (la tercera es minoritaria). "No creo que nadie se exceda, no es la idea. Es el candidato que mejor mide, tampoco podemos ser necios", aseguró.

El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, entrando a Casa Rosada para un homenaje a Raúl Alfonsín. (Julieta Ferrario)
El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, entrando a Casa Rosada para un homenaje a Raúl Alfonsín. (Julieta Ferrario)

Los radicales hoy que están que hierven. Se podrá decir que están en su salsa, porque es lugar común en la política que no hay nada que le guste más a la dirigencia de la UCR que discutir su interna. Hay que reconocerles capacidad infinita de rosca y negociación, aunque también vocación democrática.

Los radicales no son lo que eran. Son un partido centenario, pero los principales dirigentes tienen sus propias cuentas de Twitter. Y también le salió a la convención nacional una cuenta en chiste, @RadichetConv o Convención Radicheta que se ríe de ella misma (tuit fijado: "somos trending tópicos en todos los grupos de WhatsApp de la UCR"), mientras tira buena información de las novedades sobre el encuentro que se realizará a partir de las 14 en Parque Norte.

La última fue avisar que llegó el presidente de la convención, Jorge Sappia, de sus vacaciones fuera del país, contrariamente a lo que venían diciendo sus amigos en el radicalismo, que aseguraban que no estaría presente. Es que hasta pidió al presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, posponer la fecha, se presume para que los díscolos tengan más tiempo para juntar voluntades a favor de la ruptura de Cambiemos.

Sappia es el más opositor a la coalición oficialista y llamaba la atención que siendo presidente de la convención, no quisiera estar presente, cuando buena parte de la opinión pública estará pendiente de los debates que se darán. Más que nada porque el vicepresidente 1º, Agustín Campero, sería su reemplazante, un convencional de la provincia de Buenos Aires que forma parte del sector mejor integrado a Cambiemos, siguiendo al vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador.

Entre ese grupo siempre se dio por descontado que Sappia estaba haciendo un acting, algo en el que los radicales parecen descollar, según dice ese misma cuenta de Twitter que se río de que "trajo regalitos de Grecia para sus compañeritos de la mesa de la convención. Votos no trajo ni uno, se sabe, pero al final era un tierno".

Claramente, la cuenta no forma parte de los 71 convencionales que firmaron el documento llamando a abandonar la coalición, encabezados por Sappia, Leandro Illia, Raúl Borrás y Lucía Alberti, que representan a Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella y Federico Storani.

Por el contrario, parecen estar a favor de un acuerdo en la convención de hoy, como podría deducirse de otro de sus tuits graciosos como el que anticipa que el radical Pedro Villagra Delgado irá a visitar a los convencionales que se reunirán en Parque Norte. "Mira que el tipo hizo firmar en el mismo documento a Trump y a Xi Jinping, pero no pudo hacer nada con la interna de Negri y Ramoncito".