Foto NA

Minutos después de las 22 de este domingo, Martín Soria habló ante quienes lo esperaban en la puerta del local partidario del Frente para la Victoria sobre la calle San Martín en la localidad rionegrina de General Roca.

Tras reconocer su derrota ante la candidata de Juntos Somos Río Negro, Arabela Carreras, dijo que "una batalla no es la derrota". Y agregó: "Lamento que no pudimos conseguir el cambio y la transformación que la provincia se merece".

Foto NA
Foto NA

Luego sostuvo que su espacio está formado por "25 fuerzas políticas del campo popular" y adelantó que van a seguir adelante porque los "une la esperanza" mientras que al resto "los une la desesperación". "Este frente va a seguir luchando", dijo con seguridad.

Además el intendente de General Roca quien se encontraba junto a su compañera de fórmula Magdalena Odarba y a su hermana, la diputada nacional María Emilia Soria, aseguró que este domingo fue "el segundo día más triste" de su vida, referencia a la muerte de su padre, el ex gobernador Carlos Soria.

"Pero fuerte es el que nunca deja de levantarse", concluyó con tono épico.

El intendente de General Roca había logrado el consenso de una parte importante del peronismo y contaba con el respaldo del kirchnerismo. Sin embargo, no tuvo el respaldo de Miguel Pichetto, uno de los dirigentes históricos del peronismo rionegrino.

Seguí Leyendo: