El intendente Walter Vuoto, la gobernadora Rosana Bertone y el diputado Martín Pérez constituyeron el frente “Unidad fueguina”
El intendente Walter Vuoto, la gobernadora Rosana Bertone y el diputado Martín Pérez constituyeron el frente “Unidad fueguina”

La unidad ya se insinuaba desde el año pasado, pero hoy se oficializó. Después de ir en listas separadas en las últimas elecciones, el peronismo federal y el kirchnerismo cerraron antiguas heridas y oficializaron su alianza en Tierra del Fuego para las elecciones provinciales del 16 de junio, donde la gobernadora Rosana Bertone buscará la reelección de su cargo.

El anuncio fue realizado en conjunto por los tres principales dirigentes de la provincia: además de Bertone por el peronismo federal, confluyeron el intendente de Ushuaia y máximo referente de La Cámpora en la región, Walter Vuoto, y el diputado nacional de Unidad Ciudadana, Martín Pérez.

Tanto Bertone como Vuoto competirán por la renovación de sus cargos en la capital fueguina, mientras que Pérez aún no hizo oficial sus intenciones de disputar la intendencia de Río Grande, en el norte provincial.

"Es tiempo de estar todos juntos. Como ya ocurrió en San Juan, La Pampa y Entre Ríos, Tierra del Fuego va por la senda de la unidad del peronismo", señalaron los miembros de "Unidad fueguina", como se denomina la coalición justicialista. También mencionaron que el peronismo debe reunirse para "empezar a revertir la realidad del país".

En los últimos años, Bertone y el kirchnerismo referenciado en Vuoto se distanciaron por el vínculo cercano que mantuvo la gobernadora con la Casa Rosada.

Sin embargo, al calor del deterioro de la situación económica -que en Tierra del Fuego golpeó sensiblemente en su sector industrial-, las distintas tendencias fueron limando sus diferencias bajo el auspicio de la ex presidente Cristina Kirchner.

La alianza peronista estará conformada por el Partido Justicialista de Tierra del Fuego, el Partido para la Victoria y Unidad Ciudadana, e incluirá también a otras organizaciones y agrupaciones independientes de la vida social y política de la provincia.

"Buscamos formar un gran frente cuyas banderas sean la defensa de los puestos de trabajo y la soberanía nacional", resumieron los referentes del PJ.

Uno de los últimos encuentros entre Vuoto y Bertone, en Ushuaia
Uno de los últimos encuentros entre Vuoto y Bertone, en Ushuaia

Tras la experiencia de 2017

Bertone, Vuoto y Pérez buscan revertir lo sucedido en las legislativas nacionales de 2017, cuando fueron en alianzas diferentes distintas y el kirchnerismo ganó la elección pero apenas por un escaso margen sobre el PRO, que logró ingresar al Congreso al diputado nacional Héctor Stefani.

Los candidatos de la gobernadora fueguina quedaron en tercer lugar, y Stefani –que ahora será candidato a intendente– se impuso en Ushuaia, territorio de Vuoto.

"Para poder este año cambiar el rumbo de la Argentina y los problemas que tiene la gente todos los días de no llegar a fin de mes, de quedarse sin trabajo, tiene que haber unidad y consenso. Sepan que hay un solo culpable de la situación que atraviesa la Argentina y es Mauricio Macri, y la única forma de ponerle un freno es estar todos juntos", sostuvo el intendente Walter Vuoto.

Las elecciones fueguinas se realizarán en junio porque la Constitución provincial establece una anticipación obligatoria de tres meses respecto de los comicios nacionales.

Los 135.000 electores que conforman el padrón provisorio de Tierra del Fuego tienen a Río Grande como el principal distrito con 71.000 votantes, sobre 59.000 de Ushuaia y 5.000 de Tolhuin.

Seguí leyendo: