Un barco pesquero capturado
Un barco pesquero capturado

El Gobierno acaba de lanzar un plan exhaustivo de control de pesca ilegal en el Atlántico Sur que unificará las tareas de la Subsecretaría de Pesca junto con el accionar de las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad para reducir al máximo los niveles de pesca ilegal en todo el mar Argentino.

Según pudo saber Infobae, anteayer se realizó una reunión de los Ministerios de Defensa y Seguridad con las autoridades de la Subsecretaría de Pesca y se acordó un esquema de trabajo para apuntalar las tareas de control de pesca por un motivo central: la Argentina pierde unos 2.500 milllones de dólares anuales por la pesca ilegal que existe actualmente en el Atlántico Sur y que no se logra controlar.

"Hay que potenciar los mecanismos de control, coordinar las tareas de patrullaje y los ministerios de Defensa y Seguridad serán brazos ejecutores del plan trazado por la Subsecretaría de Pesca", explicó a Infobae un encumbrado funcionario que participó de la reunión donde estuvieron los ministros Patricia Bullrich y Oscar Aguad junto con el subsecretario de Pesca Juan Bosch.

De acuerdo a datos oficiales existen actualmente unos 400 buques pesqueros legales en el mar argentino que dejan anualmente unos 2.000 millones de dólares en exportaciones de pescado de todo tipo.

Sin embargo, la pesca ilegal se incrementó sustancialmente en los últimos años y hoy hay más de 300 buques ilegales que se llevan un promedio de USD 2.500 millones al año.

Un buque de Prefectura en pleno patrullaje
Un buque de Prefectura en pleno patrullaje

La intención de esta "Mesa de control de Pesca" que se acaba de conformar con Defensa y Seguridad es potenciar las tareas de patrullaje en todo el Atlántico Sur y coordinar la labor de la Armada con la de la Prefectura. Bajo la directiva de la Subsecretaría de Pesca llevarán adelante una fuerte campaña de rastrillajes en todo el mar Argentino.

Hace menos de un mes se desarrolló una Reunión de Alto nivel en Lima para revisar los avances y fortalecer las acciones regionales para hacer frente a la pesca ilegal en la región. Allí estuvieron presentes 12 países latinoamericanos, a los que se sumó Estados Unidos y España.

En ese contexto, Argentina estuvo representada por el director Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera del Ministerio de Agroindustria, Mauricio Remes Lenicov, quien realizó una exposición sobre las principales acciones que el país ha definido para combatir la Pesca ilegal. Así, el funcionario identificó, en el plano interno, la actualización del Plan de Acción Nacional y la creación de protocolos de coordinación interinstitucional como puntos claves para la obtención de mejores resultados en la lucha contra esta práctica ilegal.

Además de continuar con el desarrollo de distintas medidas de administración (parte de pesca electrónico, guía única de tránsito y certificaciones de legalidad de las capturas) y la incorporación de herramientas tecnológicas, que apuntan a la reducción del tiempo de emisión en el posicionamiento satelital y la incorporación de cámaras a bordo.

Muchas de estas medidas se complementarán con los controles que vienen levando adelante las fuerzas de Seguridad y las Fuerzas Armadas.