Theresa May junto a Mauricio Macri durante el G20 que se realizó en Buenos Aires
Theresa May junto a Mauricio Macri durante el G20 que se realizó en Buenos Aires

En un nuevo paso para avanzar en la "hoja de ruta" que los gobiernos de Gran Bretaña y Argentina fijaron en 2016 para afianzar las relaciones, ayer culminó una ronda de diálogo entre funcionarios de ambas administraciones sobre uno de los temas más sensibles de los vínculos bilaterales: la puesta en marcha de nuevos acuerdos para la defensa.

En lo que fue una nueva reunión bilateral de trabajo, durante dos días se desarrolló en el piso 12 del Edificio Libertador una ronda de diálogo entre los delegados del Ministerio de Defensa del Reino Unido, encabezados por el coronel retirado y actual secretario de Relaciones Internacionales para la Defensa, Roger Hutton, y una comitiva argentina liderada por la flamante secretaria de Estrategia Militar, Paola Di Chiaro.

Según consignaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, hubo al menos tres temas de la defensa que lograron bastantes avances entre ambas administraciones: el intercambio de capacitación para tratamientos psicológicos postraumáticos de militares, las maniobras de cooperación en el Atlántico Sur y el aprovisionamiento de repuestos de Gran Bretaña para el equipamiento de las Fuerzas Armadas.

Todo esto forma parte de las relaciones más abiertas y el buen diálogo que sentaron como base el presidente Mauricio Macri y la primera ministra británica Theresa May en las reuniones que mantuvieron en los últimos tres años.

"Fue una reunión abierta, muy sincera y positiva en la que se abordaron muchos temas de defensa, más allá de la posición histórica de la Argentina sobre el reclamo de soberanía de las islas Malvinas", resumió un destacado funcionario del Ministerio de Defensa que formó parte del encuentro que contó también con la presencia de funcionarios de la Cancillería y del embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent, entre otros.

El piso 12 del Edificio Libertador fue sede de los encuentros reservados
El piso 12 del Edificio Libertador fue sede de los encuentros reservados

Este encuentro de los referentes de Defensa del Reino Unido y Argentina forma parte de un esquema de trabajo que comenzó hace más de un año. Pero ahora cobra relevancia porque hubo avances significativos en términos de resultados. Los siguientes son los detalles centrales de los acuerdos alcanzados en los dos días de reuniones a puertas cerradas.

1- Maniobras militares en el Atlántico Sur. Se establecieron acuerdos para profundizar todos los ejercicios SAR (por sus siglas en inglés Search and Rescue) que vienen a ser búsqueda y rescate que se da en el Atlántico Sur entre la marina argentina y la británica apostada en Malvinas. Así, se establecieron nuevos "ejercicios de tablero" en lo que tiene que ver con operaciones conjuntas para rescatar buques. Recientemente hubo un trabajo sigiloso y poco conocido de trabajo conjunto entre Gran Bretaña y Argentina para el rescate de un velero francés con personas heridas a bordo. Estas tareas se intensificarán e incluso el Ministerio de Defensa avaló la posibilidad de reiterar el amarre del buque de patrulla de la Royal Navy HMS Protector en Puerto Belgrano para su eventual aprovisionamiento. Este era un pedido de la defensa británica de que, ante una situación inusual, puedan contar con apoyo de un puerto en continente y la Argentina accedió a ello.

Las tareas conjuntas con Gran Bretaña de salvaguarda de la vida humana en el mar y su asistencia son establecidas establecidas por la Organización Marítima Internacional (OMI) y están por fuera de cualquier reclamo de soberanía ya que los Estados tienen la obligación de asistir a llamados de socorro conforme el mandato de la OMI.

2-Asistencia psicológica a militares. Otro de los puntos de acuerdo entre la defensa británica y la argentina fue la de establecer un canal de capacitación cruzada entre ambos países en lo que hace a "asistencia psicológica postraumática de conflictos". Este tipo de intercambio de experiencias servirá para reforzar las tareas de medicina militar que Argentina viene elaborando desde la guerra de Malvinas en 1982 y cuenta con un plantel de psicólogos y médicos muy respetados en el mundo en lo que hace a la atención postraumática de soldados. Esto funciona desde hace tiempo con militares que provienen de misiones de paz en lugares de mucho conflicto o, por ejemplo, en lo que hizo más recientemente a la atención de familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan.

3-Entrega de repuestos. Según las fuentes consultadas por Infobae, los funcionarios del Reino Unido se mostraron predispuestos a destrabar temas burocráticos para el aprovisionamiento de repuestos británicos para el equipamiento de las Fuerzas Armadas en Argentina. Así, se detalló que están a punto de ser enviados al país los repuestos de Londres correspondientes para el buque ARA Heroína D-12, que es un destructor misilístico de la Armada argentina que desde 2012 estaba en reparaciones por la avería de una rueda lenta de componente británico y que tras las sanciones de prohibición de venta de equipos que impuso Gran Bretaña al gobierno de Cristina Kirchner quedó varado en puerto. Ahora, con la decisión de Londres de levantar esta restricción, se podrá reparar definitivamente el buque ARA Heroína y traer de Inglaterra los repuestos correspondientes. Algo similar ocurrirá con muchos aviones Pampa que estaban en reparación y varados por la falta de equipamiento británico o los buques de superficie que llevan turbinas Rolls-Royce. Se estima que Gran Bretaña enviará un total de 16 turbinas Roll Royce para aprovisionar buques de la Armada.