(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

Un grupo de manifestantes se concentró esta tarde en el Obelisco para reclamar el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Con carteles con consignas como "Nisman presente" o "Justicia lenta no es Justicia" exigieron el avance en la investigación que intenta determinar las causas de su muerte hace 4 años.

 

"Nunca dejaremos que nos instalen la mentira del suicidio. Lo mataron asquerosamente. Ningún culpable quedará libre", decía el cartel de una de las manifestantes.

La concentración en en el Obelisco se había convocado bajo la consigna #TodosSomosNisman en las redes sociales. En esta ocasión no se logró una convocatoria masiva: sólo unas 50 personas ocuparon parte de la Plaza de la República para reclamar Justicia.

 

Para el juez federal Julián Ercolini, para el fiscal Eduardo Taiano y para la Cámara Federal Alberto Nisman fue asesinado en el 18 de enero de 2015 en el baño del departamento de Puerto Madero que alquilaba en la torre Le Parc. La idea del suicidio, para los investigadores, parece descartada. Cuatro días antes había denunciado a la entonces presidenta Cristina Kirchner y a funcionarios de su gobierno por la firma del memorándum de entendimiento con Irán.

Para la justicia Diego Lagomarsino, el perito informático que trabajaba con Nisman en la Fiscalía especial del atentado a la AMIA, fue quien llevó el arma homicida y así formó parte de un plan criminal. Por su parte, cuatro custodios de Nisman fueron procesados por encubrimiento.

(Fotos Nicolás Stulberg)
(Fotos Nicolás Stulberg)

Pero a cuatro años de la muerte del fiscal la causa tiene varias incógnitas, algunas de ellas centrales para sostener la hipótesis del crimen.