El vicejefe de Gobierno de la Ciudad, a cargo del Ministerio de Seguridad porteño, Diego Santilli, anunció que este domingo desde las 18:30 se pondrá en marcha un operativo especial en las inmediaciones del Obelisco por la Superfinal de la Copa Libertadores que disputarán River y Boca en Madrid.

"Queremos que la gente celebre en paz y en calma y que no se produzcan hechos de violencia", remarcó Santilli, quien les pidió a los simpatizantes del equipo vencedor que arriben al centro caminando ya que la mayoría de los accesos estarán cortados. 

En ese aspecto, el secretario de Transporte, Juan José Méndez, señaló que a partir de ese horario no se va a poder circular en el perímetro comprendido por las avenidas Belgrano, Entre Ríos, Callao, Córdoba, Alem y Paseo Colón.

"Estos perímetros van a estar cubiertos por agentes de tránsito en compañía de policías de la Ciudad. Por eso, recomendamos que los que vengan a festejar lo hagan a pie o utilizando el transporte público", remarcó el funcionario.

Como el Metrobus de la 9 de Julio quedará inhabilitado, todas las líneas de colectivos se van a desviar hacia el Bajo. "En Belgrano se van a desviar los colectivos que vienen del sur hacia el Bajo y en Santa Fe los que viene desde el norte", explicó.

Aquellos hinchas que quieran ingresar al centro porteño en auto deberán circular por Avenida del Libertador, Callao, Pueyrredón o Jujuy.

Respecto al subte, Metrovías informó: "Por disposición del Ministerio de Seguridad de la Ciudad, desde las 18hs del domingo 9/12, permanecerán cerradas al público las estaciones Carlos Pellegrini (de la Línea B), Diagonal Norte (Línea C) y 9 de julio (Línea D)".

El operativo especial de seguridad se extenderá desde la avenida Corrientes hasta Constitución, donde la Policía de la Ciudad trabajará en conjunto con la Federal. "El Obelisco es el lugar emblemático de los festejos. Por eso, vamos a desplegar vallas para cubrir los locales, los comercios y las oficinas. El personal policial va a estar en toda la 9 de Julio, desde Corrientes, y vamos a utilizar cámaras aerostáticas de vigilancia. Necesitamos que haya paz. Esperamos que sea una fiesta", dijo el secretario de Seguridad, Marcelo D'Alessandro.

Consultado sobre si hubo alguna solicitud por parte de los clubes para festejar dentro de las canchas, D'Alessandro lo negó: "Los estadios no están habilitados para los festejos y tampoco se prevé que habrá".

Contó que están en permanente contacto con las autoridades de los clubes para coordinar cómo será la llegada de los equipos a Ezeiza pero que aún no hay una definición clara. "Hay un club que parece que vuelve y otro aún no lo sabe. Estamos en permanente diálogo para organizar el regreso", resaltó.

En medio de la polémica por el uso de armas de fuego por parte de los efectivos de seguridad, Santilli fue tajante: "Aplicaremos la ley vigente. A partir de la creación de la Policía de la Ciudad, la ley tipifica cada uno de sus accionares".