Como todos los años, los kelpers pusieron un stand en la Expo Prado en Montevideo nombrando a las Islas Malvinas como "Falklands Islands", una denominación que la Argentina no reconoce y que es parte del conflicto con Gran Bretaña por la soberanía.

Sin embargo, este año el Gobierno no protestó por lo sucedido -se suele hacer- y un grupo de ex combatientes de La Plata le envió una carta al embajador argentino en Uruguay para que intercediera.

"Queremos hacer llegar nuestro profundo dolor por la muestra que sistemáticamente se realiza en la exposición rural Expo Prado por parte del gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Esta muestra dedica un stand promocionando la ilegítima e ilegal permanencia en nuestras islas Malvinas de la potencia colonial usurpadora, desconociendo reclamo irrenunciable de soberanía por parte de la República Argentina en territorios apropiados en 1833 por la fuerza imperial británica", comienza la misiva del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas.

Asimismo, apuntaron contra Mauricio Macri por su "política errática" que "ha dispuesto seguir los lineamientos del nuevo orden mundial" y "se aleja de la construcción tan necesaria del bienestar de nuestros pueblos de la Patria Grande en los términos pensados por San Martín, Artigas y Bolivar".

"Solicitamos a través de la Embajada de la República Oriental del Uruguay en nuestro país que inste a los organizadores de la muestra Expo Prado al retiro del referido stand colaborando así con el derecho que tiene la República Argentina de reclamar su soberanía, recuperar su integridad territorial y el derecho de nuestros pueblos a vivir en paz", concluyeron.

En la feria también repartieron volantes promocionando la actividad rural en las Malvinas -sobre todo la producción de ovinos- y siempre allí aparecían nombradas como "Falklands".