Sabor, durante la recepción a la Fragata Libertad
Sabor, durante la recepción a la Fragata Libertad

Luego de que se multiplicaran las críticas al embajador argentino en México Ezequiel Sabor por su vestimenta durante una recepción a los tripulantes de la Fragata Libertad, el canciller Jorge Faurie admitió que la foto "es poco feliz" pero destacó que "la recepción oficial fue una ceremonia a la noche, donde estuvo todo el mundo vestido muy formal".

"Esa foto que salió publicada es poco feliz, porque si usted consulta el sitio de Cancillería, la recepción oficial fue una ceremonia a la noche, donde estuvo todo el mundo vestido muy formal. El embajador, en la mañana, estuvo en una actividad deportiva cerca de la Fragata y subió informalmente a la Fragata", explicó Faurie.

En esa línea, el Canciller agregó que "la foto que publicaron es en la que se lo ve en actitud deportiva después de haber estado haciendo algo con las velas náuticas en el puerto de Veracruz. Con los problemas que tenemos en este momento todos los argentinos, con las soluciones que tenemos que encontrar a un futuro que nos haga una nación eficiente y competitiva en la que todos vivamos mejor, no vamos a pararnos a ver si el embajador Sabor estaba de pantalón corto".

Por otro lado, entrevistado por Luis Novaresio en radio La Red, Faurie además destacó el "buen nivel de relaciones" que mantiene la Argentina con los Estados Unidos y aseguró que se analiza una "reducción de gastos" en las representaciones diplomáticas sin desatender la política exterior. "Tenemos con los Estados Unidos un buen nivel de relaciones basado en los intereses compartidos como la visión de la región y del mundo, la defensa de la democracia y la libertad, y el mantenimiento de corrientes de comercio", manifestó Faurie.

Sabor (derecha) durante la recepción formal a la tripulación de la Fragata Libertad (Cancilleria)
Sabor (derecha) durante la recepción formal a la tripulación de la Fragata Libertad (Cancilleria)

"La declaración del presidente Donald Trump, tras las conversaciones con el presidente Mauricio Macri, muestra claramente que el gobierno de los Estados Unidos da un fuerte apoyo a las reformas que se están llevando adelante", añadió. En esa línea, el canciller consideró como "un factor positivo" el conocimiento previo entre Trump y Macri porque permite tratar asuntos bilaterales con un sentido de confianza y apoyo de uno hacia el otro.

Por otro lado, Faurie se refirió a la posibilidad de cierre de embajadas en virtud de la crisis económica financiera por la que atraviesa el país y señaló que se analiza "una reducción de gastos". "Estamos trabajando en ver cómo reducir gastos, cómo reducir los costos fijos que tienen nuestras representaciones en el exterior, que por la diferencia cambiaria se transforma para nuestro presupuesto en un impacto alto", expresó.

"Analizamos cómo racionalizar recursos y al mismo tiempo mantener el objetivo general de la política exterior que es la inserción de Argentina en el mundo, para lo cual necesitamos poder llegar con la oferta de nuestros productos", agregó.

En tal sentido indicó que "eventualmente" puede ocurrir el cierre de alguna sede consular si se considera que puede cumplirse el objetivo de la política exterior de una mejor forma.

Finalmente el canciller se refirió a las versiones que indicaban la posibilidad de que fuera reemplazado en su cargo y estimó que "no tiene ninguna importancia" cuál es el nombre del funcionario sino "la respuesta que se le da a la gente".

"Acá lo que hay es un proyecto de gobierno, un conjunto de ideas, un conjunto de iniciativas y de trabajo compartido para lograr que los argentinos vivan mejor. Si (el funcionario) es A o B, no tiene ninguna importancia", señaló. "Lo importante es darle una respuesta a la gente ", agregó.

La entrevista completa:

Seguí leyendo: