El empresario Hugo Eurnekian al salir de Comodoro Py (Pepe Mateos)
El empresario Hugo Eurnekian al salir de Comodoro Py (Pepe Mateos)

El empresario Hugo Eurnekian se presentó hoy en los tribunales federales de Comodoro y admitió ante el juez Claudio Bonadio haber aportado fondos en blanco a la campaña electoral del kirchnerismo en 2013.

A través de un comunicado de la empresa, manifestó ante el juez que durante 2013 realizó "un aporte a la campaña electoral" y que dicho aporte fue "a título personal exclusivamente, con fondos propios debidamente registrados en sus declaraciones juradas impositivas".

Hugo Eurnekian se presentó voluntariamente en el juzgado de Bonadio para aclarar su situación a raíz de la mención de su domicilio particular en los cuadernos del chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

"En alguna ocasión el Sr. Baratta me consultó si quería colaborar con la campaña electoral a lo cual accedí porque de no hacerlo me pareció una forma de desprecio. Es así que mantuve una primer reunión en mi casa donde acordamos las condiciones y después tuve una segunda reunión también en mi casa donde le hice entrega de cincuenta mil dólares (USD 50.000) y una tercera reunión también en mi casa donde le hice entrega de ciento cincuenta mil dólares (USD 150.000)", afirmó Hugo Eurnekian en su declaración, a la que accedió Infobae.

Y enseguida agregó: "Lo que quiero aclarar es que cuando accedí a colaborar con la campaña lo hice con dos condiciones. La primera hacerlo en blanco, por lo cual le pedí documentación para acreditar el aporte que nunca recibí y lo hice con fondos que yo tenía en blanco y declarados en la AFIP".

Cuando le preguntaron si la empresa en la que trabaja recibió subsidios del Estado en el año 2013, Hugo Eurnekian respondió que no. Y cuando le preguntaron si conoció a Néstor y Cristina Kirchner y a Julio De Vido, respondió que "a Néstor Kirchner no. A Cristina Fernández sólo en algún acto protocolar de inauguración o actos públicos. Con De Vido tuve reuniones de trabajo por lo del túnel con Chile".

El empresario estuvo acompañado por su abogado, Maríano Cúneo Libarona.

En sus cuadernos, el chofer de Baratta escribió que el 8 de agosto de 2013 llevó a Baratta y su secretario, Nelson Lazarte, hasta el edificio de Avenida del Libertador 4444, y mientras él estacionó su auto en la cochera 41, ellos subieron y volvieron "con otro bolso de dinero".

Tres semanas después, el 29 de agosto, Centeno llevó otra vez a Baratta y Lazarte al mismo edificio. "Mientras íbamos al lugar coordinaban con Huguito por celular, nos recibe Ruben en la playa de estacionamiento y los acompaña a la oficina de Britos (sic), luego regresaron con el bolso completo con dinero completo".

El 17 de septiembre de 2013, Centeno llevó a Baratta y Lazarte, por tercera vez, a Libertador 4444. Pero en esta ocasión alude al número de piso. "Subieron al piso 41, dpto. de Brito Hugo y retiraron US$750.000 y luego lo llevé al Lic. Baratta a su depto. Donde se llevó todo".

Ese piso 41 es la sede fijada por la firma Vianpamar SA, en la que Hugo Eurnekian figura como presidente.

A través de un comunicado, la Compañía General de Combustibles (CGC) que preside Hugo Eurnekian señaló que el empresario "manifestó ante el juez que durante 2013 hizo un aporte a la campaña electoral de ese año; y que dicho aporte lo hizo a título personal exclusivamente, con fondos propios debidamente registrados en sus declaraciones juradas impositivas".

Y agregó que "ante esta circunstancia, Compañía General de Combustibles (CGC) manifiesta que no tiene ninguna vinculación con los hechos descriptos. Se informa además que Compañía General de Combustibles (CGC) contribuirá con la justicia en todo lo que resulte necesario".