Aldo Roggio
Aldo Roggio

El empresario Aldo Roggio ingresó esta tarde al Juzgado de Claudio Bonadio para prestar declaración indagatoria en el marco de la causa que investiga el supuesto pago de coimas por la obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

Fuentes judiciales confirmaron a Infobae que el empresario negocia con el magistrado pasar a formar parte de la lista de arrepentidos que colaboran con la investigación en torno a la causa por los cuadernos de las coimas K.

Roggio, titular de la poderosa constructora que lleva su apellido, había sido convocado para el martes, aunque sorprendió al aparecer esta tarde en los tribunales federales de Comodoro Py.

El empresario quedó imputado como partícipe necesario de presunta asociación ilícita por la que los principales directivos de empresas de primera línea entregaban coimas millonarias, principalmente a Roberto Baratta, mano derecha del por entonces ministro de Planificación, Julio De Vido.

Roggio aparece nombrado en el cuaderno del año 2008 que escribió Oscar Centeno. El 28 de mayo de aquel año, el chofer de Roberto Baratta explicó que fue a buscar al ex funcionario ahora detenido a la calle Tucumán al 400. Allí estaba Baratta con Rafael Llorens y Fabián García Ramón. "Se habían reunido con Roggio", señalaba la anotación de Centeno. Las oficinas de la empresa fueron allanadas la semana pasada por orden del magistrado.

Aldo Roggio es uno de los empresarios más importantes de la Argentina. Cordobés e ingeniero civil, desde 1999 es el presidente del holding en el que se convirtió la empresa familiar que fundó su abuelo, Benito Roggio, y que en la actualidad integran más de 30 empresas con casi 14.000 empleados en Argentina, Uruguay, Perú, Paraguay, Panamá y Brasil.

Seguí leyendo:

NOTICIA EN DESARROLLO