Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta involucrado en el escándalo de los bolsos con dinero, echó a su abogado, Norberto Frontini, y en su lugar le fue designado por sorteo un defensor oficial, el letrado Gustavo Kollmann.

Se espera que hoy a primera hora Centeno declare en indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio.

Fuentes ligadas a la investigación creen que la jugada del cambio de abogado podría adelantar la decisión del imputado de convertirse en un arrepentido.

El escándalo se desató luego de que el periodista de La Nación Diego Cabot entregara a la Justicia ocho cuadernos con supuestas anotaciones de Centeno que describen un circuito de recaudación que incluía bolsos con dinero y que terminaba en el departamento de Néstor y Cristina Kirchner.

El fiscal federal Carlos Stornelli informó que están investigando una "asociación ilícita" entre empresarios de distintos sectores y ex funcionarios. El movimiento de dinero ascendería a los USD 160 millones.

Seguí leyendo: