Luciano de Privitellio será el nuevo director del Museo de la Casa Rosada
Luciano de Privitellio será el nuevo director del Museo de la Casa Rosada

El historiador Luciano de Privitellio será el nuevo director del Museo de la Casa Rosada, confirmaron fuentes de la Secretaría General de la Presidencia. Juan José Ganduglia, quien venía dirigiendo la entidad que durante los años kirchneristas se llamó Museo del Bicentenario, decidió jubilarse y así quedó el camino allanado para el prestigioso académico que, desde la llegada de Cambiemos al Gobierno, ocupa el cargo de director de Asuntos Culturales.

De Privitellio es investigador del CONICET y autor de distintos libros y compilaciones, como  Vecinos y Ciudadanos. Política y sociedad en la Buenos Aires de entreguerra, pero sin duda fue La Argentina en la escuela: la idea de nación en los textos escolares, que escribió con Luis Alberto Romero, la obra que lo llevó a interesarse por los avatares del Museo que está en lo que fueron los sótanos de la Aduana Taylor.

Es que en los años del mandato de Cristina, el Museo se convirtió en sede del relato K de la historia, una especie de revisionismo pero sin argumentación histórica, con espacios desmesurados para Héctor Cámpora, por ejemplo, frente a la ausencia explícita de Bartolomé Mitre, Juan José de Urquiza o Julio Argentino Roca, por dar algunos nombres. De Domingo Faustino Sarmiento solo había un escritorio que utilizó durante sus años de presidente, que tenía como inscripción que había sido comprado en Europa.

Arquitectónicamente, el Museo del Bicentenario fue reconstruido en los años del kirchnerismo con elementos de alta calidad arquitectónica y a pesar de estar en un sótano tiene luminosidad natural en varios techos y paredes, pero los videos y guiones, producidos por Tristán Bauer y escritos por Jorge Giles, eran considerados por los profesionales de la historia como propaganda.

En el Museo de la Casa Rosada hay 10.000 piezas que pertenecieron a los ex presidentes.
En el Museo de la Casa Rosada hay 10.000 piezas que pertenecieron a los ex presidentes.

De Privitellio fue el encargado  de reponer una historia de los presidentes fuera de todo maniqueísmo y con cánones profesionales. "No hicimos deskirchnerización", declaró a Infobae apenas reinaugurado el Museo y explicó que "el principal problema que tenía la muestra es que era una celebración del propio gobierno" donde la mitad de los 14 arcos estaban dedicados al peronismo y al kirchnerismo. "El otro problema era el relato, la idea de que un museo debe ser un relato de buenos y malos, gente que era extremadamente mala y otra extremadamente buena, que terminaba con una especie de apoteosis, que era el gobierno de Cristina Kirchner".

Ganduglia, que ya pidió la jubilación para cumplir se dedicará a poner en orden las donaciones museológicas que recibe la Universidad Austral, es un museólogo reconocido pero nada hizo para evitar que se instalara el relato maniqueo de la historia argentina en los años K. También se adaptó al cambio de Gobierno, sin intervenir en los nuevos contenidos, que están legitimados por las distintas vertientes académicas de la historia.

Hubo una muestra temporaria dedicada a Arturo Illia
Hubo una muestra temporaria dedicada a Arturo Illia

El Museo de la Casa Rosada expone 10.000 piezas históricas que pertenecieron a los presidentes de la República Argentina, y también contiene la obra mural Ejercicio Plástico del artista mexicano David Alfaro Siqueiros. Tiene 5.000 metros cuadrados, por eso es habitual que sus instalaciones se utilicen para homenajear a las grandes delegaciones extranjeras que visitan nuestro país.

También tiene un espacio para exposiciones temporarias. En este momento hay una muestra de figuritas de álbumes de los mundiales que fue inaugurada por Mauricio Macri y el ministro de Cultura, Pablo Avelluto. El Presidente también inauguró una muestra por los 70 años de voto femenino, que destacó a las mujeres que lucharon por ese derecho, como Julieta Lanteri, y visibilizando la primera experiencia de voto femenino en el país, que fue en San Juan en 1928, con Federico Cantoni como gobernador de la Unión Cívica Radical Bloquista.