Esta tarde, en un clima de expectativa por la licitación de Lebacs, los ministros de Finanzas y Hacienda, Luis Caputo y Nicolás Dujovne, dieron una conferencia de prensa en el contexto de la colocación de dos bonos en pesos.

Caputo expresó la conformidad del Gobierno por lo logrado: "Hicimos la licitación en el peor día para los mercados emergentes del año. Un mayor voto de confianza por el país, por el Presidente y por las políticas económicas que estamos siguiendo es imposible de ver". 

El funcionario prefirió hablar de "turbulencia cambiaria" -no de crisis- y aseguró que no hubo "ningún problema con las Lebacs", aunque no dio las cifras concretas: "El número que lo anuncie el presidente del Banco Central, pero no hubo ningún problema como se esperaba".

Caputo explicó que se licitaron dos bonos en pesos a tasa fija, uno a cinco años y otro a ocho años. Por el primero se aceptaron ofertas de $36.872 millones a tasa de 20%. Por el segundo, $36.378 millones a 19%. Un total de $73.249 millones.

Nicolás Dujovne y Luis Caputo
Nicolás Dujovne y Luis Caputo

Este martes, Finanzas anunció la emisión de dos bonos del Tesoro a tasa fija que complementaron la licitación de Lebacs. Tienen vencimiento en 2023 y 2026, y tasa de 16% y 15,5%, respectivamente. Según trascendió, los fondos BlackRock y Templeton, ambos de EEUU, fueron los protagonistas de la licitación.

También se refirió a las negociaciones con el FMI y reiteró el rumbo de la Casa Rosada: "Lo hicimos para acceder a un crédito de manera preventiva.  Lo que hemos hecho fue reconocer que hay un nuevo escenario internacional. En nuestro camino gradual hacia el equilibrio fiscal todavía dependemos del financiamiento y la Argentina depende del externo".

"La reacción de hoy de los inversores muestra que cuando uno hace las cosas bien no hay que preocuparse más de la cuenta. Hay que ocuparse y es lo que hemos hecho. Creemos que estamos volviendo a un escenario de menor volatilidad, porque situaciones como esta generalmente muestran mucha confianza en los mercados locales, en el resto de los inversores institucionales también. Es una señal que no le pasa desapercibida a nadie", completó.

Por su parte, Dujovne se mostró en sintonía con el optimismo y expresó: "Demostramos que tenemos todas las herramientas posibles para llevar tranquilidad".

Sobre el dato de inflación de abril, que fue de 2,7%, el ministro reiteró que "el 15% anual es una meta, no un pronóstico" y vaticinó: "Estamos convencidos de que va a bajar. En mayo vamos a tener una tasa de inflación más baja que en abril. Si el tipo de cambio no hubiera tenido este episodio, hubiera sido marcadamente más baja".