La accidentada sesión durante la cual el ministro de Finanzas, Luis Caputo, brindó un informe de gestión a diputados y senadores terminó con un confuso escándalo.

El presidente de la comisión bicameral de deuda, José Mayans, ordenó interrumpir el encuentro cuando la diputada kirchnerista Gabriela Cerruti se paró y se quejó en público por un mensaje que el funcionario le envió en un "papelito" a través de un secretario. "Levantá la sesión, nos vamos", se escuchó decir al funcionario en la transmisión oficial.

Video: Gabriela Cerruti habla del "papelito" de Caputo

"Mi hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala :)", decía el pedazo de papel que mostró la referente kirchnerista. El gesto fue interpretado como una ofensa. Cerruti acusó al ministro de haber ejercido violencia de género y aseguró que la frase buscaba condicionarla antes de su intervención en la sesión. Además, dijo que maneja información sensible sobre los negocios del funcionario porque escribió el libro El Pibedonde expone una visión crítica sobre la actividad privada del presidente Mauricio Macri y varios de sus allegados.

"Me mandó el papelito con un secretario, me hizo señas y me pidió que lo lea. Soy una diputada, no me puede mandar un papelito en el medio de una sesión, no lo conozco.  Tiene que rendir cuentas, está mintiendo desde el primer momento", explicó Cerruti.

Y continuó: "O es una amenaza, o es una banalización, o como lo quieras llamar. Es machista, es misógino, es todo eso".

Gabriela Cerruti muestra el papel de la polémica (Foto: Maxiliano Luna)
Gabriela Cerruti muestra el papel de la polémica (Foto: Maxiliano Luna)

Agustín Rossi, presidente del bloque del Frente para la Victoria, calificó el gesto del ministro como una falta de respeto y pidió su renuncia. En tanto, Fernando Espinoza aclaró que aún faltaba que 10 legisladores expusieran sus preguntas.

Video: Caputo escribe el "papelito" de la polémica

El diputado nacional Eduardo Amadeo fue el único representante del oficialismo que intentó darle una explicación a lo acontecido. Según relató, Cerruti "de manera intempestiva" hizo una referencia sobre los hijos de Caputo. "Entonces, Caputo le contestó que tiene dos hijas, es lo que haría cualquier padre que se siente así", desarrolló.

Antes, en un debate de casi cuatro horas, Caputo explicó el programa de endeudamiento del gobierno nacional, se defendió de las denuncias por conflictos de intereses y tuvo un cruce con Axel Kicillof. También hubo una nota oscura: en el medio de la discusión, se cortó la luz.