Un corte de luz sorprendió hoy a todos en el Senado de la Nación, cuando el ministro de Finanzas de la Nación Luis Caputo respondía las preguntas de los legisladores de la oposición por sus presuntas cuentas no declaradas en el exterior y aspectos sobre la política económica del Gobierno.

Por primera vez, Caputo asistió este miércoles ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda, luego de que saliera a la luz su participación en cuentas offshore a raíz de la investigación conocida como "Paradise Papers".

El trámite se desarrollaba con normalidad hasta que, a las 12:05, los legisladores se quedaron completamente a oscuras.

En un marco de sorpresa por el insólito hecho, el presidente de la bicameral, José Mayans, pidió a los presentes que se quedaran sentados para que la reunión no se frenara, por lo que el encuentro continuó a viva voz.

Cuando volvió la luz, a las 12:17, el diputado del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) Nicolás del Caño estaba en plena exposición, sin micrófono. "¡De vuelta no, Nico!", le advirtieron.

"Escandaloso. La que faltaba para completar la parodia de interpelación a Luis Caputo: de pronto se cortó la luz. Una avivada más o una muestra más de la Argentina de los tarifazos de Aranguren", opinó el diputado al respecto en su cuenta de Twitter.

Durante su informe, Caputo se defendió de las acusaciones de la oposición al afirmar que poseer este tipo de sociedades fuera del país "no es delito" y se trata de "una práctica común". "El único tema es tenerlas declaradas", indicó.

"Claramente no es delito el tema de las offshore. Piénsenlas como una caja de seguridad. Se usan porque son jurisdicciones impositivamente neutras y esto facilita mucho. Y también por seguridad jurídica. Es esencialmente por eso", consideró el titular de Finanzas.

La sesión bicameral estuvo enrarecida por un corte de luz y los cruces tensos entre los legisladores
La sesión bicameral estuvo enrarecida por un corte de luz y los cruces tensos entre los legisladores

Caputo se hizo presente ante el Congreso por la información difundida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, que reveló que antes de asumir en el cargo de ministro, administró inversiones en las Islas Caimán y Delaware, dos jurisdicciones donde rigen el secreto y las ventajas fiscales.

Según el artículo 12 de la Ley de Ética Pública, todos los funcionarios cuyo acceso a la función pública no sea resultado directo del voto están obligados a incluir en su declaración jurada patrimonial sus antecedentes laborales. Estos datos no habían sido suministrados por el titular de Finanzas.

A lo largo de la exposición hubo momentos tensos cuando intervinieron el ex ministro de Economía kirchnerista, Axel Kicillof, o el jefe de la bancada del FPV, Agustín Rossi, quienes insistieron en el "conflicto de intereses" y la supuesta incompatibilidad del funcionario para ejercer cargos públicos por su participación en empresas en el exterior.

Al respecto, el ministro rechazó las acusaciones que le endilgaron haber asumido como funcionario con la supuesta intención de "favorecerse".

"Si hubiera querido beneficiarme, me hubiera quedado en el sector privado", sostuvo el funcionario ante los legisladores reunidos en el Salón de las Provincias del Palacio Legislativo.

La accidentada sesión bicameral concluyó a las 13:10 en medio de exabruptos de parte de legisladores del Frente para la Victoria que reclamaban a los gritos hacer uso de la palabra, lo que motivó a José Mayans a levantar la audiencia "por desorden".

Seguí leyendo: