El presidente Mauricio Macri, durante la presentación del G20 en Argentina
El presidente Mauricio Macri, durante la presentación del G20 en Argentina

La Cumbre de Líderes del G20 se desarrollará en Buenos Aires del 30 de noviembre al 1 de diciembre de este año. Participarán los 19 jefes de estado del Grupo, más la Unión Europea y los países invitados. En total, se esperan 7.000 personas, entre ellas presidentes, ministros, funcionarios políticos y cerca de 3.000 periodistas.

Organizar ese "monstruo" supone un gran desafío para la Argentina como presidente del foro, pero también para quien se ocupe de cumplir operativamente las directrices de la Unidad G20. Esa empresa o UTE (Unidad Temporal de Empresas) deberá satisfacer los requisitos de un exigente pliego que se publicará en el Boletín Oficial en los próximos días; la licitación se adjudicará en marzo.

El Gobierno destinará 1.072.000.000 de pesos -aproximadamente 53 millones dólares, que incluyen impuestos y honorarios proyectados al IPC para el año- a la organización integral del evento.

Las empresas deberán contar con domicilio en el país. En caso de que se trate de firmas extranjeras, tendrán que contar con una sucursal nacional debidamente registrada. Una sola empresa o UTE se ocupará de todo: la infraestructura, el catering, el servicio de acreditaciones, los traslados, las actividades recreativas, los uniformes, el tendido de redes, el servicio de internet, el servicio de traducción simultánea, el personal de asistencia, el relevamiento fotográfico y video, el servicio de limpieza, servicio de ambientación, servicio de diseño, la dirección técnica,la coordinación, y los extras.

El operativo, además, incluye bienes de uso, espacios, vehículos y choferes, intérpretes, comidas, refrigerios y mozos, y, todos los recursos humanos asociados. Todo para "la puesta en marcha, operación, coordinación y funcionamiento del evento".

La "cumbre planner" que gane la licitación se ocupará hasta de los obsequios protocolares que se llevarán las delegaciones que visiten el país.

El pliego es claro en cuanto a las exigencias, se esperan "los más altos estándares de protocolo, seguridad y organización logística, adoptándose los recaudos de sustentabilidad adecuados que garanticen el mejor impacto al ambiente, condiciones éticas, así como el cumplimiento de la legislación laboral vigente, en especial lo que se relaciona con condiciones dignas y equitativas de trabajo".

Sherpas y delegados en Bariloche
Sherpas y delegados en Bariloche

Cómo se elegirá al ganador de la licitación

Se elaboró una matriz para evaluar a los candidatos y, finalmente, tomar una decisión. El 40% dependerá del precio. Un 30%, de la Capacidad Técnica. Un 15% de la "Capacidad Operativa" y el 15% restante, de la "Capacidad Económico-financiera".

El postulante deberá acreditar "un mínimo de dos antecedentes en la organización general de eventos internacionales con participación de delegaciones oficiales de otros países y con presencia de autoridades de nivel de Jefes de Estado o de Gobierno y cobertura de prensa", realizados entre los años 2012 a 2018 inclusive.

Además, deberá tener una antigüedad mínima de 10 años en el rubro. En caso de UTE, al menos una de sus integrantes deberá cumplir con ese requisito.

Los 1.072.000.000 millones de pesos son una cifra impactante pero aún así, y manteniendo el estándar que una cumbre como esta requiere, la idea es lograr "una organización austera".

El presupuesto no incluye la hotelería ni los gastos de las delegaciones, que corren por cuenta de los países miembro y generarán ingresos para el país. Tampoco estipula los gastos de seguridad, que contarán con un presupuesto propio.

En términos de gasto, explican que más del 20% del total volverá en impuestos, ya que todo sucederá en la Argentina.

LEA MÁS: