Kevin O’Reilly, encargado en el Departamento de Estado de la relación con la Argentina (Nicolás Stulberg)
Kevin O’Reilly, encargado en el Departamento de Estado de la relación con la Argentina (Nicolás Stulberg)

La cena anual del Centro de Estudios Americanos fue la ocasión para presentar en sociedad a Kevin O'Reilly, el diplomático que desde hace pocas semanas se ocupa en el Departamento de Estado de las relaciones entre los Estados Unidos y la Argentina.

Al realizar el discurso de cierre en la comida que se realizó en el Alvear Palace Hotel, O'Reilly destacó la preocupación que su país y la Argentina comparten en torno a la situación de Venezuela, "que no puede elegir sus gobernantes de manera libre, sin interferencias". Y también se refirió a otra coincidencia en materia de política exterior, en este caso, en torno a la grave situación que está provocando Corea del Norte. "Cuando Argentina habla (de este tema), lo hace con autoridad", resaltó, en relación a la firma del Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares realizado en 1995, que llevó a que el país discontinuara en forma sostenida el uso de uranio altamente enriquecido en sus reactores de investigación.

O'Reilly, cuyo último destino fue como embajador en Panamá, aprovechó la ocasión para recordar que sus hijos nacieron en la Argentina, cuando él cumplía funciones diplomáticas en Buenos Aires, y por eso "se ponen la camiseta equivocada" cada vez que hay partidos de fútbol.

Desde las mesas, lo escuchaba el titular del CEA, Luis María Savino, el consultor petrolero Tomás Hess, los diputados Marco Lavagna, Graciela Camaño, Silvia Lospennato y Karina Banfi, el sindicalista Rodolfo Daer, los ruralistas Luciano Miguens y Mario Llambías, el presidente  de AMCHAM, el abogado Mauricio D'Alessandro, el analista internacional Jorge Castro, el ex apoderado del PJ Jorge Landau, el consultor político Gustavo Marangoni, entre más de 200 personas que colmaron el salón del hotel de la Recoleta.

Los diputados Marco Lavagna y Graciela Camaño (Nicolás Stulberg)
Los diputados Marco Lavagna y Graciela Camaño (Nicolás Stulberg)

Antes hablaron Juan Alejandro Tobías, rector de la Universidad del Salvador, Savino y el encargado de Negocios de la embajada norteamericana, Albert Kraimoore, quien destacó el liderazgo local y regional del presidente Mauricio Macri, además de las políticas que está desarrollando, a las que definió como "un modelo de futuro".

En la cena anual del CEA, que este año cumplió 27 años, se entregaron diplomas a los dirigentes argentinos que participaron de actividades en Washington en el último año, y también se le entregó el premio Puentes de América a O'Reilly.

CEA tiene convenios de cooperación con la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AMCHAM), la Universidad del Salvador (USAL) y el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que colaboraron con la Cena Anual que se realizó en el Alvear.

LEA MÁS: