Desde este lunes, las opciones para almorzar los lunes en el comedor de la Casa Rosada estarán acotadas a menúes veganos. Desde Mauricio Macri hasta los empleados que trabajan en la Casa de Gobierno no podrán comer productos de origen animal.

El cambio fue implementado ayer en Casa Rosada y la carta -que fue bautizada como "lunes vegano"- contempla berenjenas parmesanas veganas o tarta de hongos y tofu. De postre, peras cocidas con té o fruta del día. La semana que viene, las opciones serán parrillada de tofu, vegetales y hongos portobello o tarta ratatouille.

Parece que no todos los funcionarios aceptaron el cambio. Sucede que en los pasillos de la Casa Rosada circularon este mediodía mozos con bandejas que llevaban platos alternativos. Algunos con carne, contaron. Hecho el menú, hecha la trampa.

Otros trabajadores de Casa de Gobierno eligieron sandwiches. Hubo dos opciones: crudo y queso y pollo.

El resto de los días, las opciones de almuerzo son las habituales: hamburguesas de cordero, bondiola braseada, canelones de verdura, hamburguesa de remolacha, sopa, curry de arroz vegetariano, pollo a la mostaza, tartas o ensaladas.

Desde que Macri desembarcó en el Gobierno, la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Fernando De Andreis, hizo retoques en el comedor de la Casa Rosada, tanto en el precio del almuerzo como en la calidad de los productos. A mediados de mayo, el precio del menú pasó de 50 a 65 pesos, un aumento del 30 por ciento.

Cuando el macrismo se instaló en Balcarce 50, el valor del plato era de 3 pesos. A los pocos meses pasó a 25 y luego a 50 pesos -un incremento del 100%-, en junio del año pasado, hasta hoy. El encargado de la cocina de la Casa de Gobierno es el chef Dante Liporace.