— Por su experiencia en la comisión de Lucha contra el Narcotráfico y Adicciones debe haber recibido una gran cantidad de pedidos de familias para poder hacer uso del cannabis medicinal en casos específicos. ¿Es así?

— Sí, hace tiempo venimos recibiendo grupos de madres que vinieron a la Cámara para hablar de los casos de sus hijos con epilepsia refractaria, chicos y adolescentes a quienes los medicamentos no les surten efecto. Son chicos que tienen 200 convulsiones diarias, que le provocan la muerte de miles de neuronas, lo que altera a todo el grupo familiar, por supuesto. Ellas nos contaron que a través de literatura que encontraron en la web se fueron vinculando con padres de otras partes del mundo, donde vieron casos de que a partir del uso del cannabis medicinal que se denomina, a partir del cual hay casos en los que ha disminuido el nivel de convulsiones no les surten efecto. No hay estudios clínicos científicos que acrediten que esa molécula de la marihuana acrediten esos efectos, sí tenemos la evidencia empírica de casos concretos que nos muestran los padres. Por eso, luego de profundizar el tema, luego de que un laboratorio británico esté en la fase tres de un proceso de investigación que termina en la fase cuatro, que involucra la experimentación en seres humanos, nos pusimos a ver la necesidad de regular el tema. La mamá no puede cultivar en su casa, hacer un extracto de aceite, hacer unas gotitas, en algunos casos hasta puede ser tóxico para el paciente.

— Pero se mandaba a buscar ilegalmente al exterior, ¿no es cierto?

— Se mandaba a buscar un poco clandestinamente, pero este año el ANMAT, el organismo nacional que regula los medicamentos, tomó la decisión de descomprimir este problema de la ilegalidad de la obtención importación del aceite. Se llama Aceite de Charlotte, que se produce en los Estados Unidos como suplemento dietario o como uso compasivo, no como medicamento, no está habilitado por la FDA. El ANMAT permite la importación, entra en la web, tiene el pedido del médico que certifica la dolencia y lo puede importar legalmente. A partir de enero/febrero ya está habilitado, aunque solo resuelve parcialmente el problema. Hay que ver el problema en su totalidad, porque hay dos bibliotecas en el Congreso. Una parte quiere habilitar el cultivo de parte de las padres, hay una ONG Mamá Cultiva, y muchos diputados de distintos partidos políticos están en eso, porque si esto funcionó, hay que habilitarlo. Otros decimos que no, porque detrás del cultivo medicinal está el cultivo para uso recreativo. No me niego a ese debate, pero son dos cosas distintas.

— Claro, ¿porque cómo se controla si lo estoy usando para uso medicinal o recreativo? Cambiemos, entonces, solo habilitó la discusión

— En la última década, el titular del Sedronar dijo que el consumo de marihuana en la Argentina se triplicó. Si hay que discutirlo, discutámoslo, pero yo necesito tener más información. Cambiemos dice que hay una ley de medicamentos que hay que respetar, no cualquier sustancia es un medicamento. Hay grandes laboratorios que están investigando, buscando las patentes obtener el negocio de la fabricación, pero aún no está regulado en ningún lado del mundo. Pero en la Argentina se tiene que involucrar el Ministerio de Salud que tiene que regular, hay que poner plata en el presupuesto para que se inicie la investigación, que estén las universidades, que haya un observatorio donde también participen las ONGs.

— Una cosa es que la investigación la haga la universidad, que sea pública o privada, pero que no sea una investigación para cultivar en el fondo de la casa

— Es parte de los proyectos de algunos legisladores, que esconden el propósito de la marihuana recreativa. No nos negamos a ese debate, pero no mezclemos. El cannabis tiene más de 400 componentes, el THC es el que me vuela, el recreativo, y el CBD el que tiene los efectos anticonvulsivos, el que me baja. Si yo en mi casa hago el producto no va a funcionar, lo tiene que hacer un laboratorio. Hoy va a hacer un rico debate y esperamos dar una respuesta a los que nos están reclamando una respuesta. Será un plenario de la comisión de Seguridad Interior, la comisión de Salud, la comisión de Adicciones y Narcotráfico, seguramente habrá un rico debate y prolongado. Hicimos un proyecto de ley en Cambiemos y ojalá podamos tener una resolución favorable que resuelva los problemas de la gente.