Finalmente el juez Marcelo Martínez de Giorgi levantó el pedido de detención contra Hebe de Bonafini y la dirigente partió desde la sede de Madres de Plaza en Mayo, en el barrio porteño de Congreso, rumbo a Mar del Plata a bordo de una combi, escoltada por una caravana de vehículos con simpatizantes y dirigentes kirchneristas.

Bonafini saliendo de la sede Madres
Bonafini saliendo de la sede Madres

Asimismo, el magistrado también otorgó a Bonafini la exención de prisión bajo caución juratoria, es decir, de palabra. De esta manera, Martínez de Giorgi hizo lugar al pedido que habían presentado este mediodía los abogados de la dirigente.

En su decisión, el juez tuvo en cuenta la manifestación de voluntad de Bonafini de presentarse en la causa, que hasta hoy no lo estaba. Más allá de esto, no fijó nueva fecha para la declaración, que en principio se había especulado podía ser el lunes en la sede de Madres.

En tanto, el magistrado no tomará solamente en cuenta el tema de la edad -Bonafini tiene 87 años y sus defensores lo habían puesto como argumento- y pedirá a los abogados más argumentos que expliquen por qué debe declarar sobre el desvío de fondos de la Fundación Sueños Compartidos.

 
Andrés “Cuervo” Larroque viajó junto a Bonafini
Andrés “Cuervo” Larroque viajó junto a Bonafini

El juez también tuvo en cuenta la conmoción pública que podía causar mantener la situación de detención de Bonafini en virtud de lo que pasó ayer, cuando sus seguidores impidieron que sea detenida.

"Celebro la presentación y la muestra de racionalidad", indicó Martínez de Giorgi en una rueda de prensa de la que participó Infobae.

El juez le impuso a Bonafini algunas condiciones: constituir domicilio, o ausentarse más de 24 horas del domicilio cuando vuelva de Mar del Plata. Y tiene que pedir autorización para salir del país.

Bonafini saluda antes de partir rumbo a Mar del Plata
Bonafini saluda antes de partir rumbo a Mar del Plata